Miércoles, 15 de Mayo de 2019

San Francisco prohibe el uso de tecnología de reconocimiento facial

La ciudad estadounidense, ubicada en California, ha restringido su uso en el ámbito de las agencias gubernamentales locales. Un revés importante para una tecnología que debe mucho de su desarrollo a esa misma región.

La ciudad de San Francisco, California, Estados Unidos, ha puesto a votación la compra y el uso de la tecnología de reconocimiento facial por parte de su personal. El resultado ha sido un rotundo 8 a 1 que ha resultado en la prohibición de dicho recurso.

La medida también le exigirá a los distintos departamentos de la ciudad presentar las políticas de sus sistemas de vigilancia para que pueda ser examinadas públicamente, y de ser necesario vetadas.

El descontento de San Francisco con la tecnología de reconocimiento facial no es un caso aislado. Las críticas en los Estados Unidos han ido en aumento durante los últimos años a medida que las falencias de los sistemas han sido dadas a conocer. Sin embargo el accionar de esta ciudad tiene una importancia particular, no solo por su tamaño, sino porque mucho del desarrollo que se ha hecho en el campo del reconocimiento facial se ha producido en la región.

Según el funcionario que impulsó la medida, Aaron Peskin, no se trata de una acción anti tecnológica. Las organizaciones van a poder seguir utilizando sistemas de vigilancia y los fiscales y comisarios pueden presentar recursos para utilizar la tecnología restringida en casos excepcionales en los que sea necesaria. El objetivo de la medida ha sido proteger al público de potenciales abusos, en particular a los grupos marginados.

Uso y temores

Varias agencias de los Estados Unidos han estado utilizando el reconocimiento facial durante años. El servicio de aduana a menudo rechaza a viajeros en los aeropuertos basado en los resultados que obtiene con dicha técnica.

Las preocupaciones por el uso están a menudo relacionadas con el simple hecho de que la tecnología todavía no es confiable. Otro punto que ha tomado cada vez más fuerza en los últimos años es la idea de que pueda emplearse para instalar un sistema de vigilancia masivo, como ocurre en China.

Últimos lanzamientos Ver más