JUE, 17 / DIC / 2015

Guía completa de reparación de notebooks: Tercera parte

El objetivo de esta nota es el de reunir los problemas típicos que se presentan en equipos portátiles exponiendo sus posibles soluciones tanto desde el hardware como desde el software: diagnóstico, optimización, reparación y mantenimiento preventivo.

Esta nota fue publicada originalmente en la edición 142 de revista POWER. Podes suscribirte a la versión impresa y/o digital aquí.

Problemas en el arranque

La mayoría de los problemas comunes a los que se enfrenta un equipo laptop son aquellos que tienen relación con el encendido de la PC. Cuando una computadora aparentemente no enciende, puede deberse a indefinidas causas.

* La notebook enciende, pero no emite video. El daño puede estar en la pantalla: cualquier golpe sobre su cubierta principal o el paso del tiempo, son factores decisivos para ocasionar posibles desgastes en las lámparas fluorescentes del panel LCD o de su inversor integrado. La falla pudiera localizarse también en los cristales que habilitan las señales de control de la pantalla.

* La notebook dura encendida un breve lapso de tiempo y después se apaga. El problema puede estar en la CPU. La causa más común de que una PC se apague, se debe al sobrecalentamiento del microprocesador. Normalmente, el sistema de protección de la placa base apaga el equipo para evitar daños a la CPU. También pudiera estar restringido los accesos de ventilación del equipo.

* El equipo se apaga tras el inicio de la carga del sistema operativo. El fallo puede estar en el cargador. La fuente de alimentación externa se puede ver averiada a raíz del constante desplazamiento y manipulación. Cuando la tensión regulada por la fuente no es el suficiente, el equipo permitirá únicamente la carga del sistema operativo.

* El equipo no carga la batería y tampoco se enciende. La falla puede estar en el conector DC. El origen del problema es sin duda un fusible quemado. Generalmente el conector DC de una portátil se acompaña de un fusible de protección que evita un cortocircuito interno a mayor escala.

Otras razones por las cuales el equipo no enciende pueden ser: por averías en los módulos de memoria RAM o el chip de video, por cortocircuitos a mayor escala (que afecten las fuentes de alimentación internas) e incluso, por golpes que pudieron haber ocasionado que algún elemento interno quedara desconectado.

Para comprobar si las memorias están funcionando de manera correcta, es conveniente acudir a aplicaciones específicas, como el anteriormente mencionado MemTest+ (www.memtest.org), que nos permite estresar la memoria y, así, comprobar su estabilidad.

Problemas por exceso de temperatura

El origen de los fallos por calentamiento generalmente se halla en el microprocesador y en algunos otros chips ubicados en la placa base. A menudo, la obstrucción de las rejillas por donde circula el aire en una PC, provocan también un alto grado de calentamiento.

Las consecuencias más comunes de sobrecalentamiento pueden ser: reinicio frecuente del equipo, apagado total del equipo o cortocircuito en fusibles internos.

Las alternativas para evitar o corregir estos problemas son: tratar de no obstruir las áreas de ventilación de una laptop, procurando el uso de superficies planas; preferentemente, colocar una base de ventilación debajo del equipo, limpiar ocasionalmente el cooler del procesador, trabajar en áreas con temperatura promedio, por último, sustitución de elementos electrónicos dañados.

Problemas en la interfaz Wi-Fi

Cuando la interfaz WiFi no funciona o lo hace en forma inadecuada, es aconsejable confirmar si se trata de un problema de software o de hardware. Para verificarlo, una buena idea es descargar alguna distribución de GNU/Linux –como Ubuntu, por ejemplo–, que permite arrancar en modo LiveBoot, es decir, sin necesidad de instalarla. El link para descargar Ubuntu es este. Esta distribución de Linux puede correr desde un DVD o pen drive USB y, al encender el equipo, debería de iniciar automáticamente, a menos que hayamos modificado la secuencia de arranque en el Setup del BIOS.

De este modo, podremos comprobar si el adaptador de red inalámbrico funciona en otro sistema que no sea el que está instalado en el equipo. Si lo hace, el problema radica en el sistema instalado o en los controladores, con lo cual una reinstalación de cero del sistema operativo puede solucionar el conflicto. En caso contrario, puede ser que la antena o el módulo wireless incorporado esté dañado. A no desesperar, porque ambos pueden ser reemplazados fácilmente si se consigue el repuesto adecuado. En caso contrario, se puede usar una interfaz WiFi externa, que se conecte por puerto USB al equipo portátil.

