Jueves, 21 de Marzo de 2019

Un sistema automático podría haber causado los accidentes de los Boeing 737 Max 8

Un sensor le suministraba información incorrecta sobre la altura de la nariz del avión y el sistema la bajaba cada vez que los pilotos intentaban ubicarla en la posición correcta.

El 10 de marzo el vuelo 302 de las líneas aéreas de Etiopía que partió del aeropuerto de Nairobi, Kenia, experimentó dificultades poco después de despegar, recibió permiso para un retorno de emergencia pero no logró completar el trayecto de regreso. El avión, un 737 Max 8, se estrelló a pocos kilómetros del aeropuerto. En él viajaban 149 pasajeros y 8 tripulantes. El modelo apenas tenía 4 meses, y no era el primero de su clase en ser parte de una tragedia. El 29 de Octubre de 2018 algo similar había ocurrido sobre el mar de Java, con un vuelo que partió de Indonesia. En este caso hubo 189 víctimas fatales.

Dado los grandes niveles de seguridad en el transporte aéreo estas dos tragedias no fueron vistas como completamente accidentales. Por lo que la actual investigación se está ocupando de las peculiaridades de la variante 8 del 737.

El modelo 8 tiene una serie de ventajas respecto a otras variantes que le otorgan una mejor aerodinámica, motores más eficientes y la capacidad de volar más lejos y llevar más gente. Pero el tamaño de los motores y el perfil bajo del avión hizo que los ingenieros tuvieran que elevarlos. Esto provocó que el avión tenga un problema potencial al volar en el cual la nariz se eleva más de lo conveniente.  

El problema

Para subsanar este problema Boeing creó un software llamado Sistema de Mejora de Maniobras Características (MCAS). Cuando un sensor en el fuselaje detecta que la nariz del avión está demasiado levantada la baja automáticamente.

Los investigadores del accidente en Indonesia han apuntado que una falla en el sensor había estado proveyendo al sistema con datos incorrectos. Los pilotos no habrían tenido la posibilidad de establecer la verdadera velocidad y altitud y tenido grandes dificultades para controlar la aeronave. Cada vez que empujaban para levantar la nariz del avión para ascender el sistema empujaba la nariz hacia abajo de nuevo.

Negligencia

En Noviembre del año pasado Boeing había advertido en un comunicado que existían problemas de seguridad por una falla en el sensor del MCAS y explicado como desactivar el sistema. Sin embargo, los pilotos de los Max 8 no fueron convenientemente entrenados. La razón para esto fue que la empresa quiso ahorra el costo y el tiempo que la certificación de los pilotos exigía.

Actualmente el 737 Max 8 se encuentra fuera de operaciones en casi todos los países en los que operaba. Estados Unidos, cuyo organismo de administración del espacio aéreo, la FAA, es en parte responsable de la negligencia de Boeing, ha sido uno de los últimos en adoptar esta medida.

Últimos lanzamientos Ver más