Por: Andrés Fiorotto [tw: @andresfiorotto] / Sábado, 19 de Noviembre de 2011

NewSan: «Fabricamos desde el motherboard»

En una de las entrevistas más jugosas de nuestra visita, René Ceballos responde sobre la importación, fabricación o ensamblaje, los precios, abastecimiento, empleo, calidad de los productos, el problema con la falta de discos duros, servicio post-venta y más.

NewSan fue la primera fábrica que visitamos, en su planta 2. De ahí obtuvimos el informe que revela cómo producen las notebooks para Lenovo y Philco.

Pero antes de ese recorrido, subimos a las oficinas del segundo piso, donde están los encargados de llevar adelante los destinos de NewSan, y allí entablamos un cordial y muy jugoso diálogo con René Ceballos, que es el Gerente de Ingeniería de la firma.

En el diálogo hablamos de cuestiones relacionados a lo técnico, el contexto local y mundial para este tipo de emprendimientos, y por supuesto las dudas que previamente nos habían dejado los lectores para que traslademos.

Como siempre, tienen a continuación el extracto escrito de la entrevista, y la misma reflejada en video en su totalidad.

 

¿Cómo está instalada NewSan en relación a las plantas que posee en la isla? (Video 00:22)

 

Nosotros tenemos en la actualidad 5 plantas industriales, la última, montada hace poco, de 18.000 m2. En una se producen aires acondicionados; en la que estamos ahora, la tecnológica, se producen cámaras digitales, teléfonos celulares, decodificadores de TV y computadoras; y en la planta nueva se producen displays, incluyendo televisores LCD, LED y monitores para computadora.

 

¿Qué marcas son las que están fabricando en estas plantas? (Video 01:33)

 

Depende del producto, tenemos un repertorio muy amplio de marcas. La empresa NewSan es propietaria de marcas icónicas como Sanyo, Noblex, Philco y JVC. Además la compañía empezó hace unos años una expansión a través de la captura de negocios corporativos, trabajando como contract manufacturer para terceros, produciendo sus productos.

En este sentido, en lo que es LCD y LED estamos produciendo para las japonesas Sony y Panasonic. En lo que es computación hemos tomado la fabricación de Lenovo y HP, y en cámaras digitales producimos para Kodak. En teléfonos tenemos a Alcatel y en decodificadores trabajamos para DirecTV.

Nuestro portfolio está creciendo diariamente a partir del cierre de las importaciones o las dificultades para importar. Así está viniendo un nuevo prospectivo consumidor a evaluar nuestras instalaciones de fabricación, y de alguna manera eso ha empujado nuestro crecimiento.

Hace 2 años teníamos a unas 600 personas empleadas y ahora rondamos las 3.000, lo cual en el tiempo que ha sucedido es casi milagroso. Es uno de nuestros mayores orgullos: la forma en la que hemos crecido en tan poco tiempo.

 

A partir justamente de las restricciones a las importaciones, ¿están en condiciones de abastecer la demanda de los consumidores? (Video 2:52)

 

Esa es la pregunta de toda la Argentina. De pronto el consumidor vio que tenía una oferta muy baja de productos de computación (notebooks y netbooks), y el cierre de la importación generó un período donde el abastecimiento fue un poco menor y la oferta también.

Para que se den una idea, NewSan, comenzó las conversaciones con una de las principales marcas en computación por abril de 2011 y la primera computadora se embaló en agosto de 2011. Fue un tiempo récord para un proyecto, que había tenido muy pocos precedentes en nuestra compañía.

A partir de ahí empezamos un proceso de diversificación y expansión para poder alojar un mayor repertorio de productos, que es lo que está necesitando el mercado en este momento.

Estimamos para los próximos 12 meses estar produciendo unos 200 modelos diferentes de computadoras de distintas marcas, y estoy seguro que nuestros competidores tienen planes similares.

Hay un período de transición inevitable a partir del cierre de las importaciones, en el cual el mercado se va a ver desabastecido y reducido en oferta de modelos y prestaciones, pero luego de eso vamos a volver a la situación anterior con muchísimos beneficios, porque el hecho que nosotros empecemos a desarrollar localmente partes esenciales de las computadoras para su funcionamiento, nos brinda una capacidad que no teníamos cuando esos productos eran importados.

