Jueves, 22 de Agosto de 2019

Los iPhone y los Samsung Galaxy emitirían más radiación de la permitida

Así lo apuntá una investigación realizada por el Chicago Tribune. En algunos casos la radiación que absorbería el cuerpo sería 5 veces mayor al límite de seguridad. Sin embargo no existe evidencia científica que demuestre que aún en dichos niveles exista un peligro para la salud.

Una investigación realizada por el Chicago Tribune ha revelado que los teléfonos de la línea Galaxy y los iPhones podrían estar emitiendo radiación de radiofrecuencia más allá de los límites establecidos por motivos de seguridad.

Según el reporte los smartphones de Samsung y Apple tienen el potencial para exceder el máximo impuesto por la FCC (Comisión Federal de Comunicaciones de los Estados Unidos) en hasta 5 veces la medida.

El límite establecido se basa en la cantidad de radiación que absorberá el cuerpo. Actualmente es de 1,6 Watts por kilogramo de tejido y según la FCC está muy por debajo de lo que se considera perjudicial.

Pruebas

El Tribune realizó pruebas con los iPhone 7, 8, 8 plus y X, los Galaxy S8, S9 y J3, los Motorola e5, e5 Play y g6 Play, y el Blu Vivo 5 Mini.

Los teléfonos fueron ubicados cerca de una mezcla de azúcar, agua y sal que simulaba el tejido corporal. Luego se procedió a medir el nivel de exposición.

En el caso del Galaxy S8 se registró un nivel de 8,22 Watts. Los niveles de absorción también fueron altos para el iPhone 7 y los otros tres modelos de la línea Galaxy.

Según el diario las pruebas muestran los peores escenarios posibles. Jay Moulton, el dueño del laboratorio en el que se probaron los teléfonos, tambien apuntó que la exposición obtenida solo podría suceder en situaciones muy específicas.

Consecuencias

La FCC ha prometido realizar nuevas pruebas por su cuenta, pero ha advertido que la metodología del Tribune fue muy limitada.

Por otro lado, aunque existen normas de seguridad para limitar los niveles de exposición, en realidad no existen pruebas científicas concluyentes que hayan demostrado que se puedan producir efectos nocivos en los niveles registrados.

En realidad, las consecuencias negativas a este tipo de radiación han sido detectadas recién en niveles 50 veces superiores al límite impuesto. Los límites son extremadamente estrictos por la enorme difusión que tienen los smartphones y la cantidad de tiempo en la que están en uso.

Galería de Imágenes

Últimos lanzamientos Ver más