Viernes, 20 de Marzo de 2020

Asia recurre a los brazaletes de control para mitigar la expansión del coronavirus

Este es uno de los recursos tecnológicos aplicados para controlar la cuarentena de las personas con diferentes niveles de exposición o riesgo de exposición al virus. La obligatoriedad de su uso varía de un país a otro.

La tecnología se ha convertido en un aspecto clave para combatir la pandemia del coronavirus. El ejemplo más simple es el crecimiento del teletrabajo, pero también han comenzado a tomar peso otras alternativas, como es el caso del reparto de productos a través de drones.

Nada nuevo en sí, solo un mejor aprovechamiento de estos recusos.

En varios países de Asia se han tomado medidas drásticas, una de ellas son los brazaletes electrónicos. Estos dispositivos son empleados para controlar que las personas cumplan con las cuarentenas que se han impuesto.

Hong Kong

En Hong Kong los brazaletes son obligatorios para las personas que llegan del exterior y deben cumplir con el periodo de aislamiento preventivo. Se conectan a una aplicación que debe ser instalada en el smartphone y avisa a la policía si la persona se aleja demasiado de su casa.

Unos 5 mil brazaletes han sido puestos en uso y otros 55 mil están en camino.

Es importante notar que muchos países del continente han pasado la primera ola del virus y tienen más casos provenientes del exterior que contagios locales.

Taiwan y Corea

Taiwan ha distribuido smartphones con capacidad para conexión GPS a los que han tenido que aislarse en sus casas. La posición de estas personas es controlada por las autoridades locales a través del sistema de mensajería Line.

Los que rompen la cuarentena reciben mensajes de alerta. El sistema de rastreo está conectado al departamento de policía y los transgresores pueden recibir multas de hasta USD 33 mil y ver sus nombres publicados como infractores.

En Corea del sur existe una aplicación similar, pero su uso es voluntario.

China

En China varias ciudades y provincias han lanzado un sistema obligatorio de códigos QR coloreados.

Verde indica un estado de salud sin problemas, amarillo supone que el usuario ha visitado una zona de alto riesgo durante los últimos 14 días y debe ser observado, rojo que la persona debería estar bajo cuarentena.

Existen pocos datos de como se determina el color asignado, pero se estima que tiene que ver con un rastreo de los pagos por medios digitales lo que permitiría rastrear los movimientos del usuario.

Aunque existen preocupaciones por el posible mal uso de estas tecnologías, también se conocen casos en los que una sola persona ha expuesto al virus a cientos. Lo que ha hecho que por el momento los cuestionamientos queden de lado.

Últimos lanzamientos Ver más