Martes, 19 de Febrero de 2019

Mexico busca impulsar la bancarización a través de los smartphones

El gobierno de dicho país quiere implementar un sistema controlado por el banco central que le permita a sus ciudadanos realizar pagos y recibir dinero a través de los teléfonos.

El gobierno mexicano quiere que la población tenga nuevas opciones para acceder a los servicios financieros. Para tal fin está planeando el lanzamiento de un sistema de pagos digital controlado por el banco central que le permitirá a las personas realizar y recibir pagos a través de sus teléfonos móviles sin cargo alguno. El programa piloto conocido como CoDi comenzaría a funcionar en marzo.

Según el ministro de finanzas de dicho país, Arturo Herrera, “En el futuro no será necesario tener un banco en el sentido tradicional, un banco establecido. Los teléfonos móviles actuarán como bancos”.

A pesar de esta afirmación es muy probable que el sistema requiera de la colaboración de los bancos tradicionales para ser exitoso, al menos al comienzo. Otro problema a resolver es la infraestructura de las redes móviles, que en muchas áreas remotas es extremadamente deficiente.

Descontando estos inconvenientes las perspectivas son buenas y se cree que México tiene un gran potencial. Actualmente existen más de 42 millones de mexicanos sin cuentas bancarias. La idea del gobierno es reproducir las experiencias de otros países, como China o India, que han demostrado que la bancarización a través de dispositivos móviles puede ser muy exitosa. Sin embargo, en el caso de estos países el proceso ha sido impulsado en gran medida por el sector privado a través de aplicaciones simples y asequibles a los usuarios.

La iniciativa del gobierno ha sido bien recibida, pero las empresas del sector tecnológico no han visto con tan buenos ojos que se las haya dejado afuera.

El CoDi se lanzará con la colaboración de varios bancos tradicionales, incluyendo el Bancomer, Citibanamex, Banco Santander, entre otros. En esta etapa inicial los usuarios tendrán primero que abrir una cuenta en un banco, lo que puede desalentar a muchas personas. La participación de las fintech podría haber supuesto una alternativa.

Últimos lanzamientos Ver más