Eso nos ha dado la posibilidad de alojar en el sistema laboral a mucha gente que tenía una ocupación inferior. Ahora tenemos a unos 30 ingenieros argentinos en la planta que han desarrollado, entre otras cosas, los sistemas de testeo para las computadoras y para las partes que fabricamos a partir de los sistemas de inserción automática.

Nuestra expectativa  es que para los próximos 12 meses tengamos una situación mejor desde el punto de vista de la oferta del producto, y mucho mejor a partir del hecho que esa oferta está constituida por componentes de origen nacional, y donde hay muchísima mano de obra de Argentina, incluyendo un nivel de empleo de alta especialización.

 

Mientras esperábamos para entrar vimos por lo menos a 5 chicos dejando su CV, no sé para qué puestos, pero en ese sentido ¿qué es lo que están recibiendo y pudiendo absorber? (Video 7:05)

 

Tenemos posiciones de todo tipo en NewSan. Estamos expandiendo nuestras líneas de producción lo que requiere desde personas con una calificación básica (con la escuela secundaria es suficiente), hasta  posiciones más relevantes para profesionales de cualquier naturaleza (ingenieros mecánicos, electrónicos, de sistemas, industriales, etc.).

 

¿Hablamos de gente de acá o se han encontrado con la inmigración desde otras provincias? (Video 8:08)

 

Hemos tomado una cantidad enorme de personas que viven en Ushuaia, y hemos tomado a gente de otras ciudades porque la ciudad tiene una oferta académica muy limitada y orientada hacia otro campo que no es la industria. A partir de eso hay posiciones que no podemos cubrir localmente.

 

Volviendo a los equipos, la gran discusión es la diferencia entre ensamblar y fabricar. ¿Cuál es la diferencia si la hay? ¿Y cuáles son los proyectos parar ir incorporando producción propia de componentes básicos? (Video: 8:34)

 

Hay un mito urbano muy común sobre la Tierra del Fuego, respecto a que es un lugar donde las compañías traen algún producto totalmente listo y donde nuestra única “participación” es poner una etiqueta que diga “Fabricado en Tierra del Fuego”, meterlo en una caja y mandarlo al continente.

Yo los invito a que pasen por nuestra línea de producción. Incluso cualquiera que esté de paseo por Ushuaia puede venir a la fábrica. Nosotros tenemos un sistema de producción que está al mismo nivel del que se usa en otros lugares del mundo como China (donde se produce la mitad de lo que se vende en el mundo), Brasil o México.

Básicamente la diferencia entre ensamblar o fabricar está referida a si se produce la plaqueta desde los componentes esenciales.

Nuestro proceso comienza en una instalación muy compleja, que es la dedicada a la inserción automática, donde hay máquinas muy nuevas (sobre las que se invirtieron más de 20 millones de dólares en los últimos 2 años), que insertan miles de componentes por segundo.

A través de ese procedimiento empezamos la producción desde los componentes elementales (capacitores, resistencias, circuitos integrados, transitores, etc.).

Claro, muchos podrían pensar “pero no hacen los circuitos integrados”. La realidad es que, en el mercado moderno, los circuitos integrados se hacen en muy poquitos lugares en el mundo. Ni siquiera en lugares como China, donde la producción de computadoras es masiva, hacen los circuitos integrados.

La única justificación para que una planta fabrique circuitos integrados es tener una escala enorme, al nivel de Intel, con la que casi nadie pudo competir. AMD, que es su principal rival, es apenas una fracción de lo que ha sido Intel. Y aun así Intel ha copado al mercado de los microprocesadores destinados a las computadoras personales.

Y eso se hace en base a que Intel le vende a todo el mundo. Es prácticamente impensable que uno pudiera poner una planta para montar microprocesadores que abasteciera al volumen de consumo de la Argentina, y que además fuera un negocio sustentable.

 

O sea, ¿no vale la pena ponerse a fabricar el procesador si lo único que va a hacer es abastecer a la propia planta y no exportar al nivel de Intel? (Video 12:07)

 

Correcto. La inversión para montar una planta de microprocesadores es multimillonaria, y como tal no tendría sentido si el mercado que abasteciera fuera Argentina.

A partir de este crecimiento que Argentina está teniendo, y de la instalación de más productos en las plantas industriales, porque ustedes saben que hasta el cierre de las importaciones los productos se hacían en China, NewSan, que es solamente una de las empresas de la Tierra del Fuego, pasa de 600 a 3.000 personas en todas sus líneas de montaje.

