Gigabyte Z170X-Gaming G1 - RedUSERS | RedUSERS

Gigabyte Z170X-Gaming G1

Hicimos nuestro primer contacto con la plataforma Intel Skylake en un motherboard de gama alta de Gigabyte.
Martes, 29 de Septiembre de 2015
Review: Gigabyte Z170X-Gaming G1 Hicimos nuestro primer contacto con la plataforma Intel Skylake en un motherboard de gama alta de Gigabyte.

La llegada de los chips Intel Skylake abre una nueva época para los entusiastas del hardware. Tal como analizamos en la nota de tapa de POWER 144, la integración de la memoria DDR4 en esta plataforma motivará a muchos usuarios a actualizar sus equipos, probablemente tras haber “aguantado” mucho tiempo con sus rendidores chips Sandy e Ivy Bridge.

Con Skylake llegan un nuevo chipset y un nuevo socket, el LGA 1151, así que el mercado se colma con una nueva generación de motherboards. En estas páginas analizaremos el Z170X-Gaming G1 de Gigabyte, la primera placa madre para Skylake que pasa bajo nuestra lupa.

 

La gran caja del Gaming G1.

Apariencia

El motherboard viene en una caja realmente grande, dentro de la cual tenemos otra caja más pequeña para el motherboard y un espacio separado para los accesorios. Todo el packaging es de calidad notable, y no es para menos: el G1 es el tope de gama de Gigabyte para su línea de motherboards con chipset Z170. Su precio de lanzamiento en los Estados Unidos es de U$S 500, lo que lo coloca como un producto “Premium” con un costo que hasta supera al de varios motherboards LGA 2011-v3 (chipset X99).

El motherboard en sí es impresionante a primera vista. El diseño estético es de los mejore que hemos visto en los últimos tiempos. Luce moderno y fresco gracias a la muy acertada utilización del blanco, que da nuevos aires a la tradicional combinación gamer de negro y rojo.

Se trata de un motherboard más bien grande, con formato E-ATX (30,5×26,4 cm), como ya es habitual en el segmento alto del mercado.

El rasgo más distintivo lo encontramos en la “armadura” plástica que cubre varios elementos, como los disipadores de calor, el panel trasero y parte de los componentes de audio.

La estrella del panel trasero es el pequeño conector USB-C que provee conectividad USB 3.1.

La estrella del panel trasero es el pequeño conector USB-C que provee conectividad USB 3.1.

Puertos y expansión

Una de las cuestiones más atractivas de la plataforma LGA 1151 es que el chipset viene muy bien preparado para garantizar conexiones de muy alta velocidad para dispositivos de almacenamiento y periféricos externos. Esto se hace evidente en el Z170X-Gaming G1, que además posee agregados para mejorar la situación todavía más.

El apartado del almacenamiento está muy bien. Encontramos nada menos que diez puertos SATA 6G. Los seis primeros son controlados por el chipst Z170, mientras que los otros cuatro dependen de un controlador agregado ASMedia ASM1061.

También tenemos tres conectores SATA Express, lo que apunta a la pronta consolidación de este estándar, dado que en generaciones anteriores de motherboards solamente se incluía un conector de este tipo. Lo mejor es que la conexión SATA Express brinda un ancho de banda de 16 Gbps gracias a la utilización de dos líneas PCI Express 3.0. En los motherboards de generación anterior, SATA Express sólo ofrecía 10 Gbps debido a que se utilizaban líneas PCIe 2.0.

Otro paso hacia el futuro lo encontramos en la inclusión de dos conectores M.2 Socket 3. Cada uno de estos puertos depende de cuatro líneas PCIe 3.0, lo que les permite ofrecer un ancho de banda individual de 32 Gbps (¡64 Gbps entre los dos!). Otro de los beneficios de estos puertos M.2 gemelos es que permiten su utilización en configuración RAID.

Estos conectores se ubican entre los slots PCI Express, así que la instalación de los diminutos discos SSD es fácil de realizar.

El sistema de regulación de voltaje provee 22 fases para garantizar un flujo de tensión limpio y estable al procesador.

El sistema de regulación de voltaje provee 22 fases para garantizar un flujo de tensión limpio y estable al procesador.

USB 3.1 y Thunderbolt 3.0

Alpine Ridge (DSL6540) es el nombre de un nuevo controlador de buses de entrada/salida (I/O) que Intel lanzó recientemente junto a la plataforma Skylake. Es un agregado opcional que no veremos en todos los motherboards Z170, sino solamente en los más costosos.

