Lunes, 2 de Diciembre de 2019

China impone la identificación facial a las empresas de telefonía móvil

Los usuarios de este tipo de servicios deberán registrarse con su documento nacional de identidad y escanear sus rostros. La medida intenta evitar las cuentas con identidades falsas y reducir el fraude, pero también sería utilizada como un instrumento de control de la población.

Los usuarios de dispositivos móviles en China deberán escanear sus rostros cuando se registren en servicios de telefonía móvil.

De esta forma las autoridades planean corroborar la identidad de cientos de millones de usuarios de Internet. El gobierno ha señalado que el objetivo es proteger los derechos y los intereses de sus ciudadanos en el ciberespacio.

La nueva regulación había sido anunciada en septiembre, pero recién ha entrado en vigencia el domingo.

Asegurando identidades

En china al contratar un servicio de telefonía móvil es necesario presentar el documento nacional de identidad. Este requisito también está presente en otros países.

Pero el gobierno chino ha impulsado medidas adicionales con el objetivo de comprobar que la identidad suministrada es la correcta. En 2017 exigió a las plataformas de Internet verificar estos datos antes de dejar que los usuarios publicaran contenido en Internet.

La nueva regulación tiene como objetivo, según el ministerio de industria ye tecnología de la información, reforzar el sistema para asegurar que el gobierno pueda identificar a todos los usuarios de teléfonos móviles. Los smartphones son el principal medio de acceso a Internet en China.

Motivos

Uno de los beneficios que se espera obtener de la nueva regulación es la eliminación de cuentas de teléfono y de Internet anónimas para mejorar la seguridad en la red y reducir el fraude.

Sin embargo el nuevo sistema también permitiría un mayor y mejor control de la población.

China ya utiliza sistemas de reconocimiento facial para controlar a la población. Incluso ha implementado un esquema de crédito social para castigar desde las faltas menores hasta las más importantes. El país tiene más de 400 millones de cámaras instaladas en su sistema de vigilancia social (aunque muchas de ellas realmente no funcionan).

Últimos lanzamientos Ver más