Gigabyte Brix - RedUSERS

Gigabyte Brix

Ya está aquí la nueva generación de MiniPC’s para el living o NUCs (Next Unit of Computing). Probamos a fondo la opción de Gigabyte.
Jueves, 19 de Marzo de 2015
Review: Gigabyte Brix Ya está aquí la nueva generación de MiniPC’s para el living o NUCs (Next Unit of Computing). Probamos a fondo la opción de Gigabyte.

Cuando Intel presentó sus planes para las próximas generaciones de PC’s, si bien se hablaba mucho de las pantallas táctiles, la portabilidad y demás, uno de los sectores donde se comenzaba a ver gran interés era en el living. No en el “living” propiamente dicho, obviamente, sino en llevar la comodidad de las PC’s a dicho ambiente. Con esto en mente, el año pasado Intel anunció los llamados NUC, por sus siglas en inglés “Next Unit of Computing”, unas mini computadoras pensadas para potenciar la funcionalidad de televisores o para ahorrar espacio en una oficina.

Si bien se demoró un poco, al fín esta tecnología está disponible en nuestro país de la mano de Gigabyte en dos versiones, una con un Intel Celeron, y otra bastante más potente con un Core i7.

 

Diseño

A simple vista, la Brix no difiere mucho de los modelos presentados por Intel, u otras marcas, siendo una “simple” caja de 42.8 x 107.6 x 114.4 mm. Su exterior se conforma de un armazón de aluminio que protege todos los bordes y es donde se agarran las dos tapas que terminan de cubrir los componentes. La tapa superior posee una terminación brillante bastante atractiva, pero también muy propensa a marcas de dedos, por lo que hay que manipularla con cuidado si deseamos que se vea bien en todo momento. Aquí también encontraremos el botón de encendido el cual se ilumina de color azul cuando la Brix está prendida y parpadea si se la deja en modo de suspensión. En el extremo opuesto, la cubierta trasera es completamente metálica y es la que se debe abrir para poder acceder a los componentes internos.

Cubierta inferior.

Cubierta inferior.

Si bien esta miniPC es muy compacta, una de los mejores modos de utilizarla es montandola detrás de un televisor, de esta manera se evita que se vean los cables y se ahorra bastante espacio. Para ello, la Brix incluye un soporte VESA el cuál se puede agarrar fácilmente a un televisor compatible (La gran mayoría hoy en día poseen este tipo de estándar, y en todo caso, se consiguen “adaptadores” para los más grandes); y lo mejor de todo, es que solo el soporte es fijo, el equipo en sí posee un sencillo sistema de montaje que permite retirarlo cuando deseemos.

La Brix montada en la parte trasera de un monitor.

La Brix montada en la parte trasera de un monitor.

Si nos centramos en materia de calidad, la carcasa de la Brix realiza un excelente trabajo protegiendo los componentes internos, más que nada, gracias al grosor de la pieza de aluminio principal. Dicho esto, este equipo puede resistir tranquilamente varias caídas, aunque obviamente, no recomendamos testearlo adrede.

 

Conectividad

Una parte importante de un equipo de este estilo, es saber que contamos con los conectores necesarios para hacerlo funcionar de manera óptima, y en diferentes configuraciones; ya que de otro modo, tendríamos que pensar en otras soluciones, como conseguir adaptadores, o hubs para los puertos USB por nombrar algunos ejemplos. Como un sólido punto a favor, Gigabyte dejó este aspecto bien cubierto, incluyendo una completa opción de conectores.

En el borde trasero (si se la mira de frente) se encuentra un Kensington Lock ideal si se plantea usar para reproducir multimedia en eventos o lugares con público; la entrada de energía, donde se conecta la salida de la fuente externa; un puerto HDMI de tamaño completo junto a un Mini DisplayPort; un puerto LAN RJ45 para utilizar en los casos donde no es posible el Wi-Fi; y por último, dos puertos USB 3.0. En el extremo opuesto, tendremos otros dos puertos USB 3.0 y una salida de audio 3.5mm convencional, pero con la peculiaridad de ser compatible con SPDIF, muy útil si se posee también algún sistema de sonido dedicado.

