ROCCAT Ryos MK Pro - RedUSERS

ROCCAT Ryos MK Pro

Pusimos bajo la lupa al teclado de la firma alemana que ha entrado a competir en el sector gamer argentino.
Martes, 22 de Marzo de 2016
Review: ROCCAT Ryos MK Pro Pusimos bajo la lupa al teclado de la firma alemana que ha entrado a competir en el sector gamer argentino.

Como comentamos hace algunas semanas atrás, ROCCAT ha desembarcado oficialmente en el país de la mano del distribuidor Seven Keys; y pudimos dar con el paradero de una de sus apuestas más fuertes dentro del nicho gamer: ROCCAT Ryos MK Pro.

Se trata de un teclado mecánico de gama alta, con switches MX Cherry Red, que nos ofrece una gran variante de perfiles, efectos de luces, enlaces con otros periféricos de la marca y buena ergonomía para los que jugamos en PC.

Packaging

Para competir en el segmento, la firma ubica su teclado en una caja que realmente llama la atención. Además de dar una gran cantidad de datos sobres sus especificaciones, el packaging es bastante atractivo a la vista y de gran tamaño.

ryos_01

En su parte frontal, muestra una foto a tamaño escala del equipo; el isologotipo de ROCCAT, el modelo y sus diferentes características: Iluminación por tecla, perfiles, Anti-Ghosting, grabación de hasta 500 macros, pulsadores Cherry y, como si esto fuera poco, el agregado de un procesador ARM Cortex de 32 bits y 2 mb de memoria flash para abastecer todas las funcionalidades como grabación de macros, perfiles, efectos de luces, etc.

ROCCAT Ryos MK, un verdadero gamer

A primera vista, el teclado deja ver que su tamaño imponente y dispone de 113 teclas. Si bien su peso es importante y nos hace pensar de que está totalmente construido en aluminio, lleva plástico en casi todo su cuerpo. Si lo miramos por su parte frontal y comenzando por su izquierda, vemos las cinco teclas de macro, la clásica disposición de botones de un teclado en inglés, las teclas de dirección y de configuración, y su teclado numérico.

El equipo dispone de 113 teclas y tiene 5 teclas de macros configurables.

El equipo dispone de 113 teclas y tiene 5 teclas de macros configurables.

Sobre su parte frontal inferior, el Ryos pone un reposa-muñecas plástico (no removible), con diferentes texturas y, sobre esta superficie, tres teclas de acceso directo a perfiles. Estas se pueden configurar mediante su software, pero de esto hablaremos luego. Sobre este espacio también lleva grabado el logotipo de ROCCAT.

En sus lateral izquierdo hay dos entradas de 3.5mm: una para auriculares y otra para micrófono. Sobre su otro extremo, deja ver dos puertos USB 2.0. Por supuesto, para alimentar todo esto, dispone de un cable con dos conectores USB (brinda conectividad para el backlight y las entradas USB) y dos de audio. Por suerte, el cable tiene casi dos metros de largo, es mallado y bastante grueso.

Pruebas y ergonomía

La parte más interesante del ROCCAT viene con las pruebas. Como diferencial frente a otras marcas que testeamos, es importante aclarar que, si bien es un equipo con switches MX Cherry RED, es menos ruidoso al teclear que competidores como el K70 de Corsair o el Razer BlackWidow Ultimate Stealth 2014.

En las pruebas de gaming y de escritura, las teclas dan una buena sensación y son bastante precisas, llegando a soportar hasta 50 millones de pulsaciones. Por ejemplo, en juegos como League of Legends, en donde tenemos que contar con mucha precisión y sensibilidad para ganar velocidad en la combinación de teclas, este modelo fue muy efectivo gracias a sus switches y a su rápida de respuesta de tecleo de 1 ms. También, el Anti-Ghosting permite presionar hasta 30 teclas en simultáneo, siendo así más efectivo en su respuesta a juegos.

El equipo tiene un backlight azul y diferentes estilos de iluminación con efectos.

El equipo tiene un backlight azul y diferentes estilos de iluminación con efectos.

Asimismo, el equipo tiene una cubierta de UV en cada tecla, con una lámina de protección; lo cuál lo hace más cómodo y atractivo al tacto, además de generar menos desgaste en las mismas.

