Jueves, 20 de Diciembre de 2018

Apple afirma que la curvatura de los iPad Pro no es un defecto

La forma que adquiere el armazón es un efecto secundario del enfriamiento del metal y el plástico del dispositivo durante la producción. Algunos usuarios afirman que ha aparecido con el tiempo y no estaba presente al comprar el producto.

Apple ha salido a confirmar y aclarar las versiones que señalaban que la serie 2018 de los iPad Pro presentaba una curvatura sobre su armazon. Lo ha confirmado porque la compañía admite que es así, en varias unidades puede observarse esta forma. Pero también ha aclarado que dicha característica no implica un defecto en el producto.

Según la compañía esta forma, presente en algunos ejemplares del iPad, es en realidad un efecto secundario del proceso de fabricación. Se produce durante el enfriamiento del metal y los componentes de plástico.

Apple señala que esta característica no debería suponer ningún tipo de defecto en el funcionamiento del dispositivo o vulnerabilidad adicional en la estructura del mismo. Tampoco se trata de una cualidad que vaya a acentuarse con el tiempo.

El problema es que las historias de los dispositivos deformados de forma accidental han sido parte de la vida de Apple (y otras compañías) durante años. Los usuarios nunca han sido muy felices al notar que sus dispositivos, por los que han pagado un precio importante, se han vuelto algo más peculiares que otros. Aunque la empresa insista que no se trata de un defecto será difícil que los consumidores acepten esa caracterización.

Por otro lado algunos usuarios han señalado que la curvatura de sus dispositivos apareció con el tiempo y luego del uso normal y cotidiano. Los foros y las redes sociales se han poblado de ejemplos en los que pequeños accidentes o un poco de presión han provocado la aparición de esta curva en el chasis.

Últimos lanzamientos Ver más