Módulo WiFi extraído luego de retirar la tapa plástica debajo de la notebook. Lo sostiene un par de tornillos y tiene dos cables conectados que van hacia las antenas ubicadas en la pantalla del equipo.

Módulo WiFi extraído luego de retirar la tapa plástica debajo de la notebook. Lo sostiene un par de tornillos y tiene dos cables conectados que van hacia las antenas ubicadas en la pantalla del equipo.

Si la interfaz WiFi integrada deja de funcionar se puede sustituir, o bien, usar una interfaz USB externa. La antena de este modelo se puede cambiar por una de mayor tamaño y mejor captación.

Si la interfaz WiFi integrada deja de funcionar se puede sustituir, o bien, usar una interfaz USB externa. La antena de este modelo se puede cambiar por una de mayor tamaño y mejor captación.

Diagnóstico de notebooks

Actualmente existen muchos motivos por los cuales un equipo notebook puede dejar de funcionar correctamente. Por lo tanto, a veces resulta un poco complicado detectar el origen de la falla. Comúnmente cualquier problema técnico o físico presentado en algún componente o módulo de la computadora, deriva en más de una posible causa, es por ello que resulta a veces un poco riesgoso ofrecer un diagnóstico certero. Hoy en día, en el mercado existen algunas herramientas que vamos a mencionar a continuación y que tienen como finalidad ofrecer un diagnóstico más exacto a las posibles fallas presentadas en equipos PC. Las herramientas de diagnóstico más conocidas son la tarjeta POST y el multímetro o tester.

Los módulos de RAM SO-DIMM, utilizados en notebooks y netbooks, se reemplazan muy fácil retirando una pequeña tapita plástica en la parte inferior del equipo.

Los módulos de RAM SO-DIMM, utilizados en notebooks y netbooks, se reemplazan muy fácil retirando una pequeña tapita plástica en la parte inferior del equipo.

Tarjetas POST

Las tarjetas POST se hallan estructuradas físicamente por una serie de componentes electrónicos, entre ellos se encuentran, las interfaces de conexión, que pueden ser: LPT, Mini-PCI, MiniPCI-E y USB. Hay que tener presente que no todas las tarjetas son iguales, por lo que se recomienda utilizar la que más se adecúe al modelo y marca de su computadora.

El funcionamiento de una tarjeta POST es relativamente sencillo. A continuación, se describen algunas pautas de uso y la forma en que opera este dispositivo.

Al encender cualquier equipo de cómputo, este comienza a realizar pruebas para determinar si sus componentes básicos funcionan correctamente. Esas pruebas son gestionadas por el BIOS a través de rutinas denominadas POST (Power-On Self Test) y una vez verificadas, si todo está en condiciones, el equipo busca el sistema operativo para comenzar a cargar el software.

Las rutinas POST son avisos que el BIOS envía hacia un puerto específico, asignándosele a cada prueba un código de 8 bits para monitorear hasta 255 posibilidades. Cuando una prueba es superada sigue con la siguiente y así sucesivamente hasta conseguir el arranque total de la PC. ¿Qué pasa si el equipo ha detectado un problema? Ante una avería detectada la tarjeta se detiene en el último código donde la prueba se interrumpió, indicando así que esta no ha sido superada y por tanto existe algún fallo en esa área. Las rutinas POST nos ayudan a saber el motivo o la causa real del problema detectado.

POST incorporado

Para facilitar las tareas de diagnóstico, muchos fabricantes actuales de equipos portátiles proveen un sistema integrado de POST, con lo cual no necesitaríamos una tarjeta POST en esos casos. Aprovechando las luces indicadoras de estado presentes en el tablero, teclado o panel de los equipos portátiles (más precisamente los LEDS de estado de Bloqueo Mayúsculas (o Caps Lock), Bloqueo Numérico (o Num Lock) y/o Bloqueo Desplazamiento (o Scroll Lock)). Mediante estas pequeñas luces, una combinación de ellas y determinados comportamientos de éstas durante un arranque fallido (errores críticos que no se pueden informar mediante la pantalla, permaneciendo ésta en negro) como colores, luz fija o una cantidad determinada de destellos, se puede determinar cuál es la falla que presenta la notebook. Cada fabricante que adopta este práctico método publica en su sitio web una tabla con los códigos de error y su significado.

