Jueves, 20 de Marzo de 2014

Prueban software de control de smartphones en escuelas

La experiencia se produjo en Corea del Sur a través de una aplicación instalada en los smartphones de los estudiantes. Los resultados fueron diversos y hubo quejas por algunos problemas técnicos.

La presencia de los teléfonos móviles en las escuelas, y en particular de los smartphones es un tema de discusión en casi todo el mundo. En Corea del sur las autoridades se han decidido a llevar a cabo un plan de control a través de un software de manejo instalado en los dispositivos de los alumnos. El iSmartKeeper tiene como objetivo restringir las aplicaciones a las que pueden acceder los estudiantes. La aplicación ha sido probada en 11 escuelas de Seúl y en provincias cercanas con resultados diversos.

Una vez que se ha instalado el programa los profesores puede establecer hasta 6 tipos de restricciones. Pueden bloquear todos los teléfonos, habilitar llamadas de emergencia, habilitar solo las llamadas telefónicas, permitir llamadas y SMS o bien restringir el uso de ciertas aplicaciones. El objetivo de las autoridades es evitar la distracción de los alumnos cuando están en clases. El planta también contempla el permiso y uso de aplicaciones educativas.

Los criterios de uso pueden establecerse en función de los horarios, una configuración automática permitiría que los smartphones no se usaran en clases, pero quedaran liberados en el tiempo libre de los alumnos. Otra opción con la que se trabaja es la localización por GPS, para que se regulen los dispositivos una vez que entran a terrenos del establecimiento educativo, pero se liberen cuando los jóvenes vuelven a sus casas.

Sin embargo, los alumnos no saldrán totalmente librados cuando vayan a sus casas, dado que el programa también le permite a los padres bloquear el acceso a ciertas aplicaciones. Así que en teoría el teléfono también podría bloquearse cuando sea tiempo de hacer la tarea.

Hecha la ley hecha la trampa, muchos estudiantes han comenzado a “rootear” sus teléfonos para evitar las restricciones.  Esto provocó que en el caso de 3 de las escuelas que estaban probando el sistema se retirara el programa. Por otro lado hubo problemas con el sistema de bloqueo por geolocalización. La aplicación solo está disponible para Android, y aunque se trata de la patria de los Samsung, los jóvenes con dispositivos con iOS o Windows Phone salían librados de todo control. A pesar de los problemas, una versión para iOS está en camino y ya se ha aconsejado a otras 677 escuelas probar el sistema.

Fuentes: Theverge

Últimos lanzamientos Ver más