Gigabyte AOURUS AX370-Gaming K5 - RedUSERS

Gigabyte AOURUS AX370-Gaming K5

Probamos el nuevo motherboard diseñado para la línea de procesadores Ryzen de AMD.
Viernes, 1 de Septiembre de 2017
Review: Gigabyte AOURUS AX370-Gaming K5 Probamos el nuevo motherboard diseñado para la línea de procesadores Ryzen de AMD.

Los procesadores Ryzen de AMD están causando impacto en el ambiente del gaming y de los entusiastas del hardware, gracias a una buena combinación entre performance y precio.

Pero los chips no llegaron solos: los fabricantes de motherboards acompañaron generosamente su lanzamiento, por lo que hoy es posible encontrar una gran variedad de placas madre.

Así las cosas, si uno está por armar una nueva PC con tecnología AMD, lo primero que hay que tener en cuenta es que el chipset X370 es el que se utiliza en los motherboards de gama media y alta, dirigidos a gamers, overclockers y entusiastas.

Este chipset es el corazón del AOURUS AX370-Gaming K5, motherboard completo y pintón que analizamos a continuación.

Características generales

La línea de motherboards AORUS, la marca gamer de Gigabyte, consta de varios modelos y el Gaming K5 se encuentra en el segmento medio.

El tope de gama es el K7, que cuesta alrededor de U$S 210 en Estados Unidos. Luego le siguen el Gaming 5 (U$S 185), el K5 (U$S 160) y el K3 (U$S 125).

El Gaming K5 es un motherboard con formato ATX (30,5 x 24,4 cm), con un aspecto negro mate adornado con detalles en gris metálico. Pero esta apariencia sobria cobra vida y color gracias a la integración de abundante iluminación LED.

Desde el punto de vista técnico, se destacan el soporte para SSDs en formato M.2/NVMe, USB 3.1, multi-GPU (tanto SLI como CrossFire) y audio Realtek ALC1220.

El diseño general del K5 no difiere demasiado de lo que hemos visto en otros motherboards para Intel o AMD. En la parte superior se encuentra el socket AM4, con un gran espacio libre a su alrededor, lo que facilita la instalación de coolers voluminosos.

Los zócalos para memoria RAM DDR4 son cuatro y permiten acomodar hasta un máximo de 64 GB (16 GB en cada ranura). Gigabyte afirma que soporta hasta módulos de 3200 MHz, aunque en la plataforma Ryzen mucho depende de cómo se lleve el chip con la marca/modelo de módulo DDR4 instalado en cada PC. En nuestro caso, pudimos usar memorias de marca Geil a 2920 MHz.

Entre los zócalos de RAM se integran luces LED, que generan un excelente efecto visual.

Una curiosidad es que el motherboard no incorpora botones de encendido o reset (súper útiles para quienes probamos motherboards, pero irrelevantes para casi todos los demás usuarios), pero sí trae un botón [OC] para el overclocking automático.

Expansión y multi-GPU

A la hora de conectar la placa de video, nos encontramos con tres slots PCI Express (PCIe) x16 blindados en acero inoxidable. El motherboard es compatible con CrossFire (hasta tres tarjetas) y SLI (dos tarjetas).

Aquí encontramos una de las ventajas con respecto a las placas madres que usan el chipset B350, que sólo soportan CrossFire, y no SLI.

Además de los PCIe x16, están disponibles tres ranuras PCIe x1.

Almacenamiento y conectores

En este apartado el Gaming K5 está bien balanceado. En primer lugar cuenta con 8 puertos SATA III (6 Gbps), con soporte de RAID 0, 1 y 10. A eso se suman 2 SATA Express y un M.2 capaz de transferir hasta 32 Gbps.

Otro punto a destacar es la buena cantidad de puertos USB 3.1 de 10 Gbps (los llamados “Gen 2”). En el panel trasero hay 1 de tipo C y nada menos que tres de tipo A.

A eso se suman, también en el panel trasero, 6 conectores USB 3.0 (5 Gbps).

En el panel trasero también hay un enchufe PS/2 para mouse o teclado y el puerto de red Gigabit RJ-45.

El motherboard también incluye una salida HDMI, para los procesadores AMD que incluyan video integrado.

Como en otros motherboards de Gigabyte, el sonido es un apartado cuidado. Se utiliza el chip Realtek ALC1220, capaz de brindar una relación entre señal y ruido de 120 dB. A esto se suman capacitores especiales para audio y un amplificador para auriculares capaz de detectar automáticamente la impedancia de los que el usuario utilice.

Además de los conectores clásicos de 3,5 mm, el K5 ofrece salida digital S/PDIF.

Otras funciones

Uno de los agregados más notables de la línea “Gaming” de AORUS es la iluminación LED. Además de ser abundante, los tonos son completamente configurables mediante el software RGB Fusion, que extremadamente fácil de usar.

Quienes busquen realizar tweaking y overclocking estarán de parabienes con el K5. Por un lado, el BIOS está muy nutrido de opciones para controlar la CPU y la memoria RAM. Por otro, la aplicación EasyTune permite hacer la mayoría de los cambios desde Windows.

Conclusión

El AOURUS AX370-Gaming K5 es un motherboard que no defraudará al entusiasta que busque una buena base para armar una nueva PC con procesador Ryzen.

Claro que al no ser un “tope de gama”, hay un balance de características –para nosotros acertados- que puede acomodarse más o menos bien a los requerimientos de distintos usuarios.

Por ejemplo, hay que notar que sólo integra 1 puerto M.2 y que no trae U.2 (aunque mediante un adaptador se podría agregar). En cambio, sí incorpora SATA Express, un estándar ya con pocas chances de tener alguna vigencia.

En contrapartida, la abundancia de puertos USB 3.1, entre los que hay uno de tipo C, es genial de cara al futuro.

También resulta muy satisfactoria la calidad del audio, el logrado sistema de iluminación y el soporte para múltiples placas de video.

Adrián Mansilla

PROS Y CONTRAS

+ Multi-GPU

+ USB 3.1 tipo C

+ Iluminación LED

– Sólo 1 puerto M.2

Ficha técnica

Procesadores: Ryzen

Socket: AM4

Chipset: AMD X370

Almacenamiento: 6 SATA III, 2 SATAe, 1 M.2

Expansión: 3 PCIe x16, 2 PCIe x1

Multi GPU: SLI y CrossFire

Audio: Realtek ALC1220, S/PDIF

Otros: USB 3.1 tipo C y tipo A, LAN Gigabit, salida HDMI

Formato: ATX (30,5 x 24,4 cm)

Galería de Imágenes

TAGS

Últimos lanzamientos Ver más