Alpine Ridge está integrado en el G1 y provee un ancho de banda de 40 Gbps para conexiones Thunderbolt 3.0, USB 3.1, DisplayPort 1.2 y HDMI 3.0.

En el panel trasero del motherboard encontramos dos puertos USB 3.1 de 10 Gbps cada uno. Uno de ellos es del tipo A (el común y corriente), mientras que el otro es del nuevo tipo “C”, más pequeño y reversible.

La oferta de USB en el motherboard se complementa con 6 puertos USB 2.0 (2 en el panel trasero y 4 mediante cabezales sobre el PDB y 11 puertos USB 3.0 (7 en le panel trasero y 4 en cabezales).

Finalmente, el motherboard incluye un accesorio de 5,5 pulgadas para instalar en una bahía frontal del gabinete y que ofrece dos puertos USB 3.1 (uno en formato A y otro en C). Este panel frontal se conecta a un puerto SATA Express del motherboard y toma la energía de dos conectores SATA de la fuente de alimentación.

Los slots PCIe x16 tienen un blindaje de acero inoxidable. Aquí vemos que entre dos de ellos se ubica un slot PCIe x1 y un puerto M.2.

Los slots PCIe x16 tienen un blindaje de acero inoxidable. Aquí vemos que entre dos de ellos se ubica un slot PCIe x1 y un puerto M2.

HDMI 2.0

Otra de las novedades que encontramos en el G1 es la incorporación de un puerto HDMI de la última generación, llamada 2.0. Hasta ahora veníamos utilizando el puerto HDMI 1.4, que ofrece un ancho de banda de 10,2 Gbps. Con HDMI 2.0 la cosa mejora mucho y llega a los 18 Gbps.

En términos prácticos, los beneficios para el usuario son muchos, pero destacamos dos: capacidad de transmitir video 4K a 60 fps (con HDMI 1.4 sólo se podía a 24 fps) y el soporte oficial para el formato cinematográfico 21:9.

Si bien es un motherboard pensado para usuarios que seguramente utilizarán una placa de video agregada, nos habría gusto encontrar algún otro tipo de salida de video (quizás DVI), aparte de HDMI.

Junto a los zócalos de memoria RAM, en el extremo superior derecho, se encuentran los botones de encendido, reset, limpieza de BIOS, overclocking automático y ahorro de energía (ECO).

Junto a los zócalos de memoria RAM, en el extremo superior derecho, se encuentran los botones de encendido, reset, limpieza de BIOS, overclocking automático y ahorro de energía (ECO).

Multi-GPU

En algún momento de la lectura de este artículo puede venirnos la pregunta a la cabeza: “¿por qué se llama Gaming?”. La primera justificación la encontramos en el fenomenal soporte para configuraciones gráficas que encontramos en este motherboard.

En total tenemos cuatro slots PCI Express x16, que permiten crear conjuntos SLI o CrossFire con hasta cuatro tarjetas. Esta es una capacidad que no brinda el chipset Z170, sino que se debe a un agregado de Gigabyte. En el artículo de presentación del Skylake comentamos que los nuevos procesadores Core ofrecen 16 líneas PCIe 3.0 para gráficos, que pueden dividirse en x8+x8 para SLI/CrossFire y en hasta x8+x4+x4 para CrossFire.

¿Cuál es el truco, entonces? Gigabyte utiliza un controlador-puente PLX PEX 8747 que brinda 32 líneas PCIe 3.0. De esta forma, se permiten las configuraciones x16+x16 (con dos tarjetas gráficas), x8+x8+x16 (tres tarjetas) o x8+x8+x8+x8 (para cuatro).

Debemos aclarar que el chip PLX se conecta al microprocesador mediante las 16 líneas PCIe 3.0 x16 que éste provee. Pero como todavía las placas de video actuales no utilizan todo el ancho de banda del bus, es una solución lógica que no produce un cuello de botella.

Como se puede ver en las fotos, los slots para gráficos están reforzados con una coraza metálica.

Además, entre los slots PCIe x16 hay tres slots PCIe 2.0 de tamaño x1. No hay aquí slots PCI de 32 bits ni otros agregados “legacy”, lo que está bien para 2015.

El chip Sound Core3D de Creative integrado en el motherboard.

El chip Sound Core3D de Creative integrado en el motherboard.

