Jueves, 21 de Noviembre de 2019

Google prohibe los anuncios políticos dirigidos por datos de filiación política

Aunque este recurso no está permitido en la gran mayoría de los países, un truco técnico le permitía a los grupos anunciantes sobrepasar los límites impuestos por la compañía.

Las campañas políticas realizadas a través de las plataformas de Google no podrán apuntar a las personas en base a sus inclinaciones políticas.

En realidad Estados Unidos es el único país que permite orientar los avisos según las preferencias políticas. Sin embargo, muchos anunciantes han evitado las restricciones en otros países subiendo su propia base de datos y contrastándola con la de los usuarios de Google.

Esto permitía que los avisos aparecieran en las páginas de búsqueda de Google o en YouTube según los perfiles que habían creado los anunciantes.

En el futuro las campañas políticas tendrán que confiar en datos más generales, como edad, sexo y localización.

La restricción comenzará a operar primero en el Reino Unido, pero se irá extendiendo a otras regiones poco a poco.

Google también ha señalado que actuará en caso de descubrir publicidad con información falsa o engañosa.

Un tema álgido

El manejo de la publicidad política ha sido un tema complicado durante los últimos años. En particular por el uso de los recursos de las redes sociales para iniciar campañas de influencia y desinformación.

Recientemente Twitter ha decidido prohibir la publicidad política completamente.

Por su parte, Facebook ha señalado que no realizará comprobaciones de veracidad sobre los anuncios políticos.

Google ha señalado que el diálogo político es importante para la democracia y que muchas declaraciones e insinuaciones pueden ser complicadas de evaluar. Sin embargo también ha apuntado que, aunque que se espera que el número de avisos sobre los que se tenga que actuar sea limitado, se responderá de inmediato a las violaciones más claras.

Últimos lanzamientos Ver más