Por: Andrés Fiorotto [tw: @andresfiorotto] / Miércoles, 16 de Noviembre de 2011

BGH responde todo sobre la fabricación en Tierra del Fuego

Llega la segunda entrevista de nuestra investigación en Tierra del Fuego, ahora con Jorge Méndez como protagonista, subgerente de planta de BGH.

Luego de nuestro paso por Ushuaia y traslado a la ciudad de Río Grande, la primera planta que visitamos allí fue la de BGH. Con un clima mucho más frío, y una llanura castigada permanentemente por el viento, son cientos los trabajadores que se congregan sobre la avenida Malvinas Argentinas, que aloja a la mayoría de estas industrias. De hecho, entre BHG y Brightstar hay apenas metros de distancia. Una división de terreno absorbente separa a ambos carriles de la avenida, y allí se pueden ver casi apilados a los vehículos que transportan a los empleados de cada una de las fábricas.

Este es el frente de la planta de BGH, reconstruida desde cero a partir de un incendio que en 2007 arrasó con todo

El terreno divisorio entre los carriles de la avenida Malvinas Argentinas suele estar atestado de autos frente a cada planta

La actividad inmobiliaria alrededor de la planta es más que importante.

Una vez dentro nos recibió Jorge Méndez, que además de ser el subgerente de la planta es uno de los ciudadanos que más conoce a Río Grande, luego de muchísimos años de residencia. También es uno de los que más conoce a la empresa, ya que fue testigo de las más variadas etapas, incluyendo la del incendio que arrasó con toda su infraestructura.

Jorge nos invitó a su oficina para tener una charla para evacuar todas las dudas que llevamos a cada una de las empresas, y contarnos cuestiones puntuales relacionadas a BGH.

En una segunda parte dedicada a esta misma firma, Jorge nos acompañó para mostrarnos todas las líneas de fabricación con las que cuentan. Pero antes, veamos qué tenía para responder en relación a nuestros planteos, cosa que volcamos tanto en texto como en video.

 

Antes que nada queríamos agradecerte por el tiempo que nos dedicas a la gente de RedUSERS para conocer exactamente qué se está haciendo en estas plantas. (Video 00:54)

 

Estoy realmente muy contento que estén acá. Me parece muy importante que lleguen a la zona para entender qué es lo que se está haciendo y desmitificar un poco algunos comentarios que siempre rondan en los foros y en las publicaciones respecto a qué se hace en la Tierra del Fuego.

Nosotros estamos desarrollando un polo tecnológico que empezó en 1979, cuando las primeras fábricas se construyeron a partir de la ley 19.640 que fue generada en 1972, aunque recién en el ´79 se puso en marcha.

Siempre se trató de que la mano de obra fuese argentina, o sea, consolidar el arraigo de personas en Tierra del Fuego. Eso dio sus resultados, porque Río Grande tenía por entonces 15.000 habitantes y Ushuaia unos 7.500; y hoy en día ambas ciudades rondan los 100.000.

Pero si nos enfocamos en las industrias, hoy por ejemplo BGH está trabajando con lo último en tecnología a nivel mundial y estamos produciendo computadoras, celulares, decodificadores digitales, monitores, cocinas microondas, LCD y televisores CRT. Estamos fabricando esos productos al mismo nivel de lo que se hace en países como Corea.

Me refiero a partir de la fabricación de la placa main o de la placa display, como veremos en la inserción automática, lo que supone una fuerte inversión y capacitación del personal para la inserción automática, manual y ensamble. Vamos a ser los mejores y a tener lo último en tecnología.

 

¿Quisiéramos saber qué postura tienen a esta discusión entre fabricación y ensamblaje? ¿Por qué, por ejemplo, un CPU no se puede fabricar acá? (Video 03:59)

 

Nosotros estamos fabricando las notebooks a partir de un circuito impreso absolutamente limpio –sin sus componentes, que son insertados en la propia fábrica-, haciendo una fuerte inversión para poder hacerlo de esta manera. Y la producción final de la máquina se hace exactamente igual a cualquier otra parte del mundo.

