Lunes, 30 de Diciembre de 2013

Atlanta: Implementan detectores de orina en el subterráneo

La nueva tecnología espera terminar con una mala costumbre de los habitantes de esa ciudad. Cada detector cuesta unos USD 10 mil.

Todos aquellos que tenían planeado orinar en los ascensores de la red de subterráneos de Atlanta van a tener que pensarlo bien. Las autoridades de tránsito de la ciudad estadounidense han comenzado a instalar detectores de orina para evitar esta mala costumbre de sus habitantes. Cada dispositivo de detección tiene un costo de USD 10 mil. Dado que existen un total de 111 ascensores en toda la red la inversión superará el USD 1 millón.

El organismo que regula el tránsito rápido metropolitano de Atlanta, también conocido por sus siglas en inglés como MARTA, se ha decidido a dar punto final al problema. Los nuevos sensores alertan a la policía cuando alguien comienza a orinar de forma tal que los infractores pueden ser atrapados posteriormente, o en el acto, dependiendo de la velocidad del policía. Los sensores están enfocados al piso de los elevadores. Tom Beebe, Director de ascensores y escaleras de MARTA señaló: “Si alguien orina allí, se va a producir un factor de salpicadura”. La salpicadura produce la señal de alarma. Durante una prueba piloto que duró un mes la policía apenas logró capturar un infractor. No está claro si el sistema tiene alguna función disuasiva o simplemente no ha funcionado.

MARTA también está reabriendo varios baños que se habían cerrado en 2010 debido a recortes en el presupuesto. Los que habían permanecido abiertos solo estaban disponibles por unas horas y necesitaban del uso de una llave. Es de esperar que el hecho de tener un lugar donde hacer sus necesidades sea tan efectivo o más que la instalación de los detectores de orina.

El objetivo de MARTA es que las instalaciones de transporte público sean mucho más limpias y seguras, lo que aumentaría el atractivo del transporte público. Varios estudios han marcado esta relación y parece ser un camino obligado para convencer a las personas para que dejen sus autos al trasladarse. Y entre todos los problemas del sistema de transporte, el olor a orines se ha mostrado como uno de los destacados. Una desventaja mucho más difícil de superar es el hecho de que el pasaje en el subterráneo cuesta USD 5, superando el costo de los estacionamientos durante un día completo.

Fuentes: Wired, Kake

Imagen: Flicker/Listener42 por Wired

TAGS

Últimos lanzamientos Ver más

Comments are closed.