Miércoles, 13 de Marzo de 2019

La publicidad dirigida en camino a los SmartTV

Un nuevo proyecto impulsado por el fabricante Vizio y varias empresa productoras de contenido audiovisual apunta a trasladar las técnicas de personalización de la publicidad utilizadas en Internet a la televisión.

Cualquier usuario de redes sociales o Internet en general sabe que existen mecanismos de recolección de información que están constantemente evaluando nuestro comportamiento para enviarnos publicidad que se ajuste a nuestro perfil. Por un lado eso implica que lo que se nos ofrece estará más cerca de nuestros verdaderos intereses, por otro lado todos queremos que en algún momento nos den un respiro y dejen de intentar vendernos algo.

Afortunadamente esto sucede en Internet, y otros ámbitos de nuestra vida están a salvo. O lo estaban. Con la llegada de los televisores inteligentes se han abierto nuevas posibilidades técnicas, muchas de ellas (como ver videos de Youtube en una gran pantalla) son muy positivas. Pero ahora existe un proyecto que podría trasladar las prácticas de publicidad dirigida a nuestros televisores.

Project OAR (Open Adressable Ready) es la nueva apuesta de la fabricante de televisores inteligentes Vizio. La acompañan en este desarrollo importantes medios de comunicación y productoras. Entre ellas se encuentran: Comcast, Disney, NBCUniversal, CBS y Discovery. Las empresas han formado un consorcio y buscan de esta manera impulsar un estándar abierto que pueda ser utilizado por todas las compañías de televisión para vender publicidad dirigida.

El primer objetivo del consorcio será definir los estándares técnicos.

Los mismos conflictos

Sin duda la publicidad personalizada será mucho más valiosa para las empresas. Sin embargo esta práctica implicará una nueva discusión sobre la captura de datos y el derecho a la privacidad.

Unos pocos años atrás Vizio tuvo problemas al implementar prácticas de seguimiento sobre el historial de sus consumidores y vender los datos a las empresas publicitarias sin pedir permiso o avisar que lo estaba haciendo. El software de seguimiento se había instalado en más de 11 millones de televisores. En 2017 la disputa terminó con la empresa pagando unos USD 2,2 millones.

Últimos lanzamientos Ver más