LUN, 1 / JUN / 2009

Multiplican por 100.000 la lectura y escritura de los discos duros

Si bien hay quienes consideran que un disco duro más rápido no sirve de mucho frente a los discos SSD, la velocidad de estas unidades sigue en aumento, gracias a una tecnología láser de impulsos ultracortos llamada “spintrónica”.

Si bien hay quienes consideran que un disco duro más rápido no sirve de mucho frente a los discos SSD, la velocidad de estas unidades sigue en aumento, gracias a una tecnología láser de impulsos ultracortos llamada “spintrónica”.

Un equipo de investigación francés del Instituto de Física y Química de Materiales de Estrasburgo utilizó fotones –las partículas que constituyen la luz y emiten los láser– en lugar de usar la polarización de electrones en los cabezales de lectura para leer informaciones, o escribirlas en un soporte como un disco duro o una cinta magnética, logrando multiplicar por 100.000 la lectura y escritura de los discos duros de las computadoras.

Según Jean-Yves Bigot, uno de los responsables del proyecto,»con la escritura de cabezal magnético, hablamos de ‘spintrónica’ o electrónica del ‘spin’. Nuestro método es la fotónica del ‘spin’, ya que son los fotones los que modifican el estado de imantación de los electrones en el soporte de inscripción”.

Asimismo, los resultados de la investigación arrojaron que la fotónica del ‘spin’ no sólo favorece una aceleración fenomenal del tiempo de acceso a las memorias de almacenamiento, sino que también podría revolucionar el transporte de informaciones utilizando las frecuencias denominadas como «precesión» del ‘spin’, del orden de varios centenares de gigahercios.

En 1988, el francés Albert Fert y el alemán Peter Grunberg lograron controlar el estado de los electrones en cintas delgadas, gracias al descubrimiento de una propiedad denominada magnetorresistencia gigante, que les valió el Premio Nobel de Física en el año 2007, informó la agencia de noticias AFP.

El problema era el considerable aumento de la densidad de las informaciones almacenadas, y la necesidad de rapidez de acceso a los datos acumulados.

Bigot y sus colegas Mircea Vomir y Eric Beaurepaire lograron sobrepasar el obstáculo utilizando fotones, pero ahora deberán enfrentar el problema referido a que los lásers ultrarrápidos todavía son muy grandes para una PC, cuestión que dificulta la aplicación de la nueva tecnología en aparatos electrónicos para el gran público.

Como decíamos antes, a pesar de su carácter innovador, este invento parece haber llegado un poco tarde para los discos duros, ya que las unidades de estado sólido (SSD) ofrecen mayor resistencia, rapidez y un menor consumo de energía, aunque su costo todavía es elevado.

¡Comparte esta noticia!
 RedUSERS