Martes, 15 de Septiembre de 2020

Alphabet promete terminar con las emisiones de carbono para 2030

La empresa ya tiene un balance neutral y muchas de sus instalaciones se basan fuertemente en fuentes de energía renovables. Sin embargo todavía depende de recursos limitados en varios países.

Alphabet, la empresa madre de Google, ha señalado que espera que para 2030 sus operaciones estén libres de cualquier tipo de emisión de carbono.

El CEO de la compañía, Sundar Pichai, explicó que este objetivo va más allá de los estándares y metas propuestos por la industria tecnológica y exigirá nuevos desarrollos tecnológicos.

El ejecutivo señaló: “El problema es tan grande que muchos de nosotros tenemos que liderar el camino y mostrar que hay soluciones. Nosotros tenemos un rol pequeño, pero podemos dar el ejemplo”.

El año pasado el 62% de la energía consumida por Google en todo el mundo fue producida por fuentes renovables. Sin embargo también existieron grandes diferencias de una instalación a otra. Por ejemplo, en Singapur la compañía todavía depende mayormente de las plantas de gas.

Pichai reconoce que el desafío es importante, pero se muestra confiado de que la empresa será capaz de encontrar un camino para lograr su meta.

Sana competencia

Google no es la única empresa que ha establecido metas ecológicas. Apple, Amazon y Microsoft también se han comprometido a reducir sus emisiones de carbono.

Más que un ejemplo e inspiración, a menudo los anuncios parecen reflejar una competencia en la que una empresa propone un objetivo y otra se traza uno más ambicioso.

Muchas de las empresas tecnológicas tienen un nivel de emisión neutral, lo que a menudo implica que se ha compensado el carbono producido a través de la compra de créditos de otras empresas o plantando árboles.

El desafío es eliminar de verdad las emisiones. En el caso de Microsoft incluso se ha hablado de compensar el histórico de emisiones y convertirse en una empresa de balance negativo.

Presión interna

La ambición de Google está impulsada en parte por convicción, en parte por presión externa y en parte por presión interna.

En Noviembre pasado varios empleados de la compañía firmaron un petitorio para que no se vendiera almacenamiento y otros servicios de computación en la nube a empresas petroleras, grupos de interés y políticos que negaran el cambio climático.

Estos mismos empleados advirtieron el lunes que la empresa debía dejar de apoyar a los clientes y políticos que perjudican los esfuerzos en contra del cambio climático.

Pichai afirmó que Google seguirá apoyando a todos y ayudando a empresas de gas y petroleo a emplear otros recursos.

 Do NOT follow this link or you will be banned from the site!