Parte trasera de la Brix.

Parte trasera de la Brix.

Vista frontal.

Vista frontal.

 

Hardware

El modelo de Brix que testeamos fue el BXCEH-2955, la cuál posee un procesador Intel Celeron de cuarta generación 2955U corriendo a 1,4GHz (mas detalles aquí) . Debido a que este equipo se comercializa “barebones”, no posee módulos de RAM ni disco rígido. Nuestras pruebas las realizamos manteniendo una configuración bastante estándar en estos días; un módulo SODIMM Kingston de 4GB y un disco rígido Samsung de 250GB.

Como se observa, el disipador es igual al de una notebook.

Como se observa, el disipador es igual al de una notebook.

En materia de expansión interna, este modelo posee dos slots para RAM, con un máximo de 16GB y frecuencia de 1600 MHz. En cuanto a almacenamiento, tendremos un conector de SATA para discos de 2,5” y un slot mSATA donde podemos agregar un SSD para mejorar notablemente la velocidad del equipo. Exactamente debajo de este último, se encuentra un conector mini PCIe el cuál viene ocupado de fábrica con el módulo Wi-Fi y Bluetooth.

La tapa inferior es donde se monta el disco SATA.

La tapa inferior es donde se monta el disco SATA.

Así es el interior de esta miniPC.

Así es el interior de esta miniPC.

Tanto en este modelo, como el i7, la parte gráfica es gestionada por el mismo procesador, mediante los gráficos Intel HD. El rendimiento de la versión con Celeron, la hace óptima para cualquier tipo de escenario convencional, ya sea como centro multimedia, o como PC estándar; pero no posee el suficiente poder gráfico para correr juegos demandantes. Para esto último, la Brix más potente se defiende mucho mejor, ya que posee gráficos Intel HD 4400; aunque obviamente, no esperen poder correr el Battlefield 4 en Ultra.

Resultado de PC Mark, test de "trabajo" que mide el rendimiento general.

Resultado de PC Mark, test de «trabajo» que mide el rendimiento general.

Resultado de Sky Diver, test de alta performance gráfica.

Resultado de Sky Diver, test de alta performance gráfica.

Resultado en Ice Storm, para comparación con otros dispositivos y plataformas.

Resultado en Ice Storm, para comparación con otros dispositivos y plataformas.

 

Conclusión

Desde el mismísimo concepto, los NUC son una idea muy interesante, y que realmente posee una amplia gama de posibles usos, ya sea como centros multimedia en hogares convencionales, equipos de demo para locales y negocios o como una forma de ahorrar espacio en el escritorio de una oficina. En cuanto a precios, se puede conseguir la versión Celeron que probamos a partir de $3.100 o la i7 por $11.000; a esto se le debe agregar el costo de la RAM y el disco.

 

Ficha técnica

Chipset No especificado
Procesador Intel Celeron 2955U @1,4GHz
Memoria RAM No incluída (probado con 4GB Kingston 1600MHz)
Almacenamiento No incluído (probado con HDD Samsung 250GB)
Conectividad Bluetooth 4.0 – Gigabit LAN, Wireles N 802.11 – HDMI – Mini DisplayPort – 4 puertos USB 3.0
Precio A partir de: Celeron – $3100, i7 – $11000

 

Pros

  • Formato extremadamente compacto.
  • Buena variedad de conectores.

Contras

  • Precio mayor que una PC estándar.

Puntaje: 7.5

 

Nicolás Fantagossi RedUSERS Labs

 

 

Galería de Imágenes

TAGS ,

Últimos lanzamientos Ver más

 Do NOT follow this link or you will be banned from the site!