Lunes, 11 de Abril de 2011

Flisol 2011: Un fin de semana donde Latinoamérica instaló software libre

El pasado sábado 9 de abril se celebró en Argentina, en simultáneo con otros países de la región, el Festival Latinoamericano de Instalación de Software Libre (FLISoL), uno de los eventos de difusión open source más importantes del mundo: RedUSERS dialogó con Hernán Saltiel, Coordinador Técnico del capítulo porteño, quien compartió sus reflexiones sobre la intensa jornada. Una primicia: el prestigioso medio de tecnología CNet estuvo siguiendo el evento con un periodista. Tal como explican en su sitio oficial, el Festival Latinoamericano de Instalación de Software Libre (FLISoL) se realiza desde el año 2005. Su principal objetivo es promover el uso del software libre, dando a conocer al público en general su filosofía, alcances, avances y desarrollo. A tal fin, las diversas comunidades locales de software libre (en cada país/ciudad/localidad), organizan simultáneamente eventos en los que se instala, de manera gratuita y totalmente legal, software libre en las computadoras que llevan los asistentes. Además, en forma paralela, se ofrecen charlas, ponencias y talleres, sobre temáticas locales, nacionales y latinoamericanas en torno al Software Libre, en toda su gama de expresiones: artística, académica, empresarial y social. En Argentina se realizaron celebraciones en 35 ciudades a lo largo y ancho del país, desde Esquel hasta San Salvador de Jujuy, pasando por Capital Federal y Mendoza, entre otras. RedUSERS dialogó con Hernán Saltiel, Coordinador Técnico de la celebración porteña que se realizó en la Universidad de Ciencias Económicas de la UBA, y que contó en su organización a miembros de Nuevo Espacio, una agrupación de estudiantes del establecimiento. – Hernán ¿cuántas máquinas participaron de esta nueva edición de FLISOLen Buenos Aires? – El balance final fueron 50 máquinas con software libre instalado de las cuales sólo se pinchó una, por lo que la relación es altamente positiva. Por fuera de la instalación de software tuvimos muy buena asistencia en charlas, tanto que las últimas charlas de la tarde fueron a sala llena. Las dos charlas que más reventaron fueron la de Linux y el usuario común, a cargo de Federico Wiemeyer y Seguridad en Linux a cargo de Matías Katz. Es más, me pasó algo muy raro, y es que vino la gente de Cnet a hacerme una entrevista, vino un tipo que no hablaba español y le di la nota en inglés…espero que me haya entendido. – A simple vista ¿qué reflexiones podés hacer sobre los resultados? – Cuando va pasando el tiempo y la gente va a festivales a instalar máquinas se dice “esto tiene que ir mermando porque cada vez es más sencillo instalar”, no es como antes que instalar Linux era un despelote. Hoy es una cuestión de hacer tres o cuatro clicks y listo. Y bueno, sucediendo esto notamos que vino mucha gente interesada en las charlas, hay mucho lugar para el desarrollo de charlas. Nos fue tan bien que tenemos pensado realizar el Solution Day, más adelante, que será un evento destinado a toda la gente que estuvo en el FLISOL y que tiene ganas de aprender aún más sobre lo que instaló y de las cosas que le puede hacer a su máquina desde que instaló software libre. Es como una segunda etapa. – ¿Cómo estuvo repartido el hardware? – La mayor parte fueron notebooks y netbooks, tres servers, y algunas desktops, habrán sido unas cinco. Por suerte no tuvimos que lamentar ningún robo de equipos. Con respecto a la distribucion de software que instalamos, te diría que el 90% fue Ubuntu y el 10% restante se lo repartieron entre Debian y una Puppy Linux. Las versiones de Ubuntu que instalamos fueron la 10.04 y algunas 10.10. – ¿Qué se hace una vez que terminan de celebrarse FLISOL en todo el país? – Lo que hacemos después de esto es recabar los datos, comparar los resultados con los años anteriores, tomar nota de las cosas que podemos mejorar, de los temas que más gustaron. – Vos te desempeñasta como Coordinador Técnico de FLISOL, ¿cuál era la tarea que debías cumplir? – Como coordinador técnico debía recibir a cada persona que se acercaba a FLISOL, entender que máquina tenía, hacer un balance rápido sobre qué sistema operativo le convenía más según sus prestaciones,  medir a ver cuánto sabia el usuario de instalaciones para poder dirigirlo a un instalador que se pueda adaptar a su necesidad. Los instaladores fueron todos de la comunidad libre y había de distintos niveles, principiantes, intermedios y avanzados. – ¿Y qué pasa cuándo un avanzado no podía resolver el problema? – Bueno, en estos casos, cuando un instalador no puede con algo pasa automáticamente como requerimiento para un instalador más avanzado y así sucesivamente. Es más. Si la cosa se ponía muy complicada, alguno llamaba a otro que sabía más por ayuda. Hubo un caso que llegaron gritando ¡Help! por un problema que tenían con una notebook. Tenía una tarjeta wifi rarísima, que no sabía de dónde había salido y nosotros queríamos que se fuera de FLISOL con todo funcionando. – Quiere decir que también ayudan a los participantes a utilizar otros tipos de software y aplicaciones para que su máquina corra lo mejor posible de acuerdo a lo que se instaló… – Exacto, además de eso configuramos todas las piezas de la máquina. – ¿Alguna curiosidad que quieras contarnos? – En esta edición vinieron unas 10 personas a que les instalemos software libre en memorias así luego iban y las instalaban en sus casas… Queridos lectores, no nos pierdan de vista porque en pocos días tendremos los resultados definitivos de FLISOL 2011 con todas las cifras de instalacióin que se registraron en Argentina. Los mantendremos informados, mientras tanto les dejamos algunas imágenes del evento.    