Lo que sí juega en contra a toda su ergonomía, es la ubicación que eligió la empresa para poner las teclas de macros. Si bien también es cuestión de costumbre, muchas veces, al querer tocar la tecla ESC, pulsaremos sin querer el botón de “M1” y activaremosla app hayamos asignado.

En tanto al tamaño de todo el equipo en su conjunto, es importante decir que es bastante grande a lo que estamos acostumbrados a ver. Si bien no lo podemos tomar como un punto en contra, vale remarcar que habrá que posicionarlo sobre un escritorio que disponga de mucho espacio.

El software para sus “miles” de configuraciones

Al principio, la app que trae es bastante compleja para configurar. Al conectar por primera vez el teclado, y al bajar el software de la página del fabricante (no trae un DVD con drivers, pero sí trae manual) el teclado tiene por default efectos en la pulsación de las teclas; y no trae macros asignados.

El programa para la configuración tiene cinco pestañas, por lo que decidimos hacer un resumen de cada una marcando los puntos más importantes:

En la primera, “Main Control”, el teclado permite configurar las principales teclas de funciones, la intensidad de la iluminación con cinco modos, el bloqueo de teclas funcionales como la de “Windows” y un “Protector de Pantalla”-con dos modos- para que haga efectos de luces en los momentos de inactividad. Algo novedoso, es que su tecla de “Caps Lock” permite enlazarse con otros periféricos como el Mouse Tyon, para asignar perfiles o controles de DPI en éste.

Main Control.jpg

El software del ROCCAT Ryos MK Pro tiene cuatro pestañas para personalizar todo, desde los efectos de luces hasta los macros.

En la segunda pestaña, el teclado deja ver las opciones para configurar los macros. En ellos podemos generar el enlace con el mouse o poner diferentes accesos a programas, funciones y perfiles.

La tercera pestaña es la de “Key Illumination”. Esta deja configurar la iluminación “por tecla” (sólo en color azul), los efectos con delay de luz en las pulsaciones, grupos de teclas para iluminar, u optar por el modo automático. Por supuesto, esto se puede adaptar a los cinco perfiles disponibles en el software.

La cuarta pestaña del software está destinada a funcionar como un centro deestadísticas para el conteo de las pulsaciones o como selección de trofeos para comparar con el uso de otros usuarios. Por último, la firma pone un apartado de actualizaciones de software y firmware, con soporte online.

Conclusión

El ROCCAT Ryos MK Pro es un buen teclado para los amantes de los “fierros” gamers. Si bien su construcción es de plástico, su estética y disposición de teclas puede ser mejorable, el equipo es robusto, se afirma bien a las superficies y sus switches son cómodos y agradables al tacto para jugar y escribir. A su vez, no llegan a generar mucho ruido pese a que son del tipo MX Cherry Red.

Como contra, notamos que su software es bastante complicado de configurar por primera vez y muchas de sus funcionalidades son accesorias a lo que el gamer requiere. Igualmente, aquellos que quieran sentarse a “jugar” un rato con las variantes de perfiles, van a tener un gran abanico de posibilidades para elegir.

Su precio en el mercado local ronda los $3800.

Características

  • Función anti-ghosting avanzada con pulsación simultánea múltiple
  • 3 teclas de pulgar programables
  • 5 teclas de macro programables
  • 94 teclas programables
  • Frecuencia de sondeo de 1000 Hz
  • Tiempo de respuesta de 1 ms
  • Cable USB trenzado de 1,8 m
  • 1 x entrada de audio
  • 1 x salida de audio
  • 2 x puertos USB 2.0
  • Anchura 50.0 cm
  • Altura 4.4 cm
  • Longitud 23.0 cm
  • Peso 1610 g

Fabricante: ROCCAT

Pros

  • Rápida respuesta de 1 MS
  • Varios perfiles de macros
  • Pulsadores MX Cherry Red
  • Bajo nivel de ruido
  • Anti-ghosting múltiple
  • Entras y salidas de audio y USB

Contras

  • No es RGB
  • Estética simple

Galería de Imágenes

TAGS

Últimos lanzamientos Ver más

  • Pingback: ROCCAT Tyon mouse y mousepad Alumic – Todo Informática()

  • riquelme8710

    tremenda embolia le agarro al que probo el teclado, si por intentar tocar el esc todo la tecla de macro. no están ni siquiera al mismo nivel.

    en todo caso, ese dia fue la primera vez que toco un teclado.