Jueves, 25 de Abril de 2019

Hackers australianos alteran monopatines para que emitan mensajes subidos de tono

Ocho unidades de la empresa Lime fueron alteradas y descubiertas por los usuarios. Los hackers accedieron físicamente a los monopatines para cambiar los audios que estos llevan cargados normalmente.

Lime es una empresa de alquiler de bicicletas, monopatines y autos compartidos. Los vehículos que utiliza en sus servicios son inteligentes y están conectados a una red a la que los usuarios pueden acceder a través de una aplicación. De esta manera es posible encontrar las unidades disponibles más cercanas.

Los monopatines tienen la capacidad para comunicarse con los usuarios, y esta cualidad es la que ha inspirado a uno o más hackers en Australia a perder un poco de tiempo con una broma. Al menos un total de 8 de estos vehículos fueron alterados para que emitieran audios con mensajes sexuales.

Los mensajes se activaban cuando los usuarios terminaban los viajes y bloqueaban las unidades. En algunos casos el audio parecía quedar atrapado en un ciclo y se repetía una y otra vez luego del bloqueo.

El hackeo no fue realizado de forma remota. Los bromistas tuvieron que acceder al puerto de carga de los archivos de audio y cargar los mensajes. Según la empresa los hackers nunca tuvieron acceso al sistema operativo, lo que implica que los usuarios no estuvieron expuestos a ningún tipo de alteración de este tipo que los pusiera en riesgo.

Nelson Savanh, gerente de asuntos públicos de la empresa en Queensland, señaló al respecto: “Sabemos que ocho de nuestros monopatines en Brisbane han sufrido cambios en sus archivos de audio por las acciones de vándalos que han grabado sobre ellos discursos inapropiados y ofensivos. No es inteligente, no es divertido y es como cambiar un tono de llamada”.

Antecedentes y peligros

Este tipo de vehículos ya ha sido el objetivo de las bromas de algunos hackers con demasiado tiempo libre. Por lo general sin grandes repercusiones.

Sin embargo hace unos meses un fallo propio del firmware hacía que en algunos casos los vehículos frenaran de forma automática provocando la caída de los usuarios. Desde entonces la empresa ha corregido este defecto. El problema podría surgir si un grupo de hackers descubre la manera de ingresar al sistema o alterarlo de alguna manera para replicar este tipo de conducta, o alguna con similares consecuencias. En dicho caso la broma no sería tan tonta e inofensiva como unos pocos mensajes subidos de tono.

Últimos lanzamientos Ver más