Martes, 17 de Junio de 2014

Apple llega a un acuerdo por el caso de los e-books

La compañía había sido acusada de maniobras ilegales para fijar precios a niveles superiores. Junto a las principales editoriales de los Estados Unidos había presionado a Amazon para cambiar su modelo de precios.

Como suele ocurrir, siempre que se puede llegar a un arreglo y evitar las complicaciones de un juicio las empresas se disponen a realizar ajustes en sus prácticas. Para Apple el riesgo suponía el pago de unos USD 840 millones. La compañía había sido acusada de realizar acciones para fijar el precio de los libros a un nivel mayor al que hubieran alcanzado normalmente. Se sostenía que para lograr su objetivo Apple había utilizado un esquema ilegal en un acuerdo con las editoriales encargadas de los e-books. Dado que los consumidores habrían sufrido un sobrecargo en sus compras de unos USD 280 millones se esperaba que el castigo sobre la compañía fuera el triple de esa suma.

El juicio iba a comenzar en julio de 2014. Un juez federal de Manhattan ha ordenado a la empresa y sus adversarios que completen una presentación que será sometida a la aprobación de las autoridades judiciales. A pesar del acuerdo Apple sigue sosteniendo que no realizó ninguna maniobra ilegal.

El gobierno de los Estados Unidos había liderado la demanda contra Apple y 5 de las grandes editoriales de dicho país en 2012. Apple habría establecido acuerdos con estas empresas para vender los libros en formato digital bajo un modelo de precios que hacía que la mayoría de los libros fueran más catos. Las editoriales establecían los precios y Apple se llevaba el 30% de los ingresos. Apple y las editoriales utilizaron su influencia para forzar a Amazon a cambiar su modelo de precios. En ese momento dicha empresa, la número uno en ventas de libros, vendía ejemplares a USD 9,99, lo que muchas veces incluso suponía un valor por debajo del costo. Según la jueza Denise Cote resultaba claro que Apple había sido el centro de una conspiración. Un inspector fue desginado para seguir la evolución de las prácticas de la compañía creadora del iPhone.

El esquema de Apple suponía que las editoriales fijaban el precio de venta final, eliminando de esta manera toda competencia que pudiera surgir entre las empresas comercializadoras.  Bajo el nuevo esquema los best sellers subieron de unos USD 12,99 a unos USD 14,99.

Al parecer los abogados del gobierno y los consumidores han cerrado el acuerdo con Apple. Sin embargo, los detalles del mismo se suministrarán a las autoridades de forma sellada por lo que es imposible conocerlos. Se sabe sin embargo que la intención original del departamento de justicia no era tanto la indemnización a los consumidores como la adopción de medidas para prevenir la continuidad de las prácticas de la empresa.

Fuentes: Bloomberg, WallStreetJournal

Imagen: Slashgear

TAGS ,

Últimos lanzamientos Ver más