Photoshop: ¿Cómo enriquecer una composición con vectores?

En esta edición veremos las herramientas que se basan en vectores para enriquecer la composición.
Miércoles, 14 de Septiembre de 2016

Entendemos que los gráficos digitales se pueden dividir en dos categorías: mapa de bits (bitmap) y vectoriales. Las imágenes del tipo bitmap están basadas en una grilla de un número fijo de pixeles, donde a cada uno se le asigna una ubicación y color, dando como resultado la imagen final. Las imágenes vectoriales, en cam­bio, se crean mediante líneas y curvas definidas matemáticamente, que se recalculan cuando son movidas o cambiadas de tamaño y/o color. En sín­tesis, podríamos decir que los trazados y formas vectoriales derivan de una serie de funciones matemáticas en lugar de píxeles individuales.

En Photoshop, los trazados vecto­riales se pueden aplicar a la ima­gen como una capa independiente, transformándola en una selección, máscara o simplemente formas (por ejemplo, geométricas).

Las ventajas que ofrecen los trazados

Entendemos que los gráficos digitales se pueden dividir en dos categorías: mapa de bits (bitmap) y vectoriales. Las imágenes del tipo bitmap están basadas en una grilla de un número fijo de pixeles, donde a cada uno se le asigna una ubicación y color, dando como resultado la imagen final. Las imágenes vectoriales, en cam­bio, se crean mediante líneas y curvas definidas matemáticamente, que se recalculan cuando son movidas o cambiadas de tamaño y/o color. En sín­tesis, podríamos decir que los trazados y formas vectoriales derivan de una serie de funciones matemáticas en lugar de píxeles individuales.

En Photoshop, los trazados vecto­riales se pueden aplicar a la ima­gen como una capa independiente, transformándola en una selección, máscara o simplemente formas (por ejemplo, geométricas).

Las ventajas que ofrecen los trazados vectoriales por sobre los pixeles son:

■ Una imagen vectorial se puede ampliar indefinidamente sin pér­dida de calidad, porque se vuelve a redibujar automáticamente para adaptarse al nuevo tamaño mediante cálculos matemáticos.

■ No existe el pixelado.

■ Los vectores son compatibles para su manipulación con otros tipos de software sin pérdida de datos en el traslado. Especialmente el software hermano de Photoshop exclusivo para el trabajo con vectores: Illustrator.

Creando trazados

Los trazados se construyen a partir de una serie de puntos que se conectan formando líneas o formas vectoriales complejas. De acuerdo al objetivo pode­mos conseguir cuatro tipos de trazado:

■ Lineales: son líneas rectas que conectan dos puntos.

■ Curvas: son líneas que no siguen un camino recto para unir dos puntos, sino que trazan una parábola.

■ Trazados abiertos: son figuras que se crean mediante varios puntos pero que a su vez dejan un nodo sin conectar.

■ Trazados cerrados: en estos casos no podemos saber cuál es el punto de inicio o final, es decir, el último punto de varios se ubica en el mismo lugar que ocupa el primero desde donde se partió, creando una figura cerrada.

Photoshop ofrece varias herramien­tas y paneles diferentes para crear, manipular y utilizar los trazados. La principal herramienta, la pluma, per­mite crear, añadir o modificar puntos de los trazados.

Además, contamos con una herramien­ta de selección de trazados indepen­diente, que se utiliza para seleccionar trazados enteros o puntos individuales.

La pluma

La mayoría de las veces que se crean vectores se lo hace mediante esta herramienta. Su manera de funcionar es simple, cada vez que se haga clic en el documento se añade un punto de ancla y a partir del segundo los puntos se unen formando líneas. Los puntos se pueden añadir con dos métodos diferentes: haciendo un sim­ple clic se crean líneas rectas, y cuan­do se mantiene pulsado el botón y se arrastra la recta se curva de acuerdo a la dirección hacia donde movamos el puntero.

■ Pluma de forma libre: mediante esta herramienta se puede dibujar una línea a mano alzada en el docu­mento haciendo clic y arrastrando.

Mientras se está arrastrando se dibu­ja una línea, al soltar, la línea se convierte en un trazado.

■ Añadir y eliminar: estas herra­mientas permite agregar o eliminar puntos de un trazado.

■ Convertir punto de ancla: esta herramienta convierte los segmen­tos creados como líneas rectas en cur­vas suaves o viceversa. Para lograrlo se debe hacer clic sobre el punto ancla que establece estos parámetros.

Como todas las herramientas de Pho­toshop, los trazados ofrecen además un completo menú de opciones para modificar su aspecto y fun­cionamiento, especialmente el tipo de línea (color, forma, grosor) y el color de relleno de la forma creada.

Una vez que hayamos creado un trazado podremos ajustarlo usando las herramientas de selección de trazado. Estas herramientas son dos: una se utiliza para seleccionar trazados completos; y la otra para seleccionar puntos de ancla indi­viduales y a partir de ello se puede manipular fácilmente el tamaño, la forma, la ubicación y el aspecto.

Últimos lanzamientos Ver más

 Do NOT follow this link or you will be banned from the site!