Viernes, 5 de Octubre de 2018

Push Notifications y omnicanalidad

emBlue nos explica el papel estratégico del Push Notification y la omnicanalidad.

El marketing digital es un mundo con muchas posibilidades y grandes cambios tanto en la tecnología en sí como en el uso y aprovechamiento de los medios técnicos. A veces resulta difícil saber de forma precisa cuál es el valor estratégico de un recurso. Afortunadamente nosotros tenemos a quien consultar y nuestras preguntas han sido bien respondidas. En este caso en particular le preguntamos a la gente de emBlue sobre las posibilidades del Push Notifications en la estrategia de marketing digital.

Esto es lo que nos contaron:

Mientras que el alcance de los dispositivos mobile cada vez se amplía más, sabemos que aún el 42% del tiempo online se invierte a través de tecnología desktop. Ambos tipos de canales son importantes y varían de acuerdo a la industria, al proceso de compra e incluso de acuerdo a cada tipo de cliente. Por eso es fundamental definir una estrategia de marketing omnicanal, que guíe a nuestro target a través de la gran cantidad de canales que existen, y utilice el nivel más profundo de personalización posible. Las push notifications son una herramienta potente que llegan tanto a dispositivos mobile como desktop y, por eso, juegan un papel muy importante en la omnicanalidad.

Pero, ¿Qué es una estrategia omnicanal?

La omnicanalidad busca definir un mapa de interacción entre la marca y el usuario, identificando los canales que este utiliza, siempre con el objetivo primordial de brindar la misma experiencia en todos y cada uno de ellos. Una estrategia omnicanal es aquella que encamina u orienta al usuario a través de los diferentes canales, hacia la conversión que queramos obtener. Las push notifications son un punto más de interacción en ese mapa del cliente.

Y ¿Qué son específicamente las push notifications?

Todos hemos recibido alguna vez una push notification. Se trata de esos mensajes en forma de pop out o pequeñas ventanas emergentes, que nos sorprenden cuando estamos navegando la web. Son similares a las notificaciones de las aplicaciones móviles, con la ventaja de que las recibimos tanto en dispositivos móviles como desktop. Los diferentes sitios webs las envían cuando obtienen permiso explícito de los usuarios que quieren recibirlas. Así, se aseguran un canal más de comunicación, un punto más de interacción en el camino que el usuario recorre con la marca. Por supuesto, siempre tenemos que cuidar algunos aspectos para que esa interrupción genere una experiencia positiva y no invasiva.

¿Cuáles son las ventajas de usar push notifications?

Las push notifications no solo alcanzan dispositivos desktop, sino que también abarcan los de categoría mobile. Para las marcas que no pueden invertir en el desarrollo de aplicaciones, es la manera de poder enviar una notificación a celulares y tablets, sin necesidad de realizar un gran desembolso. emBlue ofrece, a través de su Omnichannel Development Center, la posibilidad de añadir a tu estrategia de marketing omnicanal las push notifications  y crear así otra ventana de comunicación con tus clientes.

5 claves para integrar push notifications en una estrategia omnicanal

Dentro de los puntos a tomar en cuenta para que la interrupción de una push notification resulte positiva y colabore en la estrategia omnicanal, encontramos:

  • El consenso. Como decíamos anteriormente, las push notifications siempre deben obtener aceptación explícita del usuario para poder ser enviadas. El cliente especifica que quiere ser interrumpido con un alerta o noticia especial de la marca.
  • El valor agregado. Al igual que sucede en cualquier tipo de canal, menos es más. Si vamos a contactar al cliente, la información que le enviemos debe ser escasa pero de mucho valor. De esta manera generamos expectativa por la siguiente entrega y logramos engagement al realmente brindar contenido de utilidad para el usuario.
  • La personalización. Especificamos anteriormente que el cliente necesita ser guiado hacia la conversión, pero siempre a medida de sus necesidades. Ningún camino del usuario es igual al otro, variando la cantidad de interacciones y los tipos de canales a través de los cuales es impactado. Por eso es importante utilizar la información, escuchar al usuario o preguntarle lo que creamos necesario para personalizar la comunicación y la experiencia omnicanal al máximo.
  • Flexibilidad. La estrategia debe poder modificarse de manera ágil y sencilla. El mundo digital cambia constantemente y modifica incluso al marketing en el mundo físico. Tenemos que estar atentos a las tendencias y realizar pruebas y errores constantemente. De las iteraciones constantes es que podremos identificar aspectos positivos para mantener y negativos para corregir.
  • La invasión. Aunque sea con consentimiento, las push notifications interrumpen. Por eso es importante meditar en cuanto a los horarios de interrupción y en cuanto a la frecuencia. ¿Cuándo está dispuesto mi usuario a ser interrumpido? ¿Cuándo realmente puede prestar atención a esa interrupción? Las métricas nos ayudarán a identificar estos patrones.

Más allá de las cinco claves anteriores, no debemos perder de vista el objetivo principal de una push notification: interrumpir para llevar al usuario hacia otro lugar, para guiarlo en el camino de nuestra estrategia omnicanal. Para que el proceso sea exitoso por completo, también debemos cuidar que el siguiente paso funcione y esté a la medida de las expectativas que generamos con la notificación, para no perder credibilidad. Por último, como en todo canal de nuestra estrategia, no debemos olvidar que las métricas son las que nos ayudan a mejorar de manera constante. Diseñar un camino con objetivos claros y medibles nos permitirá mantenernos en carrera en el mundo digital.

Últimos lanzamientos Ver más