Jueves, 21 de Mayo de 2020

Los pizzeros ganan dinero y los grandes inversores pierden fortunas

La experiencia del dueño de un restaurante, que descubrió que podía comprar sus propias pizzas en una aplicación online a un precio reducido, demuestra los problemas del actual modelo de desarrollo de las tecnológicas.

Si trabajas duro, estás atento a las oportunidades, apuestas por la tecnología, y compras tu propio producto puedes hacer mucho dinero.

La última parte de esta serie de premisas suena algo extraño. Al menos que se trate de algún esquema de lavado de dinero, pero no es el caso.

Esta es la historia del dueño de una pizzería en los Estados Unidos que descubrió que DoorDash, una aplicación de reparto estaba vendiendo sus productos a un precio inferior al que el mismo ofrecía.

El dueño de la pizzería vendía a unos USD 24, la aplicación vendía el mismo producto a USD 16 pero pagaba al restaurante el precio original.

El dueño entonces realizó un pedido de 10 pizzas, pagó unos USD 160 y recibió a cambio unos USD 240. En teoría podría haber repetido esta operación decenas de veces con las mismas pizzas, dado que nadie se hubiera quejado incluso si las pizzas hubieran estado frías.

Es importante señalar que DoorDash no había informado al dueño de la pizzería que estaba vendiendo sus pizzas online.

Un modelo de negocios

Por supuesto, la situación es absurda, pero desnuda el modelo que muchas empresas tecnológicas han adoptado en los últimos años.

El primer objetivo es conseguir una cantidad de usuarios importante, luego se resuelven los esquemas de monetización. Como consecuencia, durante mucho tiempo solo pierden dinero, pero gracias a las perspectivas de futuras ganancias obtienen inversiones que las sostienen.

Esto lleva a estrategias de expansión agresivas sin un modelo de negocios bien establecido.

Uber ha crecido sin parar y sigue perdiendo dinero, algo similar sucedió con Twitter y Snapchat. YouTube perdía inmensas cantidades de dinero diariamente hasta que Google logró hacerla rentable.

A pesar de lo dicho todavía queda la incógnita de por qué el precio reducido. Al parecer se trataba de una prueba de demanda. Si los resultados eran buenos la información podía utilizarse para convencer al restaurante de que se uniera al servicio.

Muchas malas inversiones

En general en el mundo de las inversiones, sobre todo las tecnológicas a nivel Inversor Ángel o Venture Capital, se espera que la gran mayoría fracase y unas pocas sean exitosas y alcancen para justificar todo lo invertido e incluso dar ganancias.

Las apuestas son altas, pero con que algunas de ellas salgan bien es suficiente.

DoorDash tiene entre sus inversores al poderoso grupo Softbank, que hace unos pocos días reportó una pérdida anual de USD 12.700 millones. La mayoría de sus pérdidas provinieron del sector tecnológico, debido al mal momento de empresas como Uber y Wework.

Estadísticamente siempre hay una empresa que llega a buen puerto, pero tampoco está garantizado. Y la actual pandemia puede ser un factor a considerar.

Galería de Imágenes

Últimos lanzamientos Ver más

 Do NOT follow this link or you will be banned from the site!