Lunes, 15 de Enero de 2018

Record: Argentina comercializa el iPhone X más caro del mundo

El valor del equipo en el país es de 2300 dólares, por encima de Brasil, donde se ofrece a 2200 dólares. En Estados Unidos, su precio es de 999 dólares más impuestos.

El iPhone X, considerado por Apple como su mejor smartphone fabricado hasta la fecha, ya se vende en Argentina a través de Frávega y OneClick, y desde el 29 de enero estará disponible vía Claro y Maxim. El dispositivo se destaca en el mercado local no solo por su hardware de avanzada, sino también por su precio: nada menos que 45.000 pesos para su versión de 64GB.

Este valor es solo el piso. Financiado en 18 cuotas puede trepar hasta los 55.000 pesos. Así, Argentina se convierte en el país con el iPhone X más caro, sobrepasando a Brasil, que también posee un precio de lista astronómico. A modo de referencia, el precio argentino equivale a 2300 dólares, mientras que en suelo carioca se consigue a 2200 dólares. Ambos números se encuentran muy lejos de los Apple Store de Estados Unidos, donde la unidad se ofrece a 999 dólares más impuestos.

Tal como indica La Nación en su artículo al respecto, la electrónica en el país tiene un precio que, como referencia, suele ser el doble que los registrados en Estados Unidos. Si bien esto está comenzando a cambiar con la quita de aranceles de importación para computadoras y otros dispositivos, y se replicará en los próximos años en el segmento de celulares, por ahora sigue habiendo palpables diferencias en cuanto a precios.

Que el precio sea el doble en el país se debe, en gran parte, a la carga impositiva para los productos importados y los costos de financiación, ya que lo que se paga hoy se recibe varias semanas después, una práctica que se ve afectada por la fluctuación del dólar y la inflación cuando finalmente se concrete la venta. A modo de comparación, el Galaxy Note 8 de Samsung, que en EE.UU. tiene un precio de 900 dólares, se vende a nivel local a 25.000 pesos, ya que está ensamblado en Tierra del Fuego y, por ende, su estructura impositiva es diferente.

La comparación con el mercado estadounidense debe tomar además con pinzas, ya que por sus inmensas dimensiones, es un país particularmente barato para la electrónica. En México, Canadá o España habrá que desembolsar entre 1300 y 1400 dólares por un iPhone X; en Chile, 1500.

Héctor Goldin, de Maxim Software, detalló todas las variables que intervienen en el precio final de los iPhone en Argentina: “El cálculo del costo de importación se realiza sobre una base del costo FOB (el precio en China) más el flete, más el seguro. A eso se le agregan los derechos y se llega a lo que se llama “base del IVA”, y que en los productos comunes lleva luego el IVA, IVA Adicional y Percepciones. Luego interviene el Impuesto Interno, y se le aplica un cálculo con una estimación de la propia ley, que postula un margen teórico. Pero esto es solamente lo que se debe pagar para sacarlo de Aduana. El IVA es del 21%, el IVA Adicional y las percepciones dependen de la situación fiscal de cada importador y las provincias donde tenga sedes. El impuesto interno desde diciembre tiene una tasa nominal de 10,5% y una tasa efectiva de 11,73%, pero que aplica sobre el precio de venta, no sobre el costo.”

La odisea no termina ahí: “Luego debe calcularse el precio neto de venta, y una vez calculado, compararlo con lo pagado efectivamente en la Aduana. Si el cálculo del Impuesto Interno sobre el precio de venta es mayor que lo pagado en Aduana, entonces habrá que pagarle a la AFIP la diferencia. Si se pagó de más a la Aduana no se recupera, por lo que hay que agregarle al costo esa diferencia. Además, para llegar al precio de venta se deben tomar en cuenta los costos financieros de acuerdo al tipo de pago que se realice, y recordando que el precio FOB se paga en dólares y los costos de Aduana se pagan en pesos, pero calculados sobre los valores en dólares convertidos al día del despacho de aduana, o sea que al vender el producto en pesos, recién se saben los dólares que se recibirán el día que se depositen los fondos en pesos y se puedan convertir a dólares.”

“Una vez que se define un precio de venta estimado al público, se le debe deducir el IVA y el Impuesto Interno que aplica a la venta, por lo que la manera de calcular el precio definitivo es a través de un cálculo iterativo que se hace hasta lograr que el precio de venta menos todos los impuestos sea igual al objetivo para recuperar los costos“, concluyó Goldin

Vía: LaNación

TAGS ,

Últimos lanzamientos Ver más