MSI GS65 Stealth Thin 8RE - RedUSERS

MSI GS65 Stealth Thin 8RE

MSI presentó en Argentina una laptop gamer que combina lo mejor de los dos mundos: performance premium y diseño de avanzada.
Martes, 23 de Octubre de 2018
Review: MSI GS65 Stealth Thin 8RE MSI presentó en Argentina una laptop gamer que combina lo mejor de los dos mundos: performance premium y diseño de avanzada.

El gaming de PC dejó de ser un nicho marginal de mercado para convertirse en un verdadero fenómeno de masas que no distingue fronteras. Lo que antes estaba destinado a ser ejecutado con hardware tosco y robusto, ahora ha dado paso a mejoras superlativas en diseño, producto de un mayor cuidado estético de parte de la gran mayoría de las marcas del segmento.

Jugar en una computadora ya no significa estar sentado durante horas delante de un escritorio. Hoy, en un mundo multitasking y multijugador, es común asistir a encuentros de gaming donde cada asistente lleva su propia PC consigo, donde todo momento es bueno para lanzar una LAN party.

Los juegos más populares del momento, como Fortnite y PUBG, exigen un buen poder de procesamiento, de la misma manera que exigen una pata social para que puedan ser jugados; en definitiva, la diversión es mayor si es compartida.

Con estos preceptos en mente, no es extraño que las notebooks de perfil gamer hayan pasado de ser terminales pesadas, poco portables e incomodas para el uso diario, a ser prodigios del diseño y el rendimiento, que no solo entregan una performance sin parangón, sino que además son aptas para el día a día, incluso para el trabajo.

MSI es una de las firmas que ha decidido ser la punta de lanza de este nuevo concepto. En Argentina, la firma ya ofrece su novísima GS65 Stealth Thin 8RE , un equipo que prácticamente no tiene rival en el mercado y que llena todos los casilleros habidos y por haber en la votación de la mejor portatil gamer que pueda adquirirse hoy en día. La unidad pasó por la mesa de pruebas de RedUSERS Labs, donde la analizamos en detalle.

Diseño

La GS65 entra por los ojos. La firma asiática ha puesto “toda la carne al asador” a la hora de diseñar la laptop, entregando una de las siluetas mejor logradas de todo el mercado gamer, no solo a nivel local, sino también internacional. Lo primero en salir a la luz es la extrema delgadez del equipo, ya que posee un grosor de apenas 17.9 mm y un peso de 1.88Kg, prácticamente en el terreno de una ultrabook.

La elección de colores también es acertada, ya que se diferencia de la típica paleta gamer (negro y rojo o alguna variante estridente) para apostar por una combinación mucho más refinada: negro mate y dorado.

La construcción es otro punto alto de la GS65. El metal domina y el aspecto premium se respira en cada uno de sus detalles, ya que todo parece estar ensamblado con el más alto de los estándares. En definitiva: un lujo.

Hardware

Un equipo de estas características tiene que tener componentes acordes a lo que se espera de ellos, y la laptop de MSI no es la expeción. Lo primero que llama la atención es un procesador Intel Core i7 de octava generación de seis núcleos, una verdadera bestia si se tiene en cuenta que se trata de un equipo portatil. En rigor, se trata del chip 8750H, de 2.2GHz/4.1GHz, que entrega, como lo reflejan sus números, un rendimiento de alto vuelo.

Esto está acompañado de una GPU GeForce GTX 1060 de GB y 16GB de RAM DDR4 (2400MHz). Cuando se combinan esas specs con el disco de 256GB SSD M.2 NVMe, el resultado es el de una performance sin fisuras aun en los juegos de mayor exigencia.

El recorrido por este apartado sigue con su batería de 4 celdas de 82w. La unidad entrega una autonomía de hasta 8 horas en uso normal y de 1 hora y media en modo de alto rendimiento con un juego corriendo. Estos números son, desde ya, más que interesantes para un equipo de estas características, sobre todo cuando se lo saca de su hábitat natural y se lo utiliza para tareas cotidianas.

Pasando a la pantalla, tal vez uno de los aspectos más destacados de la GS65, MSI dedició incluir un display de 15.6 pulgadas FullHD IPS de 144Hz con biseles ultradelgados; se trata de la primera portátil de su tipo con este tipo de pantalla, un verdadero plus que se hará notar sobre todo en sesiones de juegos de shooters, como Fortnite y PUBG, donde cada frame extra cuenta.

El teclado, por su parte, no se queda atrás, ya que es un Steelseries RGB (programable en cada tecla con el software Steelseries Engine 3) de membrana en español con teclas ultradelgadas, muy cómodas no solo para jugar, sino también para sesiones de escritura. Además, se suman teclas especiales y macros, no cual puede llegar a ser útil para diseño u otras tareas de productividad.

