LUN, 19 / JUL / 2021

Documento revela el uso de spyware por parte de gobiernos para vigilar activistas, periodistas y abogados

Una lista con objetivos elaborada por la empresa NSO Group fue obtenida por Amnistía Internacional. Entre los números de teléfono registrados aparecían los de dos periodistas asesinados.

Un documento del Grupo NSO obtenido por Amnistía internacional ha revelado que la empresa vendió el spyware Pegasus a varios gobiernos para que estos los utilicen para vigilar a activistas, periodistas y abogados.

El NSO es una tecnológica israelí que se especializa en la creación de software de intrusión y vigilancia. Por dicho motivo la noticia no resulta del todo sorpresiva, aunque los detalles son problemáticos.

El malware habría sido vendido a muchos gobiernos de definido corte autoritario.

Pegasus

El malware Pegasus infecta dispositivos con sistemas operativos iOS y Android y le permite a los operadores capturar los mensajes, los correos, las fotos y grabar las llamadas, así como también activar los micrófonos y las cámaras de los dispositivos en secreto.

Respuesta

NSO señaló que el software tiene como objetivo ser utilizado contra grupos criminales y terroristas y solo está disponible para el ejercito, las fuerzas del orden y las agencias de inteligencia en países con buenos registros en lo que se refiere a derechos humanos.

Sin embargo el documento cuenta una historia diferente.

Objetivos

En la lista filtrada había detalles de más de 50 mil números de teléfonos de los objetivos de los clientes de NSO. Más de 180 periodistas aparecían en la lista.

Muchos de estos números pertenecen a los Emiratos Árabes Unidos, India, México, Marruecos, Ruanda, Arabia Saudita, Azerbaiyán y Hungría. Varios de estos países están lejos de tener un buen récord en términos de derechos humanos.

Casos emblemáticos

Durante la investigación se han podido examinar más de una treintena de los teléfonos involucrados y se han descubierto intentos de hackeo, varios de ellos exitosos. Entre los teléfonos afectados se encuentran el de la esposa de Jamal Khashoggi, un periodista que fue brutalmente asesinado luego de incomodar al gobierno saudita.

Otro número que aparece es el del también asesinado periodista mexicano Cecilio Pineda Birto quien había denunciado los vínculos entre el poder político y grupos narcotraficantes.

¡Comparte esta noticia!
 RedUSERS