Jueves, 9 de Mayo de 2019

Protestas contra Uber obtienen pobres resultados

Algunos trabajadores han tratado de manifestar su descontento por las condiciones de trabajo con un día de huelga. Sin embargo la medida no ha tenido gran impacto. Mientras tanto la empresa podría obtener USD 90 mil millones.

Una serie de protestas se han realizado este miércoles en Londres, varias ciudades de los Estados Unidos y otras localizaciones donde Uber opera con motivo de la próxima salida a la bolsa de la compañía. Los manifestantes se quejaron por la diferencia que existe entre las grandes ganancias que obtendrían los inversores este viernes y las condiciones económicas de los trabajadores asociados a la empresa.

Repercusión

Los sindicatos en el Reino Unido ha señalado que el apoyo a la medida de fuerza fue fuerte y muchos conductores se quedaron en sus casas.

Sin embargo la movilización fue muy reducida, con pocas personas reuniéndose en Londres, Nueva York y California. Cerca del cuartel general de Uber, en el distrito de Queens en Nueva York, un centenar de personas se reunió durante la mañana.

Al parecer en Nueva York solo un 1% de los conductores se tomaron el día. Ninguna de las ciudades en las que las protestas tuvieron lugar parece haber sentido impacto alguno en el servicio. La empresa no hizo declaraciones al respecto.

Una de las razones para esta débil respuesta puede haber sido la dificultad para organizar a los conductores, dado que no existe un registro que los reúna. Por otro lado muchos de los trabajadores asociados también trabajan con otras empresas, o realizan viajes solo como una forma de ganar dinero extra.

Reclamos

Uno de los principales reclamos de los conductores es una mejora en los pagos recibidos. La empresa ha realizado algunos avances en esta materia, incluyendo un sistema de control de ingresos, pero parece haberse quedado corta.

Uber ha evitado tratar a los conductores como empleados señalando que su negocio se basa en crear una plataforma que conecta a los conductores con los clientes. Sin embargo la compañía no cobra una cantidad fija, sino una proporción de los obtenido en cada viaje. Esta proporción ha sido modificada en varias ocasiones en perjuicio de los conductores.

Los conductores, que aportan el trabajo que produce los ingresos de la empresa, no tienen vacaciones pagas ni permisos por enfermedad y deben cubrir ellos mismos los gastos del vehículo. Uber ha calculado los ingresos de sus conductores en USD 21 por hora, pero otros estudios han apuntado que la marca podría ser de USD 9,21.

Según estimaciones oficiales la empresa conseguiría unos USD 90.000 millones en su IPO. Algunos empleados han señalado cómo una contradicción que una empresa que vale tanto no pueda pagarle a sus trabajadores.

Galería de Imágenes

Últimos lanzamientos Ver más