Gigabyte Z97X-Gaming 5 - RedUSERS | RedUSERS

Gigabyte Z97X-Gaming 5

Analizamos un motherboard para los jugadores que buscan armar un equipo potente y versátil en la plataforma LGA 1150.
Martes, 3 de Febrero de 2015
Review: Gigabyte Z97X-Gaming 5 Analizamos un motherboard para los jugadores que buscan armar un equipo potente y versátil en la plataforma LGA 1150.

La serie de motherboards “Gaming” de Gigabyte está pensada para acercar a los usuarios productos especialmente perfilados para las necesidades del gaming. Es decir, para armar buenas PCs para juegos.

Debemos recordar que la serie Z97X-Gaming está formada por varios productos, con una clara progresión en funcionalidades y precios: Gaming 3, 5, 7 y G1. Así que el modelo 5, con un costo aproximado de U$S 135 en los EE.UU. se trata de una opción interesante que se ubica entre lo económico y la gama media.

A continuación veremos si este producto trae lo que se necesita para hacer honor a su nombre.

Giga_Vertical

Aquí podemos apreciar el generoso espacio entre los dos slots PCI Express x16 principales. Ideal para CrossFire o SLI.

Configuración general

A primera vista el Z97X-Gaming 5 nos impacta con su combinación de PCB negro y disipadores en rojo. Gigabyte, que siempre ha sido original en la utilización de los colores, aquí se inclina por una disposición estética muy vista (quizás demasiado) en el mundo gamer.

Los zócalos de memoria RAM vienen en negro y gris. Este último color desentona un poco con el conjunto, pero casi no se ven cuando se colocan los módulos de RAM. Y si esos módulos son rojos (como los de GSkill, por ejemplo), el conjunto queda súper bien.

El área del socket es amplia y limpia, lo que facilita la instalación de coolers voluminosos. En este sentido, el motherboard ofrece un conector de energía adicional, que permite instalar un segundo ventilador al cooler o un sistema de watercooling.

Por otra parte, a diferencia del más costoso Gaming 7 (que hemos analizado hace un par de meses), aquí no hay botones de encendido o reset sobre el PCB.

El socket LGA 1150. Arriba, a la izquierda, podemos ver los dos conectores para fans de CPU o elementos de watercooling. A la derecha, el conector de discos SSD M.2.

El socket LGA 1150. Arriba, a la izquierda, podemos ver los dos conectores para fans de CPU o elementos de watercooling. A la derecha, el conector de discos SSD M.2.

Opciones de expansión

La parte inferior del motherboard está dominada por los slots de expansión, todos ellos realizados en plástico negro. Como se trata de un motherboard “gamer”, interesa mucho la ubicación de los slots PCI Express x16 para gráficos. Como es usual en los motherboards equipados con chipset Intel Z97, los dos primeros slots PCIe x16 son controlados por el microprocesador y son los que se deben usar para CrossFire o SLI. Recordemos que los chips LGA 1150 ofrecen 16 líneas de conectividad PCI Express 3.0. Así que cuando se utiliza una sola placa de video, funciona realmente en modo x16; pero cuando se conectan dos, cada una funciona en modo x8.

Por cierto, el espaciado entre los dos slots PCIe x16 es muy bueno, dado que permite utilizar dos tarjetas gráficas de doble slot sin problema alguno.

Hay un tercer slot PCI Express de tamaño x16, pero que es del tipo 2.0 y ofrece en realidad sólo 4 líneas (modo x4). Este slot depende del chipset Z97 y también puede utilizarse para configuraciones CrossFire de 3 placas de video (x8 + x8 + x4).

Las opciones de expansión se completa con tres slots PCIe x1 y un slot PCI de 32 bits.

Almacenamiento

Las opciones de almacenamiento son las correctas y esperables en un producto de esta gama. Toda la conectividad de este subistema es provista por el chipset, así que no hay controladores agregados que eleven los costos y la complejidad del motherboard.

Nos gusta encontrarnos con un conector SATA Express de 10 Gbps. Si bien los discos en este formato todavía no abundan, es bueno estar preparados para el futuro. Lo mismo puede decirse del conector M.2, que está pensado para unidades SSD y también ofrece un ancho de banda de 10 Gbps.

También tenemos 6 puertos SATA 6G, el conector estándar de 6 Gbps que muchas veces es llamado, sobre todo en los comercios, como SATA 3. Con ellos podemos armar configuraciones RAID del tipo 0, 1, 5 y 10.

Hay algunas limitaciones en el subsistema de almacenamiento: el puerto SATA Express y el M.2 no se pueden utilizar a la vez, dado que –seguramente– comparten una misma línea PCI Express del chipset. Además, cuando se utiliza un disco SATA Express o M.2, dos de los puertos SATA 6G quedan inhabilitados.

El motherboard cuenta con SATA Express y M.2, las novedades del mundo del almacenamiento.

El motherboard cuenta con SATA Express y M.2, las novedades del mundo del almacenamiento.

Panel trasero

Ahora que ya hemos visto los principales conectores que se utilizan al momento de armar la PC, toca dar un vistazo a los “enchufes” que tendremos disponibles para dispositivos externos.

Al principio nos sorprende una característica “vintage”, por llamarla de algún modo. Encontramos dos conectores PS/2, uno para mouse y otro para teclado. Hace mucho que no vemos esto, dado que los motherboards modernos como este suelen traer un solo conector mixto, apto para los dos tipos de periféricos.

