Martes, 22 de Enero de 2019

Liberan espectro de telefonía móvil

El gobierno recurrió a un DNU al no poder hacer avanzar una ley de telecomunicaciones en el congreso. Se espera que un aumento de los posibles actores del sector favorezca el desarrollo de las redes.

 

A través de un Decreto de Necesidad y Urgencia, el gobierno nacional le ha otorgado al Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) el control de las frecuencias de Arsat. También ha introducido cambios en la manera en que se otorgarán las licencias abriendo las puertas para que participen empresas que antes no podían hacerlo.

Una de las consecuencias esperadas es que las licitaciones para brindar servicios de telefonía móvil no tengan a Claro y Movistar como únicas posibilidades. También se busca que surjan empresas más pequeñas a nivel regional o incluso local. Además, operadores independientes y cooperativas tendrían reservado un 20% del espectro.

Actualmente una gran cantidad de frecuencias están en desuso. Según el poder ejecutivo el DNU es clave para que el país comience a “maximizar la utilización de los recursos radioeléctricos destinados a la prestación de servicios de telecomunicaciones mediante esquemas flexibles y dinámicos”.

El tráfico de datos ha estado aumentando un 50% año tras año. Lo que expone con claridad las necesidades de desarrollo de redes que el país tiene. El gobierno espera que con la llegada de nuevos actores al sector se de un nuevo impulso al aprovechamiento del espectro que está muy por debajo de las recomendaciones de los expertos.

Las empresas han recibido la noticia con agrado, dado que esta medida lleva a liberar la participación en la licitación de frecuencias. Según el presidente la Cámara de Empresa de Telefonía, Franco Cecchini, el DNU es “una muestra clara de un paso adelante para el desarrollo de redes de alta velocidad para todos los argentinos. Solo la competencia permite que los usuarios se liberen del grillete del oligopolio actual”. La Cámara Argentina de Cableoperadores PyMES (CACPY) también ve con buenos ojos el cambio, dado que podría facilitar caminos alternativos para que las empresas que reúne participen en el sector.

Sin embargo este buen recibimiento no necesariamente se traducirá en inversiones. Las compañías todavía están evaluando la evolución de la economía y la adquisición de una licencia para sacarle provecho a una parte del espectro puede ser una inversión que sobrepase lo que muchas están dispuestas a arriesgar.

Últimos lanzamientos Ver más