Miércoles, 23 de Diciembre de 2009

¿Quién reemplazará a Steve Ballmer en Microsoft?

Así se lo quieren dejar al actual CEO de la bestia del software que fue señalado por el semanario Newsweek como el culpable de que Redmond haya perdido todo en el mercado de las nuevas tecnologías durante los últimos 10 años: ¿tambalea su presencia en la multinacional?. No es poco saber que Steve Ballmer está a punto de cumplir una década como CEO desde que Bill Gates comenzó a interesarse por otras actividades más allá de la venta de software, como hacer creer al mundo que es un hombre caritativo y filántropo inconmensurable. Según la polémica publicación, en la última década Microsoft entró en una espiral de caída libre y todos los dedos señalan la pelada de Ballmer. Entre sus fracasos rotundos están el Windows Vista y la devaluación de las acciones de la empresa en un 50%. Como contrapartida, Google y Apple fueron los dos enemigos que jamás supo enfrentar y ya está resignando posiciones en dos mercados importantes, el de las búsquedas y en el de los MP3. “Es un gritón y tiene pinta de matón. No es el tipo más fácil para trabajar. Si en lugar de en Microsoft trabajara en otra compañía este tipo estaría en problemas”, dicen los malos de Newsweek en la nota. ¿Cómo pudo haber llegado tan lejos semejante mentecato? La revista atribuye el liderazgo de Ballmer a la amistad que mantiene con Bill Gates desde la universidad y que en la actualidad no hay un heredero claro en la plantilla de Redmond que se identifique tanto con la empresa como él. Mientras tanto quienes ponen plata e invierten en el monstruo del software está comenzando a inquietarse y se estima que pronto pedirán una reorganización en la cúpula directiva: claro, la primera calva en rodar sería la de Steve. ¿Quién creen que podría reemplazarlo? ¿La vuelta de  Bill Gates sanearía Microsoft?

Así se lo quieren dejar al actual CEO de la bestia del software que fue señalado por el semanario Newsweek como el culpable de que Redmond haya perdido todo en el mercado de las nuevas tecnologías durante los últimos 10 años: ¿tambalea su presencia en la multinacional?.

No es poco saber que Steve Ballmer está a punto de cumplir una década como CEO desde que Bill Gates comenzó a interesarse por otras actividades más allá de la venta de software, como hacer creer al mundo que es un hombre caritativo y filántropo inconmensurable.

Según la polémica publicación, en la última década Microsoft entró en una espiral de caída libre y todos los dedos señalan la pelada de Ballmer. Entre sus fracasos rotundos están el Windows Vista y la devaluación de las acciones de la empresa en un 50%.

Como contrapartida, Google y Apple fueron los dos enemigos que jamás supo enfrentar y ya está resignando posiciones en dos mercados importantes, el de las búsquedas y en el de los MP3.

“Es un gritón y tiene pinta de matón. No es el tipo más fácil para trabajar. Si en lugar de en Microsoft trabajara en otra compañía este tipo estaría en problemas”, dicen los malos de Newsweek en la nota.

¿Cómo pudo haber llegado tan lejos semejante mentecato? La revista atribuye el liderazgo de Ballmer a la amistad que mantiene con Bill Gates desde la universidad y que en la actualidad no hay un heredero claro en la plantilla de Redmond que se identifique tanto con la empresa como él.

Mientras tanto quienes ponen plata e invierten en el monstruo del software está comenzando a inquietarse y se estima que pronto pedirán una reorganización en la cúpula directiva: claro, la primera calva en rodar sería la de Steve. ¿Quién creen que podría reemplazarlo? ¿La vuelta de  Bill Gates sanearía Microsoft?


Últimos lanzamientos Ver más