Miércoles, 16 de Enero de 2019

Alexa queda fuera de servicio durante varias horas

La inteligencia artificial fue inaccesible para una gran cantidad de usuarios en Europa y los Estados Unidos. Algunas personas señalaron que no podían entrar al sistema, otras que no podía salir de él y otras que Alexa simplemente los ignoraba.

Alexa ha sufrido una breve pero importante interrupción durante las primeras horas del día. Usuarios de Europa y Estados Unidos reportaron que la inteligencia artificial de la línea Echo de Amazon no respondía a sus preguntas. En otros casos se registraron problemas para ingresar al sistema, para salir del mismo, o incluso incidentes en el que los dispositivos se desconcetaban solos.

No, todavía no somos víctimas de una inteligencia artificial tratando de dominar al mundo y los robots no se han alzado en armas en nuestra contra. Pero la falla ha despertado el descontento de los usuarios.

Ante la frustración muchos recurrieron a Twitter con sus quejas. Algunos de ellos señalaron con cierta amargura que Alexa no les daba ni la hora. Otros se preocuparon por cuestiones quizás más importantes e interesantes para el análisis, como el hecho de que por no funcionar apropiadamente el sistema no activaba la calefacción o se tomaba una gran cantidad de tiempo considerando si debía prender las luces o no.

La mayoría de los reportes estuvieron ubicados en Europa, con una cantidad también importante pero menor en Estados Unidos. Una de las razones para esta diferencia puede ser simplemente el horario en que se produjo la interrupción del servicio.

Luego de haber restablecido el servicio Amazon explicó brevemente que habían experimentado un problema que había dejado a algunos usuarios sin la habilidad para interactuar con Alexa.

La interrupción puede ser una buena razón para hacerse un par de preguntas. ¿Es bueno que Alexa controle los sistemas de seguridad o confort en nuestra vivienda? ¿Es confiable como un asistente para aquellas personas con movilidad reducida?

Últimos lanzamientos Ver más

  • Marcio_uy

    Este caso es similar a una publicidad de llaves y cerraduras, donde arranca con un tipo que se despierta y controla toda su casa con la voz. Va al dentista y cuando vuelve se descuelga la lluvia. Como estaba anestesiado, no se le entendía nada y el asistente de voz no le abría la puerta, mientras que su vecina apenas metía su llave en la cerradura y entraba a su casa tranquilamente. Estas comodidades si bien presentan ventajas también tienen su lado oscuro, incluso en el lado de la privacidad y seguridad.