Miércoles, 20 de Marzo de 2019

Estudio revela el problema de Android, el espionaje y las apps de los fabricantes

La falta de control sobre las variaciones que introduce cada empresa han hecho posible la proliferación de aplicaciones pre instaladas con permisos propietarios que espian a los usuarios. Detrás de estas acciones a menudo hay acuerdos comerciales con otras compañías.

Según un estudio realizado por la Universidad Carlos III de Madrid y el Instituto IMDEA, el modelo de permisos utilizado por Android le ha permitido a una gran cantidad de aplicaciones espiar a los usuarios. La investigación ha analizado más de 82 mil aplicaciones pre instaladas en más de 1.700 dispositivos de 214 marcas. Este tipo de práctica ya había sido reportada anteriormente.

El estudio señala que el modelo de permisos del sistema operativo Android le permite a una gran cantidad de interesados monitorear a los usuarios y obtener información personal a través del sistema operativo. Por supuesto, sin que el usuario lo sepa y de forma ilegal.

Más de 4.845 permisos de tipo propietario o personalizados otorgados durante la fabricación de los dispositivos han sido descubiertos.

En una gran cantidad de casos las actividades de espionaje son fruto de acuerdos comerciales secretos entre los vendedores de los dispositivos Android y otras empresas.

Algunas de las compañías más activas en este campo son las que realizan rastreos de usuarios y venden publicidad a través de Internet.

Las aplicaciones pre instaladas utilizadas en estas actividades involucran a más de 1.200 empresas y unas 11 mil librerías de terceros. La mayoría están relacionada con las actividades ya mencionadas.

Los usuarios no solo desconocen estas prácticas sino que, dado que el software ha sido instalado con privilegios de sistema, aún cuando sepan de las aplicaciones involucradas tendrán una gran dificultad para eliminarlas.

Android

El problema con Android es que es actualmente el sistema dominante a nivel mundial, alcanzando niveles de participación que superan el 70% en la mayoría de los países. Esto implica que la creación de malware para obtener información de uso comercial es un gran negocio.

Por otro lado, al ser un sistema de código abierto los fabricantes pueden crear sus propias variaciones que a menudo no son controladas como es debido.

Últimos lanzamientos Ver más

  • El problema es que las aplicaciones insertadas por los fabricantes pueden ponerlas como no desinstalables, yo en mi Samsung por ejemplo tengo un montón de aplicaciones de Microsoft Office y de Google que no uso y no puedo desinstalar.

    • Walter Omar Dari

      Muy cierto, tuve teléfonos con ese problema, me daba ganas de reventarlos contra la pared cuando no podía modificar esas situaciones. Desde hace un par de años uso los Xiaomi Mi A… (1, 2) y no me he encontrado con esos problemas. A lo mejor porque utilizan Android One, sin capas.