Los puertos USB son ocho en total. Cuatro de ellos son del tipo 2.0, mientras que los cuatro restantes, en color azul, son USB 3.0.

Las salidas de video permiten utilizar hasta tres pantallas a la vez. Los conectores disponibles son DVI, VGA (D-Sub) y HDMI. Los puertos DVI y VGA tienen una resolución máxima de 1920×1200 a 60 Hz. En tanto, el HDMI, que es versión 1.4a, permite 4096×2160 a 24 Hz (estándar 4K) o 2560×1600 a 60 Hz.

También tenemos un puerto de red RJ-45. Aquí tenemos conectividad de 1 Gbps (Gigabit LAN) provista por el chip Atheros Killer E2201, que está optimizado para priorizar los paquetes de datos de los juegos y agilizar así los juegos multiplayer. Este agregado es uno de los que justifican el nombre “Gaming” del motherboard.

Luego tenemos los conectores analógicos y la salida digital S/PDIF del sistema de sonido, al que dedicamos el próximo apartado.

En el panel trasero se destaca el panel de audio, con conectores dorados y salida S/PDIF.

En el panel trasero se destaca el panel de audio, con conectores dorados y salida S/PDIF.

Sonido

La cabeza del sistema sonoro del Z97X-Gaming 7 es el chip ALC1150, que es lo mejor de Realtek en este momento. Se trata de un chip capaz de ofrecer salida para 2, 4, 5.1 o 7.1 canales (esta última opción a través de la salida digital S/PDIF).

El ALC1150 ofrece una excelente relación entre señal y ruido de 115db para la reproducción y 104 dB para la grabación. En este sentido es superior a muchas placas de sonido económicas. Así que si van a buscar un reemplazo para el audio onboard, más vale que sea algo realmente bueno. Otra curiosidad del ALC1150, que vale para todos los motherboards que lo utilizan es que en realidad se trata de una solución sonora de 10 canales. Es que puede hacer múltiple streaming simultáneo de 7.1 (8 canales) por S/PDIF y de manera independiente los 2 canales para auriculares. Esto es bastante genial.

El chip se acompaña con la suite de software X-Fi MB3 de Creative, que agrega efectos sonoros, ecualización y compativilidad EAX. Claro que aquí, a diferencia de utilizar una tarjeta de sonido Creative con su propio chip DSP, las tareas de procesamiento de esos efectos recaerán sobre el microprocesador del sistema. De todas formas, eso no es problema con la gran potencia de cómputo que ofrecen los procesadores multinúcleo actuales.

Tal como hemos visto en otros motherboards de Gigabyte, el chip Realtek se encuentra encapsulado para evitar interferencias electrónicas. Además, se utilizan capacitores especializados para audio de la marca Nichicon y todo está agrupado en una porción aislada del PCB.

A esto se suma un amplificador integrado para auriculares, para mejorar la salida directa y pura del sonido que muchos gamers utilizan.

El chip de sonido y los capacitores dedicados se encuentra en una porción aislada del PCB.

El chip de sonido y los capacitores dedicados se encuentra en una porción aislada del PCB.

Software y conclusión

El software de Gigabyte es el EasyTune, que permite modificar parámetros importantes directamente desde Windows, sin necesidad de entrar en el BIOS. Aquí hay opciones avanzadas tanto para la CPU como para la memoria.

Pero lo que más llama la atención es el apartado Smart Quick Boost, que permite modificar el funcionamiento de la PC con un clic. Hay varios presets: Default, Light, Energy Saving, Medium y Extreme. Cada uno de ellos puede llevar nuestra PC a un diferente nivel de overclocking. Aunque en el caso de Energy Saving es más bien “underclocking”. La opción Auto Tuning se encarga de buscar el límite de nuestro procesador para lograr el mejor overclocking posible.

En cuanto al motherboard en general, hay que decir que es una muy buena opción en su rango de precios. Tiene SATA Express, M.2, CrossFire y controlador de red Killer, características destacables. Gigabyte también ha hecho un buen trabajo con el audio, rodeando al chip Realtek ALC1150 de componentes de calidad y dotándolo de un buen software.

Así que aquí lo tenemos: un motherboard sólido para usos generales con algunos agregados que le otorgan el carácter gamer que muchos buscan.

El pequeño chip con la letra K es el controlador de red Atheros Killer E2201.

El pequeño chip con la letra K es el controlador de red Atheros Killer E2201.

PROS

+ CrossFire y SLI

+ LAN Killer

+ Audio ALC1150

CONTRAS

– Sin botones en el PCB

 

CARACTERISTICAS TECNICAS

Socket LGA 1150
Chipset Intel Z97
Procesadores Haswell, Devil’s Canyon
Memoria DDR3, hasta 32 GB
Expansión 3 PCIe x16, 3 PCIe x1, 1 PCI
Almacenamiento 1 SATA Express, 1 M.2, 6 SATA 6G
Sonidio Realtek ALC1150
Formato ATX
Fabricante Gigabyte

PRECIO

A partir de U$S 135 (EE.UU.)

 

CALIFICACIÓN: 8,5

 

Sitio web

Alberto Gasaglia

ReduUSERS Labs

Galería de Imágenes

TAGS

Últimos lanzamientos Ver más

  • Daniel

    Son muy buenos los reviews y siempre compré sus revistas, ahora un poco menos por los costos, pero lo que nunca me gustó es que siempre ponen los precios en dólares y encima de allá, de EEUU, ponelos en $$$ y en base a lo que se encuentre acá porque algunas reviews hablan de cosas que acá no se consiguen