Viernes, 22 de Febrero de 2019

Anthem marca un nuevo paso en falso para Bioware

La compañía había perdido a muchas de sus figuras claves y experimentó grandes problemas durante el desarrollo del juego.

Bioware es una de las grandes compañías en la historia de los videojuegos. Solo para mencionar algunos títulos, ha sido responsable de las sagas Baldur’s Gate, Mass Effect y Dragon Age. Sin embargo sus últimas producciones no han sido tan exitosas. Anthem fue señalado como el juego que podría devolverle a la empresa su posición dentro de la industria y la consideración de los aficionados. Sin embargo la opinión de los críticos, jugadores y los primeros resultados a nivel comercial parecen apuntar en otra dirección.

La premisa

Anthem es un looter shooter, un juego de disparos en el que la principal recompensa es obtener mejor equipo para ser más eficiente en el siguiente combate. Está ambientado en un mundo alternativo, avanzado tecnológicamente, en el que una serie de aventureros (freelancers) equipados con trajes a la ironman (Javalinas) combaten a las fuerzas del mal. Como ha sido oportunamente señalado, es similar en su propuesta a juegos como Destiny.

La promesa

Bioware ha sido conocida desde siempre como una de las empresas que mejores historias ofrecía a los jugadores. No solo por el relato en sí, sino por la manera en que este afectaba el desarrollo del juego. Sin embargo en los últimos años los aficionados han sufrido más de una desilución. Anthem es el resultado de 6 años de trabajo y por dicha razón se esperaba mucho de esta producción.

La realidad

El juego fue lanzado y recibido con una mezcla de entusiasmo, decepción y más decepción. Las mecánicas de juegos han sido destacadas como interesantes (los protagonistas pueden volar, lo que implica un campo de batalla con un despliegue en tres dimensiones). Los gráficos, sin ser los prometidos en los trailers hace tiempo son muy buenos, y el sonido y las actuaciones de buena calidad.

El problema para Anthem es que los jugadores han encontrado que el contenido es repetitivo.  Las misiones no tienen muchas variaciones en mecánicas o enemigos, y las tareas a completar han sido calificadas como tediosas.

Sin embargo los defectos más graves del juego parecen ser otros. Por un lado una enorme cantidad de errores. Por otro, y posiblemente el peor de todos, una gran cantidad de pantallas de carga. En los casos más extremos, algunos jugadores han descubierto que de los 9 minutos que les tomó completar una misión, 5 los pasaron en pantallas de carga.

El futuro

Todo esto parece señalar que Anthem y Bioware tienen un futuro muy difícil por delante. Lo que resulta alarmante considerando la costumbre que tienen empresas como EA, compañía propietaria de Bioware, de desmantelar estudios.

Últimos lanzamientos Ver más