Viernes, 4 de Octubre de 2019

Francia utilizará un sistema de reconocimiento facial para sus ID digitales

El sistema se empleará para facilitar el acceso a lo servicios del estado. La propuesta fue cuestionada por entidades reguladoras dado que iría contra la normativa europea, también se ha señalado su bajo nivel de seguridad.

China es sin dudas uno de los países que con mayor entusiasmo ha recibido los nuevos desarrollos en tecnologías de seguridad y vigilancia. Durante los últimos años la implementación de cámaras en la vía pública y sistemas de reconocimiento ha progresado sin mayor oposición.

Estados Unidos también ha demostrado un gran interés en acceder a los datos de sus ciudadanos, y sus agencias de seguridad a menudos han ido más allá de lo legal y la ética para conseguir sus objetivos. Como la mayoría de las grandes empresas tecnológicas tienen sus bases en este país nuestra atención siempre se centra allí.

Francia es quizás una nación a la que no le prestamos tanta atención. Ya cuando hace años se hicieron las denuncias sobre la NSA estadounidense los datos de los sistemas de vigilancia que se habían implementado en Francia pasaron como un dato al margen. Sin embargo esa predisposición debería haber alertado a muchos.

Francia ha anunciado sus planes para incorporar la tecnología de identificación facial como un medio para verificar la identidad de sus ciudadanos antes de brindarles el acceso a los servicios del estado. Los datos de la fisonomía de las personas serán un elemento obligatorio de la identidad digital.

Planes y objeciones

El sistema, Alicem, y la aplicación que lo acompaña serán implementados en Noviembre de este mismo año. Según el gobierno la aplicación hará que el estado sea más eficiente al permitir el acceso a los servicios a través de la identidad digital.

El reconocimiento facial será el único método para crear identidades digitales. Para tal fin los ciudadanos deberán tomarse una selfie con la aplicación Alicem.

El plan del gobierno ha sido cuestionado por los reguladores de datos en Francia, quienes han señalado que viola las reglas europeas sobre la recolección de datos.

También existen preocupaciones sobre el nivel de seguridad del sistema, que este mismo año fue vulnerado por un hacker luego de apenas una hora de trabajo.

Las autoridades del Ministerio del Interior francés han señalado que a diferencia de lo que ocurre en China su sistema de identificación no será utilizado para controlar a los ciudadanos o crear bases de datos.

Galería de Imágenes

Últimos lanzamientos Ver más