El pasado sábado 9 de abril se celebró en Argentina, en simultáneo con otros países de la región, el Festival Latinoamericano de Instalación de Software Libre (FLISoL), uno de los eventos de difusión open source más importantes del mundo: RedUSERS dialogó con Hernán Saltiel, Coordinador Técnico del capítulo porteño, quien compartió sus reflexiones sobre la intensa jornada. Una primicia: el prestigioso medio de tecnología CNet estuvo siguiendo el evento con un periodista.

Tal como explican en su sitio oficial, el Festival Latinoamericano de Instalación de Software Libre (FLISoL) se realiza desde el año 2005. Su principal objetivo es promover el uso del software libre, dando a conocer al público en general su filosofía, alcances, avances y desarrollo.

A tal fin, las diversas comunidades locales de software libre (en cada país/ciudad/localidad), organizan simultáneamente eventos en los que se instala, de manera gratuita y totalmente legal, software libre en las computadoras que llevan los asistentes. Además, en forma paralela, se ofrecen charlas, ponencias y talleres, sobre temáticas locales, nacionales y latinoamericanas en torno al Software Libre, en toda su gama de expresiones: artística, académica, empresarial y social.

En Argentina se realizaron celebraciones en 35 ciudades a lo largo y ancho del país, desde Esquel hasta San Salvador de Jujuy, pasando por Capital Federal y Mendoza, entre otras. RedUSERS dialogó con Hernán Saltiel, Coordinador Técnico de la celebración porteña que se realizó en la Universidad de Ciencias Económicas de la UBA, y que contó en su organización a miembros de Nuevo Espacio, una agrupación de estudiantes del establecimiento.

– Hernán ¿cuántas máquinas participaron de esta nueva edición de FLISOLen Buenos Aires?

– El balance final fueron 50 máquinas con software libre instalado de las cuales sólo se pinchó una, por lo que la relación es altamente positiva. Por fuera de la instalación de software tuvimos muy buena asistencia en charlas, tanto que las últimas charlas de la tarde fueron a sala llena. Las dos charlas que más reventaron fueron la de Linux y el usuario común, a cargo de Federico Wiemeyer y Seguridad en Linux a cargo de Matías Katz. Es más, me pasó algo muy raro, y es que vino la gente de Cnet a hacerme una entrevista, vino un tipo que no hablaba español y le di la nota en inglés…espero que me haya entendido.

– A simple vista ¿qué reflexiones podés hacer sobre los resultados?

– Cuando va pasando el tiempo y la gente va a festivales a instalar máquinas se dice “esto tiene que ir mermando porque cada vez es más sencillo instalar”, no es como antes que instalar Linux era un despelote. Hoy es una cuestión de hacer tres o cuatro clicks y listo. Y bueno, sucediendo esto notamos que vino mucha gente interesada en las charlas, hay mucho lugar para el desarrollo de charlas. Nos fue tan bien que tenemos pensado realizar el Solution Day, más adelante, que será un evento destinado a toda la gente que estuvo en el FLISOL y que tiene ganas de aprender aún más sobre lo que instaló y de las cosas que le puede hacer a su máquina desde que instaló software libre. Es como una segunda etapa.

– ¿Cómo estuvo repartido el hardware?

– La mayor parte fueron notebooks y netbooks, tres servers, y algunas desktops, habrán sido unas cinco. Por suerte no tuvimos que lamentar ningún robo de equipos. Con respecto a la distribucion de software que instalamos, te diría que el 90% fue Ubuntu y el 10% restante se lo repartieron entre Debian y una Puppy Linux. Las versiones de Ubuntu que instalamos fueron la 10.04 y algunas 10.10.

– ¿Qué se hace una vez que terminan de celebrarse FLISOL en todo el país?

– Lo que hacemos después de esto es recabar los datos, comparar los resultados con los años anteriores, tomar nota de las cosas que podemos mejorar, de los temas que más gustaron.

– Vos te desempeñasta como Coordinador Técnico de FLISOL, ¿cuál era la tarea que debías cumplir?

– Como coordinador técnico debía recibir a cada persona que se acercaba a FLISOL, entender que máquina tenía, hacer un balance rápido sobre qué sistema operativo le convenía más según sus prestaciones,  medir a ver cuánto sabia el usuario de instalaciones para poder dirigirlo a un instalador que se pueda adaptar a su necesidad. Los instaladores fueron todos de la comunidad libre y había de distintos niveles, principiantes, intermedios y avanzados.

– ¿Y qué pasa cuándo un avanzado no podía resolver el problema?

– Bueno, en estos casos, cuando un instalador no puede con algo pasa automáticamente como requerimiento para un instalador más avanzado y así sucesivamente. Es más. Si la cosa se ponía muy complicada, alguno llamaba a otro que sabía más por ayuda. Hubo un caso que llegaron gritando ¡Help! por un problema que tenían con una notebook. Tenía una tarjeta wifi rarísima, que no sabía de dónde había salido y nosotros queríamos que se fuera de FLISOL con todo funcionando.

– Quiere decir que también ayudan a los participantes a utilizar otros tipos de software y aplicaciones para que su máquina corra lo mejor posible de acuerdo a lo que se instaló…

– Exacto, además de eso configuramos todas las piezas de la máquina.

– ¿Alguna curiosidad que quieras contarnos?

– En esta edición vinieron unas 10 personas a que les instalemos software libre en memorias así luego iban y las instalaban en sus casas…

Queridos lectores, no nos pierdan de vista porque en pocos días tendremos los resultados definitivos de FLISOL 2011 con todas las cifras de instalacióin que se registraron en Argentina. Los mantendremos informados, mientras tanto les dejamos algunas imágenes del evento.

 

 

Galería de Imágenes

 Do NOT follow this link or you will be banned from the site!