Software

Este apartado empezaremos comentando acerca del BIOS Setup del G1. Recibimos el motherboard con la versión F2 del BIOS, que al entrar a la configuración nos presentaba directamente las opciones avanzadas al modo tradicional. Luego pasamos a la versión más nueva F4h, que presenta una interfaz con acceso rápido a algunas opciones. No obstante, para modificar la mayor parte de los parámetros es necesario entrar al modo avanzado (basta con presionar <F2>). Aquí se pueden navegar las opciones con el teclado o utilizar el mouse con normalidad.

El BIOS provee todas las opciones necesarias, y algunas más, para los usuarios entusiastas del tweaking y el overclocking. Todo se entiende muy bien y los cambios se aplican tal como se espera. Hay que destacar que el motherboard trae Dual BIOS, sistema que permite elegir fácilmente (con un switch en el PCB) entre dos BIOS.

Hay que destacar también el software @BIOS de Gigabyte, que nos permitió realizar la actualización cómodamente desde Windows y sin problema alguno.

Dentro de la suite de aplicaciones que viene con el motherboard se destaca el software EasyTune. Este es el programa que permite realizar overclocking desde Windows, con control preciso sobre multiplicador del microprocesador, frecuencia de bus base y hasta los voltajes.

Para los usuarios que se manejan en el ámbito de la coquetería, también hay una aplicación (Ambient LED) para administrar la paleta de colores de las luces integradas en la placa madre. También están System Information Viewer (para control de los ventiladores) y Smart Keyboard (para macros en juegos). En definitiva, un paquete de software súper interesante y para no dejar pasar si tenemos un G1 o algún otro producto reciente de Gigabyte.

Gaming_Lateral

Los puertos SATA Express del G1 son tres y funcionan a 16 Gbps.

Sonido

En la anterior generación de motherboard vimos cómo los principales fabricantes subieron notablemente la vara en cuanto a características técnicas. Ahora, Gigabyte vuelve a hacerlo otra vez con lo que es el mejor sistema sonoro de la compañía hasta el momento.

El sistema recibe el nombre de ZxRi y está basado en componentes de Creative para una espectacular relación entre señal y ruido de 120 dB. El corazón de este subsistema lo encontramos en el chip Creative Sound Core3D de cuatro núcleos. Viene acompañado por capacitores Nichicon y Wima. Como en previos productos de Gigabyte, está la posibilidad de reemplazar los componentes OP-AMP. En este caso hay tres: dos independientes para los canales izquierdo y derecho, más uno para el audio frontal.

El paquete se completa con la suite de software Creative SBX Pro Studio, que permite aprovechar a fondo el poder del chip Sound Core3D para generar efectos en los juegos o mejoras en la música.

 

Conclusiones

El Gaming G1 es una materialización afortunada de las potencialidades de la plataforma Intel Skylake. En otras palabras, una muestra del “estado del arte” en cuanto a tecnología aplicada al gaming en PC.

Gigabyte ha puesto toda la carne en el asador y el resultado es un producto que destaca tanto en lo estético como en lo funcional. Ahora bien, también hay que decir que se trata de un producto para usuarios que no sacan cuentas. Es que esta Ferrari tiene un precio de U$S 500 (en EE.UU.), y por mucho menos se puede adquirir un mother X99 lista para cuatro canales de DDR4.

A la perspectiva anterior se le puede objetar algo: los procesadores Skylake de 14 nm son tecnológicamente más avanzados que los Haswell-E de 22 nm y son más baratos. En todo caso, se trata de una discusión que está por fuera de las innegables virtudes técnicas del Z170X-Gaming G1.

En definitiva, con este motherboard tenemos gran potencial de overclocking, un BIOS completísimo, buena suite de software, puertos de última generación y un sistema de audio de lo mejor.

 

Características

Socket: LGA 1151

Chipset: Intel Z170

Memoria: DDR4. 4 zócalos h/64 GB

Expansión: 4 PCIe x16, 3 PCIe x1

Almacenamiento: 10 SATA 6G, 2 M.2, 3 SATA Express

Conectividad: dual LAN, Wi-Fi AC, Bluetooth 4.1

Formato: E-ATX 

Fabricante: Gigabyte

Sitio web

Precio: U$S 500 (EE.UU.)

Pros

+ Capacidades multi-GPU

+ Sólido para overclocking

+ USB-C con velocidad 3.1

+ HDMI 2.0

Contras

– Precio elevado

Recomendado_PWR

Review publicado originalmente en Revista Power 144 – Oct-15

Alberto Gasaglia

RedUSERS Labs

 

 

Galería de Imágenes

TAGS ,

Últimos lanzamientos Ver más