Martes, 1 de Diciembre de 2020

Revelan datos sobre el mal uso de la red Tor

Un grupo de investigadores analizó el tráfico para determinar la cantidad de usuarios que aprovechaban el anonimato para actividades maliciosas y la cantidad que lo empleaba para escapar de las restricciones de los regimenes totalitarios. ¡Comparte esta noticia!

The Onion es la red de computadoras que intenta mantener el anonimato de los usuarios durante la navegación por Internet. Su objetivo es sobrepasar las barreras del acceso a la información y la censura establecidas en muchos países con regímenes restrictivos y totalitarios.

Como ocurre con otros sistemas de anonimato la posibilidad de que sea utilizada para otros fines menos nobles es un tema de preocupación. La discusión sobre si estas herramientas producen más beneficios o perjuicios ha girado durante mucho tiempo en torno a especulaciones.

Sin embargo, un estudio realizado en el Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia ha arrojado algo de luz sobre el lado oscuro de este tipo de recursos.

Observaciones

A nivel global un 6,7% de personas utilizan la red, también conocida como Tor, con fines maliciosos. La gran mayoría simplemente quiere navegar sin ser identificada.

Un aspecto interesante es que el uso dañino de la red Tor no está distribuido de forma pareja en todo el mundo. Los espacios nocivos son mucho más frecuentes dentro de los regímenes democráticos liberales. Es decir, aparecen en los países en lo que existen fuertes protecciones para los derechos individuales.

Curiosamente son estos países los que aportan la gran mayoría de la infraestructura de la red.

En los países con regímenes más represivos el uso de la red está mayormente ligado a la actividad política.

Riesgos

Dada la realidad ya descrita los investigadores han advertido que las herramientas de anonimato suponen un gran desafío para las políticas públicas.

El uso de herramientas como Tor para el trafico de drogas, la venta de armas o la explotación infantil es un peligro real.

Pero la eliminación de estos recursos pueden producir un grave daño a los grupos de disidentes políticos y poner en peligro a los activistas.

Críticas

Los encargados del Proyecto Tor han cuestionado algunas de las conclusiones realizadas en el estudio señalando que algunas de sus categorías son injustas y no está claro que metodología fue utilizada. Muchos servicios ocultos fueron automáticamente clasificados como ilícitos.

¡Comparte esta noticia!
 ¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!