Lunes, 15 de Julio de 2019

El ejercito de los Estados Unidos desarrolla vehículos robóticos de combate

Aunque los robots no son una nueva incorporación, hasta ahora han sido utilizados solo en tareas de apoyo. Esta nueva iniciativa tiene como objetivo descubrir cuáles son las mejores maneras de emplearlos en el frente de combate.

El ejercito de los Estados Unidos ha decidido darle un nuevo impulso al uso de robots en el campo de batalla. La idea es que pasen de las tareas de soporte a las de combate.

Las primeras pruebas se realizarán durante 2020. Sin embargo no utilizarán vehículos destinados al combate, sino prototipos que servirán para probar las tecnologías que podrían ser incorporadas en el futuro.

Los vehículos robóticos de combate (RCV) están construidos sobre la base de un M113, un transporte de personal blindado. Su apariencia es similar a la de un pequeño tanque sin la torreta. Esta unidad será controlada por soldados que estarán a bordo de una unidad de transporte Bradley modificada conocida como MET-D.

Las primeras pruebas involucrarán dos unidades controladoras, cada una a cargo de dos RCVs.

En las siguientes pruebas se espera que una unidad de infantería utilice los RCVs en Europa durante mayo de 2020.

La siguiente evaluación tendrá lugar durante 2021, con una mayor cantidad de unidades robóticas involucradas.

En 2023 comenzará una nueva etapa de pruebas, esta vez con unidades robóticas de categoría media y pesada.

Objetivo

El trabajo realizado tiene como principal objetivo evaluar cuál es la mejor manera de utilizar vehículos robóticos en combate, cómo emplearlos sin poner en riesgo a los soldados en la línea de fuego.

Se espera que los RCVs pesados le den al ejército la misma capacidad de fuego que los vehículos acorazados actuales, con la ventaja de que al no tener una tripulación serán más pequeños, necesitarán menos armadura y podrán dedicar espacio a una mayor variedad de módulos.

Galería de Imágenes

Últimos lanzamientos Ver más