Martes, 25 de Junio de 2019

Libra es recibida con críticas por los bancos y legisladores

En Estados Unidos existen dudas sobre las consecuencias que puede tener el nuevo proyecto de Facebook dentro de una actividad que todavía no está bien regulada. Entidades bancarias advierten que la moneda debe ser supervisada por los entes reguladores para evitar el lavado de dinero y financiar a terroristas.

Los planes para el lanzamiento de Libra, la criptomoneda de Facebook, han despertado tanto entusiasmo como inquietudes y advertencias. Los cuestionamientos han tenido lugar tanto en el ámbito político como en el empresarial, especialmente en el sector bancario.

Políticos

Maxine Waters, la directora del Comité de Servicios Financieros de la cámara de representantes del congreso estadounidense señaló que Facebook debería poner en pausa el desarrollo de la moneda debido a los múltiples e interminables escándalos que la empresa atraviesa. La empresa debería esperar a que los entes reguladores examinen el proyecto.

“Con el anuncio de sus planes para crear una criptomoneda Facebook continua su ilimitada expansión y expande su alcance en las vidas de sus usuarios”, señaló Waters. La legisladora argumentó que actualmente el mercado de criptomonedas carece de una regulación clara que ofrezca una protección adecuada para los inversores, los consumidores y la economía en general.

La necesidad de examinar el último emprendimiento de Facebook parece ser una convicción que tanto demócratas como republicanos comparten. El 16 de Julio una comisión del senado de los Estados Unidos tiene programada una audiencia para evaluar la criptomoneda y las problemáticas de privacidad asociadas.

Bancos

El director del Banco de Inglaterra, Mark Carney, señaló que los bancos centrales y reguladores deberían poder supervisar el funcionamiento de Libra para asegurarse de que no se utilice esta moneda para el lavado de dinero o financiar el terrorismo. “Tiene que ser una opción segura, o no va a suceder”, declaró Carney. El funcionario también apuntó que Facebook no puede esperar aprovechar el mismo ambiente sin regulación que aprovechó para obtener una posición dominante en el universo de las redes sociales.

El Banco de Inglaterra fue una de las organizaciones con las que se contactó Facebook antes de anunciar Libra.

Por su parte, el Banco de Pagos Internacionales, advirtió que los planes de Facebook podrían dañar al sector bancario. La amplia red de usuarios que las compañías tecnológicas tienen les permitiría acceder rápidamente a una posición dominante. El BIS reconoció el potencial beneficio en términos de inclusión financiera, pero advirtió que existen riesgos en relación a la estabilidad financiera, el nivel de competencia y la protección de datos.

Galería de Imágenes

Últimos lanzamientos Ver más