Lunes, 28 de Diciembre de 2020

Google censura a sus investigadores

La compañía no quiere comentarios negativos sobre su tecnología. Comunicaciones internas revelan que el control sobre los términos que utilizan los científicos de la empresa al referirse a ciertos temas se ha ajustado durante 2020. ¡Comparte esta noticia!

Idealmente los intereses de la ciencia deben mantenerse separados de los intereses de las industrias y las empresas. Sin embargo en la práctica la ciencia no es una actividad aislada libre de influencias.

En al menos unas tres ocasiones durante 2020 Google le ha pedido a sus investigadores que eviten referirse a la tecnología con la que trabajan de una forma negativa.

La empresa ha apuntado en forma particular a aquellos desarrollos vinculados con el rostro, los sentimientos, la raza, el sexo y la filiación política. Muchos de estos temas están relacionados con la investigación de la tecnología de inteligencia artificial.

La información llega gracias a la filtración de una serie de comunicaciones internas de la empresa. Empleados de Google han señalado que el cambio en al política de la empresa se realizó a mediados de año.

Conflicto

Cumplir con lo pedido y mantener el rigor científico supone ciertas dificultades. Uno de los supervisores le pidió a los investigadores que hicieran todo lo que pudieran por mantener un tono positivo; sin embargo, aclaró que eso no implicaba que debían ocultar los desafíos encontrados.

Posteriormente se le pidió a los autores de la investigación que remuevan las referencias a los productos de Google de su reporte.

Los investigadores de la compañía temen que las interferencias terminen en un serio problema de censura.

Durante Diciembre Timnit Gebru, quien conducía un equipo de 12 personas centrado en la investigación de ética e inteligencia artificial fue despedida. La científica señaló que la decisión de la compañía fue consecuencia de su cuestionamiento a una orden para no publicar una investigación que señalaba que las IA que imitan el habla podrían poner en desventaja a ciertas poblaciones marginalizadas.

Otros temas de cuidado

La lista de temas delicados no es algo nuevo en la empresa. Otros temas de cuidado incluyen: industria del petroleo, China, Irán, Israel, COVID-19, seguros, datos de ubicación, religión, vehículos autónomos, empresas de telecomunicaciones y sistemas de recomendación y personalización de páginas web.

¡Comparte esta noticia!
 ¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!