Google: Genera el contenido SEO correcto

Internet es un mundo dominado por palabras. El punto es saber cómo elegirlas, cómo utilizarlas y, fundamentalmente, conocer el límite tras el cual pueden volverse contra nosotros.
Miércoles, 20 de Abril de 2016

Primero hay que entender cómo es que Google percibe la temática de un sitio. Lo primero es el contenido –los textos, las imágenes, los términos clave– y lo segundo es el entorno que lo rodea: redes sociales y blogs que apuntan hacia dicha página, en donde los enlaces dirigidos están ubicados en párrafos descriptivos sobre su temática. Un mar de palabras relacionadas –por repetición, por ser variaciones o sinónimos de los temas tratados en el sitio– que le hacen entender a un software (como es el robot del buscador) de qué va una página web. En esta nota trataremos sobre cómo optimizar los textos de un sitio y ubicar palabras clave en los contenidos sin que le resulte disonante (o sospechoso) a Google. El tema es la fluidez de las ideas más que la repetición lisa, llana y descarada de términos.

Usar sinónimos y expresiones equivalentes
Los últimos cambios introducidos en el motor de Google lo acercan al campo de la inteligencia artificial. Eso significa que es capaz de entender expresiones disímiles y descifrar las ideas involucradas en éstas como, por ejemplo, “¿Quién es la esposa del primer mandatario estadounidense”, lo cual lo lleva a responder “Michelle Obama”. En vista de semejante perfomance, no es disparatado catalogar a Google como un masivo lector semántico. Esto va mas allá de entender sinónimos como variaciones textuales de un mismo concepto –lo cual es fácilmente replicable mediante la carga de un diccionario de sinónimos en su base de datos– y ubica a Google como un ente capaz de digerir textos enteros, sintetizando las premisas escondidas tras una redacción florida. Si usted utiliza 20 términos diferentes/sinónimos/expresiones alternativas de “crítica de cine” (léase “reseñas del séptimo arte”, “análisis cinematográfico”, “review de la película…”), para Google será lo mismo que haber repetido 20 veces “critica de cine”… con la ventaja de no haber incurrido en ningún tipo de práctica ilegal y de incluso haber generado una redacción tan variada que no le resulte molesta al lector del sitio.

Resaltar keywords con negritas y cursivas
Resaltar el texto implica que el concepto expresado es de importancia relevante. Google lo descifra mediante las etiquetas HTML (<b></b>; <i></i>) y supone que lo encerrado entre ellas se destaca de lo demás.

Utilizar keywords en etiquetas de título
El nombre de secciones y subsecciones debe quedar clasificado como importante y debe tener un ránking. Para ello las etiquetas de encabezado (H1, H2, H3, etc.) son ideales. Debemos procurar que alguno de los términos claves por los cuales pretende posicionar el sitio se encuentre expresado en uno o varios encabezados del sitio.

Utilizar términos clave en el título de las páginas
Lo primero que lee Google en el código fuente de un archivo web es la etiqueta <title>, en donde figura el título de dicha página o sección. Hay que generar títulos amigables para el buscador (de no más de 10 palabras), utilizando términos clave en ellos y ser concisos en la redacción. Si su sitio se dedica a la venta de computadoras y hardware, no nombremos simplemente cada página que lo compone como “insumos”, “software”, “hardware”, sino que agregue el término o expresión que lo complemente y por el cual deseamos posicionar el sitio (pasando a ser “venta de insumos”, “venta de software”, “venta de hardware”, por ejemplo).

Aplicar keywords en el nombre de las imágenes y archivos HTML
Una buena manera de ubicar términos clave –complementando a los que ya figuren en el texto– es aplicarlo en los nombres de archivo. La imagen de cabecera que aparece en todas las páginas del sitio no puede llamarse simplemente “cabecera.jpg”, sino que tiene que tener sentido e incluir keywords en su nombre (separados por guiones, hasta tres términos para que no resulte extenso o sospechoso al buscador). Por ejemplo, si la web trata sobre un negocio de computación, podría llamarse “cabecera-empresa-xx. jpg”, “encabezado-venta-computadoras.jpg” o simplemente “venta-hardware-software.jpg”. Un criterio similar se puede aplicar en los nombres de los archivos HTML que componen el sitio, dejando de ser “seccion1.html” y pasando a ser “cartuchos-tinta.html”, “discos-duros.html”, “venta-notebooks.html”, etc.

Cargar términos claves en las etiquetas de imágenes
Los archivos de imágenes disponen de diversas opciones, una de las cuales es aplicar los atributos extra Alt y Title. La etiqueta Alt implica un texto descriptivo del contenido de la imagen, en el cual se pueden intercalar keywords y que Google suele tomar de referencia para su buscador de imágenes. La etiqueta Title es similar, con la diferencia de que aparece en forma de ventana emergente (popup) cuando alguien pasa el puntero del ratón sobre la imagen. Utilicemos estos atributos con moderación, apliquemos textos variados y no nos enviciemos con la repetición de palabras claves, ya que el exceso puede ser considerado práctica abusiva o desleal por parte de Google.

Últimos lanzamientos Ver más

 Do NOT follow this link or you will be banned from the site!