Lunes, 12 de Julio de 2010

Tu próxima notebook será fabricada en Tierra del Fuego

El gobierno nacional otorgó seis meses de plazo para que las empresas radicadas (o por radicarse en la provincia fueguina) presenten sus proyectos de producción de computadoras portátiles en la isla a fin de incrementar la oferta de equipos nacionales. Si antes fueron los celulares, ahora es el turno de las notebooks y Tierra del Fuego será nuevamente la única provincia beneficiada con el proyecto. La medida ya es real, fue publicada hoy en el Boletín Oficial bajo el decreto 916 y en poco tiempo comenzarán a correr las voces en acuerdo y desacuerdo. El Gobierno destacó en el decreto que es su voluntad que los equipos «a adquirir sean de producción nacional» e invitó a las empresas interesadas en presentar proyectos a constituir una «garantía de ejecución equivalente al 10 por ciento de la inversión total comprometida», estimada en 500 millones de dólares, y que serán financiados por la ANSES. La cifra fuerte y conclusión a la que se llega con esto es que al menos la mitad de las notebooks que se comercialicen en el territorio nacional deberán ser producidos en Argentina, tanto en Tierra del Fuego como en otras provincias del país y las iniciativas fueguinas tendrán que estar aprobadas por el Ministerio de Industria. La apertura -por un período de seis meses- del régimen de promoción industrial de Tierra del Fuego es a los efectos de la presentación de nuevos proyectos destinados a la producción de computadoras portátiles, en el marco del Régimen de la Ley N° 19.640. Fuentes de la cartera de Industria resaltaron hoy en diálogo con Télam que «hay cuestiones importantes en el decreto como por ejemplo que se establece el tipo de proceso productivo que tienen que tener las computadoras, lo cual se vuelve una condición, que es la de que indica que las empresas deben hacer el montaje en superficie de los componentes de la plaqueta». En otras palabras, las empresas tendrán que invertir en bienes de capital, así se garantiza una inversión clara y productividad. Según el Gobierno, este decreto  «es el primer paso hacia una mayor integración local, para que no sea solo un ensamblaje sino que incorpore valor agregado». Y por otro lado, en términos generales, consideraron importante la iniciativa porque «profundiza los procesos de inversión en Tierra del Fuego». Las fuentes contaron que para este año ya están en marcha inversiones por 100 millones de dólares solo en lo referente a la producción de celulares, pantallas LCD, etc., sin contar las computadoras. «De esta forma buscamos también fortalecer a Tierra del Fuego como polo tecnológico», indicaron. Esta reapertura del régimen de promoción industrial para Tierra del Fuego, ya había sido contemplada el año pasado para diferentes equipos tecnológicos hasta ahora no fabricados en el país. En aquel momento se había dejado fuera de la lista a las computadoras portátiles, por las diferencias de costos que generaba la norma entre la producción en Tierra del Fuego y otras provincias. Dejamos ahora el espacio para los comentarios ¿creen que esta medida ayudará realmente a fomentar la producción nacional de notebooks? ¿que pensarán los fabricantes que no puedan ni quieren radicarse en Tierra del Fuego? ¿existe el know how necesario para montaje en superficie de las plaquetas? Aquí tienen bastantes puntos para desarrollar, los invitamos a que opinen.

El gobierno nacional otorgó seis meses de plazo para que las empresas radicadas (o por radicarse en la provincia fueguina) presenten sus proyectos de producción de computadoras portátiles en la isla a fin de incrementar la oferta de equipos nacionales.

Si antes fueron los celulares, ahora es el turno de las notebooks y Tierra del Fuego será nuevamente la única provincia beneficiada con el proyecto. La medida ya es real, fue publicada hoy en el Boletín Oficial bajo el decreto 916 y en poco tiempo comenzarán a correr las voces en acuerdo y desacuerdo.

El Gobierno destacó en el decreto que es su voluntad que los equipos «a adquirir sean de producción nacional» e invitó a las empresas interesadas en presentar proyectos a constituir una «garantía de ejecución equivalente al 10 por ciento de la inversión total comprometida», estimada en 500 millones de dólares, y que serán financiados por la ANSES.

La cifra fuerte y conclusión a la que se llega con esto es que al menos la mitad de las notebooks que se comercialicen en el territorio nacional deberán ser producidos en Argentina, tanto en Tierra del Fuego como en otras provincias del país y las iniciativas fueguinas tendrán que estar aprobadas por el Ministerio de Industria.

La apertura -por un período de seis meses- del régimen de promoción industrial de Tierra del Fuego es a los efectos de la presentación de nuevos proyectos destinados a la producción de computadoras portátiles, en el marco del Régimen de la Ley N° 19.640.

Fuentes de la cartera de Industria resaltaron hoy en diálogo con Télam que «hay cuestiones importantes en el decreto como por ejemplo que se establece el tipo de proceso productivo que tienen que tener las computadoras, lo cual se vuelve una condición, que es la de que indica que las empresas deben hacer el montaje en superficie de los componentes de la plaqueta».

En otras palabras, las empresas tendrán que invertir en bienes de capital, así se garantiza una inversión clara y productividad.

Según el Gobierno, este decreto  «es el primer paso hacia una mayor integración local, para que no sea solo un ensamblaje sino que incorpore valor agregado». Y por otro lado, en términos generales, consideraron importante la iniciativa porque «profundiza los procesos de inversión en Tierra del Fuego».

Las fuentes contaron que para este año ya están en marcha inversiones por 100 millones de dólares solo en lo referente a la producción de celulares, pantallas LCD, etc., sin contar las computadoras. «De esta forma buscamos también fortalecer a Tierra del Fuego como polo tecnológico», indicaron.

Esta reapertura del régimen de promoción industrial para Tierra del Fuego, ya había sido contemplada el año pasado para diferentes equipos tecnológicos hasta ahora no fabricados en el país. En aquel momento se había dejado fuera de la lista a las computadoras portátiles, por las diferencias de costos que generaba la norma entre la producción en Tierra del Fuego y otras provincias.

Dejamos ahora el espacio para los comentarios ¿creen que esta medida ayudará realmente a fomentar la producción nacional de notebooks? ¿que pensarán los fabricantes que no puedan ni quieren radicarse en Tierra del Fuego? ¿existe el know how necesario para montaje en superficie de las plaquetas? Aquí tienen bastantes puntos para desarrollar, los invitamos a que opinen.

Galería de Imágenes

 Do NOT follow this link or you will be banned from the site!