Por último, pasando a los conectores, uno de los laterales del equipo posee una salida HDMI,mini Display Port, conector Thunderbolt 3 (permite usar una pantalla extra 4K a 60FPS) y USB 3.1; el otro lateral completa la propuesta con un conector Ethernet (soporta las plataformas Killer E2500 y Killer Shield), dos puertos USB 3.1 y conectores de audio para auriculares y micrófonos.

Si bien los benchmarks suelen tener bastante de subjetividad y nunca reflejan de forma 100% certera el rendimiento de un equipo, suelen ser un buen punto de referencia y una primer a medida para estimar lo que puede entregar un equipo. PCMark 10 entregó una puntuación de 5011, acorde a lo que se espera de una terminal de estas características. Los juegos, por su parte, pueden correrse sin problemas a más de 60FPS, lo cual se aprovecha todavía más cuando se lo combina con la pantalla de 144Hz; una verdadera delicia para los hardcore gamers.

Los extras

Las bondades de la GS65 no terminan allí, ya que MSI incluyó un conjunto de interesantes tecnologías para potenciar al máximo el rendimiento de la PC. La plataforma MSI SHIFT, por ejemplo, permite empujar de forma sencilla la performance de la laptop minimizando al mismo tiempo el ruido de los ventiladores y la temperatura. Esta herramienta switchea entre diferentes perfiles de uso con solo apretar la combinación FN + F7, lo que garantiza una mejor gestión del rendimiento, en todo momento.

Cooler Boost Trinity, por su parte, consiste en tres ventiladores con aspas estilo “torbellino “mejoradas. Este diseño, según la compañía, aumenta la presión del aire y el flujo de aire sin necesidad de aumentar las RPM. Además, la solución térmica independiente para CPU y GPU con 4 tubos de calor garantiza el mejor desempeño de juegos, incluso bajo cargas extremas.

Otro punto a destacar de la GS65 es su compatibilidad con tecnología VR. Gracias al uso de la GTX1060, la laptop está certificada por Nvidia y VIVE para poder correr contenidos de realidad virtual con la calidad que requieren este tipo de procesos. MSI aclara en las etiquetas que acompañan a la unidad que es la primera marca de portátiles en ofrecer unidades listas para VR, lo que sin dudas significa un plus para aquellos que quieren experimentar con ese tipo de tecnología

A ello hay que sumarle la tecnología Matrix Display que admite hasta 3 pantallas externas conectadas de forma simultánea, con una resolución máxima de 3840 x 2160 (4K). Esta gestión multitarea no solo está disponible a la hora de utilizar herramientas de productividad, sino que también puede ser aprovechada en exigentes sesiones de gaming.

El audio de la GS65 tampoco se queda atrás. La unidad posee tecnología Hi-Res Audio, que soporta hasta 24 bit / 192 kHz de frecuencia de muestreo; tecnología de modelado de audio de la firma Dynaudio, para un mejor rendimiento en juegos y un aumento de volumen de hasta 10dBA; y los servicios Nahimic 3 y Nahimic VR: una mejora a través de software el audio 3D y permite mejorar distintos parámetros de la escucha; la segunda, pensada para contenidos de realidad virtual, permite desbloquear el sonido 7.1 y aprovechar mucho más los sonidos envolventes.

Por último, en cuanto al software, la GS65 incluye un rediseño Dragon Center 2.0, que permite optimizar y personalizar la computadora totalmente a gusto del usuario. Se pueden cambiar diferentes parámetros para optimizar el rendimiento del sistema (se pueden guardar varios perfiles) y, lo mejor de todo, se puede ver de manera sencilla cada función gracias a su IU de fácil manipulación.

A esto se le debe sumar APP Player, una aplicación disponible para Android y iOS, desarrollada junto a la firma BlueStacks, que permite jugar juegos de móviles en la PC, entre otras funciones de utilidad.

Conclusiones

La GS65 Stealth Thin 8RE de MSI es una de las grandes y gratas sorpresas de 2018 en lo que respecta al gaming portátil. La empresa no solo logró refinar su propuesta de hardware, sino que además entregó un producto atractivo en cada frente de importancia: su diseño es espectacular, su rendimiento casi no tiene rival y su portabilidad es inmejorable.

El único punto en contra puede considerarse el precio, pero se trata de una variable que pierde peso en la ecuasión final cuando se contemplan dos parámetros ineludibles: a) en Argentina los productos de tecnología suelen tener un precio mayor a otras partes del mundo y b) las laptops gamers corresponden al segmento más premium del mercado. Fuera de ello, es un producto que, sin dudas, es un 10 rotundo.

Pros

-Diseño de avanzada

-Hardware

-Dimensiones reducidas

-Performance de la pantalla

-Construcción robusta

Contras

-Ninguna

Puntajes:

Hardware: 9.5

Software: 9

Diseño: 10

Performance: 10

Puntaje total: 10

Galería de Imágenes

TAGS

Últimos lanzamientos Ver más