Martes, 18 de Febrero de 2020

Criminales informáticos se aprovechan de los sistemas antifraude de Google

El esquema extorsivo se basaba en la amenaza de crear tráfico por bots para que sea detectado por AdSense y sancione a la cuenta operando en el sitio web objetivo.

Un nuevo esquema para el crimen informático ha sido identificado. El método empleado se aprovecha de las falencias técnicas del sistema antifraude de AdSense, así como de la dificultad que existe para comunicarse con personal calificado en Google.

Los mensajes de amenaza están escritos en un inglés de mala calidad, lo que suele ser normal en grupos criminales que no tienen gran manejo de este idioma.

Adaptados al español, y corrigiendo un poco estas falencias, señalan lo siguiente:

Muy pronto un mensaje de advertencia aparecerá en el dashboard de tu cuenta de AdSense. Esto sucederá porque hemos inundado tu sitio con una gran cantidad de tráfico generado por bots, con un 100% de rebotes y miles de direcciones IP en rotación. Un infierno para cualquier usuario de AdSense.

Un limite será puesto en tu cuenta, y todos los ingresos devueltos a los anunciantes. Esto supone que la principal fuente de ingresos de tu sitio será suspendida parcialmente. Puede tomar tiempo, a menudo un mes, para que AdSense levante la suspensión, pero cuando esto pase podremos inundar tu sitio de nuevo, y una segunda sanción sería permanente.

Riesgos e impacto

Existe la posibilidad de que en una gran cantidad de casos este tipo de amenaza sea solo un engaño, una estafa de un grupo criminal que no tiene en realidad los medios para realizar este tipo de maniobra. Sin embargo el esquema es una amenaza real, podría llevarse a cabo.

El rescate para evitar este problema es de USD 5.000 en bitcoins. Los criminales solo necesitan amenazar a una gran cantidad de usuarios para encontrar alguno que quiera evitar cualquier riesgo.

Google es conocida por la dificultad que existe para contactar a sus empleados cuando hay que lidiar con algún problema en sus plataformas. Los sistemas de sanciones son automaticos y los procesos de apelación son oscuros e ineficientes.

Sin embargo, Google ha señalado que es consciente de que, aunque es raro, existe la posibilidad de abusar de sus sistemas antifraude para crear esquemas extorsivos. La empresa ha dispuesto mecanismos para prevenirlos, aunque no ha dado mucho detalle sobre ellos, y ha aconsejado no interactuar con los estafadores.

Últimos lanzamientos Ver más