Miércoles, 28 de Octubre de 2020

Entrenan a robot con técnicas aplicadas en perros

Un grupo de científicos utilizó un nuevo algoritmo que otorga recompensas cuando los robots realizan las acciones correctas. Una especie de galleta digital.

Científicos de la Universidad Johns Hopkins han conseguido que un robot aprendiera nuevos trucos por su propia cuenta.

Para lograr este objetivo utilizaron un método inspirado en los sistemas de entrenamiento que comúnmente se emplean con los perros. Cuando el robot realiza una acción considerada como acertada o beneficiosa se le otorga un refuerzo positivo.

Dado que las galletas y las caricias no son muy significativas para las computadoras se las ha reemplazado con un sistema de puntos.

El robot utilizado durante las pruebas recibió el nombre Spot, el trabajo realizado por los científicos fue publicado en un artículo bajo el título “Good Robot”.

Andrew Hundt, el autor principal del artículo explica: “Tengo perros y se como las recompensas funcionan y eso me ha inspirado para diseñar un algoritmo de aprendizaje”.

Puntos y resultados

Spot fue puesto a aprender como apilar cubos. Cuando acertaba ganaba 8 puntos, cuando cometía un error no recibía ninguno. También había un premio especial para el momento en que lograba poner el último cubo sobre el resto.

Según explica Hundt el robot quería el mayor puntaje posible, por lo que pronto aprendió cual era el mejor comportamiento para lograrlo. En 2 días consiguió un 100% de acierto. Normalmente se necesitan semanas para alcanzar este objetivo.

Al comienzo de cada nueva jornada de aprendizaje el robot no tiene la más mínima idea de lo que está haciendo, pero mejora con cada iteración. La máquina tiene la ventaja de que nunca se rinde y siempre vuelve a intentarlo.

Objetivos

Una de las posible aplicaciones de este método es, imaginan los desarrolladores, entrenar robots para realizar las tareas del hogar, también podría utilizarse para mejorar los sistemas de manejo automatizado de los automóviles.

Eso no es todo, el sistema podría llevar a que algún día haya robots cuidando de los ancianos y hasta realizando complejas cirugías. Programar a un robot para realizar tales tareas es un desafío que todavía no ha sido superado, pero ahora existe una alternativa, dejar que el robot aprenda por sí mismo.

Galería de Imágenes

 Do NOT follow this link or you will be banned from the site!