Eso quiere decir que ha habido un crecimiento del empleo proporcional a la cantidad de productos que estamos produciendo. Y el gobierno ha tenido, a mi juicio, un buen plan de incorporación progresiva de productos que tienen que pasar a ser nacionales.

Por ejemplo, la caja de cartón en la que se embala la computadora, que uno puede pensar que no tiene nada de especial, tiene que ser nacional. Eso traslada la inversión a otro fabricante. Lo mismo pasa con las almohadillas de embalaje, manuales de usuario, el armado completo de la placa y en un futuro serán algunos plásticos.

 

¿Ustedes están fabricando el motherboard en este momento? (Video 13:47)

 

Correcto. Ustedes saben que el gobierno ha impulsado un plan llamado Conectar Igualdad, para el cual se ha licitado la entrega de computadoras, y NewSan ha sido beneficiado con el abastecimiento de más de 200.000 computadoras. A esas computadoras, las fabricamos con el motherboard completo.

Hay otras computadoras en las cuales tenemos un período de gracia -de adaptación- de 4 meses, hasta que llegue e instalemos la maquinaria que hemos comprado para esto. Hasta entonces podemos traer el motherboard armado, pero pasado ese período toda la placa tiene que ser armada completamente en Tierra del Fuego.

 

Que se fabrique acá, ¿es sinónimo de que el costo debe ser inferior al de un producto importado? (Video 14:47)

 

El precio de un producto está sujeto a distintos componentes que están totalmente ligados a de dónde viene el producto. Por ejemplo: el combustible es un producto que se vende en las estaciones de servicio, y lo que paga el cliente es mayormente de impuestos.

La ecuación para importar o producir en Tierra del Fuego es compleja. Cuando yo importo, el principal componente que se agrega al costo son los derechos de importación, que son una decisión del gobierno.

Cuando se produce acá, las empresas están exentas de los derechos de importación, pero como contrapartida pagan el flete a Ushuaia de toda la materia prima, y el flete desde Ushuaia al centro de consumo que es Buenos Aires mayoritariamente.

Además de eso hay que pagar la mano de obra, con sueldos más altos que en el continente, y adicionalmente se agregan las inversiones que hay que hacer para producir.

La ecuación es muy fina entre los dos escenarios, pero a través de la solicitud de licencia que un presunto importador debería hacerle al gobierno, hay una leve ventaja hacia producir en Tierra del Fuego.

En el mediano plazo el consumidor no va a percibir una diferente estructura en el precio de un producto fabricado acá respecto a lo importado.

 

Respecto a las noticias relacionadas a las inundaciones que afectaron a la producción de discos duros de Seagate y Western Digital. ¿Los ha puesto en algún tipo de alerta? (Video 16:46)

 

La producción de comodities en el mundo tiene episodios como éstos muy frecuentemente. No es la primera vez que ocurre. De hecho lo que pasó en Fukushima (Japón) nos dejó en una situación crítica, no porque nos afecte a un bien directo como el disco duro, sino porque en una de esas plantas se producía la memoria cache que llevan esas unidades, y por lo tanto la planta de discos no podía producir.

Y en este caso de alguna manera nos impacta igualmente. Todo esto termina impactando en el mercado. No necesariamente desde el abastecimiento, ya que nosotros estamos consiguiendo, sino en el precio. Cuando un bien es escaso, la ley de la oferta y la demanda lo pone arriba.

 

En cuando soporte técnico post-venta, ¿cómo se van a manejar en el marco de este escenario de fabricación en el sur? (Video 17:58)

 

De eso te puedo contestar sólo lo que pienso. No es mi especialidad y además nosotros producimos para clientes donde nuestra relación comercial es con la marca, y no con el usuario final.

Cada una de estas empresas tiene su propio servicio post-venta, con lo que no tenemos una manera homogénea a partir de la cual la planta pueda asistir directamente a los consumidores.

Lo que sí las marcas cuentan con nuestro apoyo al momento de hacer un debugging de un producto que funcione mal o de conseguir un repuesto específico.

 

Pero más allá de esto, ¿ustedes tienen stock de partes que sirvan como repuesto? (Video: 18:47)

 

Sí. Los repuestos son una parte del desarrollo de un negocio. El servicio post-venta hace una reserva para proveer de repuestos. Además las compañías importan directamente a Buenos Aires los repuestos para atender a los productos que estamos produciendo acá.

 

El video con la entrevista completa

Últimos lanzamientos Ver más

 Do NOT follow this link or you will be banned from the site!