Crea tu ISO de Windows 10 personalizada

Tener una imagen de la configuración de Windows 10 te permitirá ganar tiempo y evitar errores p.e. al re-instalar el S.O. luego de formatear o si necesitas clonar tu PC ¡Comparte esta noticia!
Martes, 9 de Febrero de 2021

Por: Pier Ciccariello

Existen herramientas gratuitas que permiten crear con facilidad tu propia imagen de instalación de Windows. Gracias a ellas, cualquier usuario puede, en pocos pasos, personalizar una serie de aspectos para su sistema operativo, instalar programas, eliminar características y configurar el sistema para que esté listo para su uso inmediatamente luego de ser instalado. Esto es útil en especial si tienes el hábito de formatear e instalar Windows a menudo o si quieres instalar varios equipos con igual hardware, porque te permite ahorrar un tiempo considerable al evitarte configuraciones posteriores.

¿Qué es una imagen ISO personalizada?

Un archivo ISO (siglas en inglés de Organización Internacional de Normalización), también llamada imagen ISO, es una clase de archivo utilizado para almacenar una copia exacta del sistema de archivos de una unidad óptica, como CD, DVD o Blu-ray.

Cada vez es más común contar con programas que manejen imágenes en formato ISO, gracias a la gran portabilidad que brinda este tipo de archivo. UltraISO es, desde hace años, un referente del tema.

Mediante programas como UltraISO, es posible copiar un disco entero a un archivo con extensión .ISO, y esta copia sería un clon exacto del disco original que podría utilizarse para grabar otros discos sin que se perdiera información y sin modificar la estructura inicial. Esta fidelidad a la hora de copiar datos lo transformó en uno de los formatos más utilizados en internet para distribuir, entre otras cosas, copias de un disco instalador de sistema operativo.

 Imágenes modificadas

Cada vez es más común encontrar páginas web que ofrecen diversos tipos de imágenes modificadas del instalador del sistema operativo Windows con el fin de optimizar algunas versiones para obtener mayor rendimiento en los videojuegos, eliminar programas o servicios poco utilizados por los usuarios, o agregar drivers u otros programas que el creador de la imagen personalizada considere conveniente.

El uso de una imagen no oficial para instalar en equipos tanto hogareños como de trabajo no es una práctica recomendada, ya que no se sabe si la imagen se ajusta a tus necesidades o si su creador escondió algún tipo de malware o similar a fin de robar información de tu equipo y de esta forma comprometer tu seguridad. Tampoco sabes si se detuvo algún servicio que vuelva inestable el sistema operativo ante una situación en particular.

ISO original

A efectos de evitarte potenciales (y por lo general muy costosos) riesgos, lo ideal es que tú mismo puedas desarrollar tu propia imagen personalizada, partiendo de una ISO original. Esto es una práctica común, sobre todo en entornos donde podrías tener muchos equipos con la misma configuración (en algunos casos cientos). De esta forma evitas tener que aplicar esta configuración a cada equipo en particular, ya que puedes obtenerla en forma automática durante la instalación del sistema operativo.

¿En qué casos resulta útil una imagen personalizada?

Existen varios escenarios en los que podría interesarte (y mucho) disponer de una imagen que se adapte a tus necesidades. A continuación se muestran algunas de sus ventajas.

1 Piloto automático

El primer caso, muy conocido por muchos usuarios, es poder construir tu propio disco desatendido en el que podrías configurar todos los parámetros que consideres necesarios durante la instalación, agregarle drivers e, incluso, los programas que sueles utilizar. De esta forma, tendrás un instalador que en “piloto automático” te entregue un equipo totalmente listo para su uso con un mínimo de intervención de tu parte.

2 Bajos recursos

Otro caso en el que podría interesarte poder personalizar tu versión de Windows 10 es en los equipos con bajos recursos de hardware que quieras utilizar para tareas específicas, evitando el consumo de recursos por servicios y los componentes que no serán utilizados. De esta forma lograrás mayor rendimiento sin tener la necesidad de invertir en hardware más nuevo. Este caso es muy utilizado en equipos que únicamente se destinan para un fin específico, como terminales en las que solo se utilicen programas de facturación, o incluso en equipos de medianos recursos destinados a videojuegos. El tiempo invertido en desarrollar tu imagen de Windows a la medida de tus necesidades podría premiarte con algún fotograma por segundo (FPS) extra.

3 Ahorro de tiempo

No es extraño que los administradores de sistemas tengan varias versiones personalizadas de Windows, cada una ya preparada para ser incorporada en un área específica de la empresa. De esta forma, solo deben instalarla ahorrando el tiempo de configuración, por lo que ese equipo volverá a estar nuevamente en producción, y así se evitan complicaciones para la empresa.

4 ¿Más ventajas?

Si te sentiste identificado en alguno de los casos anteriores o si tan solo deseas probar todo lo que puede ofrecerte una versión personalizada de Windows, recuerda que siempre debes basarte en una imagen original descargada del sitio web oficial de Microsoft. Podrás encontrar varias versiones ya personalizadas por internet, pero nadie te asegura que no incluyen malware o puertas traseras a través de las que tengan acceso a tu equipo, lo cual pondría en riesgo toda tu información y las contraseñas que en él utilices.

Windows 10 es un sistema operativo bastante pesado para equipos con recursos limitados, ya que tiene funcionando varios servicios en background, que consumen en forma permanente la memoria RAM y tiempo del CPU. Si tu equipo es algo antiguo, en estos dos aspectos notarás una mejora bastante notable en algunos casos.

IMPORTANTE

Recuerda que la personalización de una imagen debe utilizarse para fines didácticos o para ayudarte en alguna de las situaciones como las expuestas antes, ya que es una forma algo avanzada de optimizar tanto el sistema operativo como tu fl ujo de trabajo durante la instalación y puesta a punto de un equipo, en ningún caso puedes personalizar una imagen como un acto de piratería. Siempre que descargues una imagen de Windows, debes activarla únicamente con una clave de producto original para utilizarla, de esta forma además de no estar cometiendo un delito podrás contar con el soporte oficial de Microsoft.

Puedes acceder a la versión completa de este Informe y aprender más sobre la creación de una ISO de Windows 10


Informe USERS es una publicación digital semanal exclusiva para suscriptores de RedUSERS Premium, en ella analizamos en profundidad temas de actualidad en tecnología: tendencias, aplicaciones, hardware, nuevas tecnologías y más.


Cientos de publicaciones por una mínima cuota mensual SUSCRIBETE!

¡Comparte esta noticia!
 ¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!