Jueves, 7 de Mayo de 2020

Fracasó la primera sesión con presencia remota del congreso

El sistema tuvo problemas de conexión y cuando los diputados intentaron votar solo una pequeña fracción de los votos pudo ser contabilizada. A pesar de este traspié la aplicación en las comisiones ha sido mucho más exitosa.

La primera sesión de la cámara de diputados en la que se iba a implementar un sistema de voto por Internet resultó en un fracaso.

La telepresencia en sí no tuvo problemas y se avanzó con una capacitación sobre perspectiva de género, pero a la hora de la verdad, cuando se intentó tomar una decisión, la tecnología no respondió como se esperaba. Solo 28 de los 200 votos posibles fueron registrados.

Como consecuencia de este problema la sesión del jueves fue pospuesta.

Aunque al principio Sergio Massa quería establecer el sábado como la próxima cita del congreso, los jefes de la oposición le pidieron que primero se ajuste el sistema y luego se establezca la agenda.

Los problemas

Según explicó Massa el sistema mostró problemas en el logueo y el reseteo.

Aunque más de 200 diputados lograron conectarse a la plataforma Webex de videollamada una buen cantidad terminaron desconectados de la red virtual privada y cuando se intentó restablecerla se tuvo que reiniciar el sistema.

También se encontraron problemas de identificación al realizar la votación.

Según explicó la diputada radical Karina Banfi “Fallaron los fierros, no alcanzó la conectividad para tanta gente”. Aunque el oficialismo no cree que el sistema se haya caído si ha reconocido que no estuvo a la altura de la demanda.

Así pues los términos utilizados para calificar los problemas variaron de una fuerza política a otra. Aunque el resultado fue innegable.

El peor momento de Massa con las redes desde que se le cayó el healer en karazhan.

Sin embargo es importante notar que muchos de los problemas experimentados han involucrado también la impericia de los disputados, no solo de los desarrolladores o quienes implementaron el sistema.

Escena

La cámara de diputados contó con 40 miembros en carne y hueso, y 180 que pudieron ingresar al sistema digital y aparecieron en las pantallas LED instaladas en el recinto.

Por alguna razón los cuadros de los disputados cambiaban de lugar, lo que dificultaba su seguimiento. Esto no parece muy conveniente cuando se quiere atestiguar la presencia de los legisladores.

El fracaso de la sesión supuso el retraso de temas tales como la ley de economía del conocimiento. La misma que fue suspendida hace unos meses porque rápidamente se iba a sancionar una mejor.

Al margen de las críticas

La iniciativa, a pesar de sus problemas, no deja de tener mérito y ser necesaria para los tiempos de la pandemia. El sistema ha funcionado bien en las reuniones de las comisiones y ha permitido que el trabajo avanzara.

Galería de Imágenes

 Do NOT follow this link or you will be banned from the site!