BIOS Central es el nombre de un portal en Internet que aloja diversas tablas POST de varios fabricantes. Entre ellos AMI, Phoenix y Award. Ideal para la consulta de códigos para su computadora portátil. La dirección del sitio web es www.bioscentral.com.

Por ejemplo, en la línea de equipos Pavilion dv7 de HP, si ambos LED presentes en el teclado (Caps Lock y Num Lock) titilan simultáneamente tres veces entonces el equipo está informando acerca de una falla en la memoria RAM, mientras que, si lo hace cinco veces, se está manifestando un problema con el motherboard.

Mantenimiento preventivo

El mantenimiento preventivo de un equipo portátil a nivel hardware, tiene no solamente el propósito de prevenir posibles fallas de funcionamiento, sino que también cuenta con una serie de propósitos específicos que vale la pena tener presentes: evaluar las condiciones físicas actuales en las que se encuentra el equipo, conocer las características técnicas de sus componentes físicos, anticiparse a mejoras de rendimiento y soporte físico, diagnosticar futuros errores de funcionamiento en sus dispositivos, mantener el equipo limpio y libre de partículas contaminantes (esta limpieza se hace con la finalidad de retirar cualquier partícula de polvo o suciedad que pudiera hacer que los componentes físicos de una laptop dejaran de funcionar).

Para realizar un mantenimiento preventivo es necesario recurrir al desensamble del equipo portátil, por lo que será indispensable contar con herramientas que nos faciliten esa tarea.

Herramientas para mantenimiento preventivo

Las herramientas indispensables que deben utilizarse para realizar el mantenimiento preventivo a un equipo son: kit de herramientas para desensamble y ensamble, aire comprimido en aerosol (también conocido como removedor de partículas), solución antiestática, alcohol isopropílico o limpiador de circuitos y pasta térmica.

El aire comprimido sirve para remover las partículas de polvo que suelen alojarse en el interior de un equipo portátil. A menudo este aditamento suele sustituirse por un blower o soplador especial para mantenimiento de PC, aunque siempre es recomendable el uso de una lata de aire cuando se opera con dispositivos pequeños. El envase de aire comprimido, trae consigo un delgado tubo que debe colocarse sobre la boquilla de la lata para conseguir una limpieza más profunda. Es recomendable expulsar el aire a una distancia de entre 10 y 20 cm. Mantengamos siempre el envase en una posición vertical evitando agitarlo en cualquier momento.

La solución antiestática sirve para remover suciedad de las cubiertas del equipo portátil y para protegerlas de la estática. A menudo, este aditamento suele ser sustituido por toallas húmedas antiestáticas para limpiar equipos portátiles. Antes de comenzar con una limpieza, se recomienda que cualquier gel, spray o solución se coloque sobre un paño limpio. Nunca sobre el dispositivo en cuestión.

El aire comprimido en aerosol o removedor de partículas es una de las herramientas fundamentales para limpiar el interior de notebooks.

El aire comprimido en aerosol o removedor de partículas es una de las herramientas fundamentales para limpiar el interior de notebooks.

Mantenimiento del software

Además de removedores de archivos residuales y optimizadores del Registro de Windows, como el archiconocido CCleaner, existe una herramienta casi automática para eliminar aplicaciones que se ejecutan al inicio: PC Decrapifier. Es gratuita y se puede descargar desde www.pcdecrapifier.com.

El principal objetivo de PC Decrapifier es el de ser ejecutado en un equipo nuevo y de marca (ya sea portátil o de escritorio), recién adquirido, con la finalidad de realizar un examen y sugerirnos desactivar ciertas aplicaciones que cada fabricante instala en el equipo y que se lanzan al iniciar Windows, generalmente resultan inservibles para el usuario y consumen recursos: barras en el Internet Explorer, servicios de actualización o de ayuda, etc. Algunos fabricantes de equipos portátiles son expertos en saturar el Windows con aplicaciones innecesarias al inicio, lo cual demora la carga y disminuye el rendimiento de uso durante toda la sesión, al permanecer estos servicios o aplicaciones ejecutándose en segundo plano permanentemente.

PC Decrapifier se utiliza en equipos nuevos y es capaz de detectar y remover software inútil instalado por el fabricante de la notebook.

PC Decrapifier se utiliza en equipos nuevos y es capaz de detectar y remover software inútil instalado por el fabricante de la notebook.

¡Comparte esta noticia!
TAGS
 RedUSERS