No hay forma de que seas productor de todos y cada uno de los componentes, y no hablo sólo de computadoras, sino también de ejemplos como celulares o aires acondicionados.

Por ejemplo, hay una planta Samsung en Corea que fabrica recibiendo distintos materiales de distintos proveedores, con la diferencia que ellos los tienen a 10 Km y nosotros los tenemos a 10.000 Km.

Pero el ensamble es otra cosa. Es el armado de piezas. Nosotros producimos porque salimos del cero de la placa, y es una condición primaria de cumplimiento de la ley 19.640.

 

Hablando con otros gerentes, nos comentaban que uno de los problemas respecto a fabricar componentes como el CPU es que se debería tener un nivel de exportación de ese chip enorme, ya que comercialmente es inviable fabricar un CPU para destinarlo a sólo la producción de una fábrica. (Video 5:50)

 

Es lo que pasa con el proceso de celulares. Hay muy pocas plantas en el mundo que fabrican placas de celulares. Por su dinámica, considerando que son equipos que duran 2 o 3 meses en el mercado, y por el volumen de venta que tendríamos en países como Argentina o Brasil, sería imposible fabricar ese tipo de placas.

Por eso, el único producto que está autorizado a entrar con su placa armada, o sea un SKD -que es un semi-desarmado-, es el celular. Esto regido por Industria de la Nación y la Comisión Aduanera Especial, que son los que controlan en Tierra del Fuego.

El resto tiene que estar completamente desarmado y la producción de la unidad debe empezar por una placa completamente limpia.

En esta línea entran placas totalmente limpias, y salen con cientos de componentes insertados y soldados, tanto a partir de procesos manuales como automáticos

 

Fuera de cámara hablamos de una situación muy traumática que fue el incendio de 2007. ¿Por qué no me cuenta esa historia y cómo están trabajando ahora luego de haber perdido casi toda la planta? (Video 7:20)

 

Nosotros teníamos en este mismo sitio unos 18.000 metros cuadrados que se incendiaron completamente a fines de julio de 2007 con todo lo que había adentro. Fue una noche muy compleja y dura afuera de la planta. Quienes vivimos eso la pasamos muy mal, aunque a las 8 de la mañana tuvimos la primera decisión del directorio que fue la de empezar de manera inmediata a fabricar a través de otras plantas con los acuerdos que pudiéramos lograr, además de sacar los escombros y fabricar la planta actual.

Hemos pasado un momento muy duro, pero no todos tienen la posibilidad de inaugurar una planta nueva en su vida laboral y esto también fue muy importante. Tuvimos muchísimo apoyo del personal de planta y de la ciudadanía.

A los 15 días del incendio estábamos sacando la primera cocina microondas en una planta prestada, y a partir de ahí seguimos trabajando hasta que en 2010 pudimos empezar a volver a la planta nueva, que tiene 2 niveles con un total de 30.000 metros cuadrados.

En esta planta hay 5 líneas de aire acondicionado, 5 líneas de electrónica, 5 líneas de inserción manual y líneas de inserción automática. Trabajamos con 3 operadores de celulares. Para Motorola tenemos 4 líneas de producción y para Sony Ericsson 3 líneas de producción. A su vez dedicamos 1 línea de producción a ZTE y ahora se agrega Huawei con otra línea.

A la vez tenemos 2 líneas para la producción de notebooks o netbooks, que son las de Positivo BGH.

Hemos creado entonces, a partir de ese tocar fondo, una planta con un altísimo nivel de tecnología, y lo que en un principio parecía un edificio enorme ahora nos está quedando chico y por eso estamos armando una nave contigua de 12.600 metros cuadrados, con lo que nos vamos a 42.600 metros cuadrados cubiertos.

 

También nos comentaba que a partir de esa situación, toda la maquinaria se tuvo que comprar nueva. (Video 11:19)

 

Absolutamente. No hay máquinas o líneas que tengan más de 3 años. Algunas fueron compradas hace escasos 6 o 7 meses.

 

Otro punto discutido es el relacionado al abastecimiento en relación a la demanda argentina, sobre todo a partir de la restricción a las importaciones que los pone en un lugar estratégico en el sentido de proveerles a las personas una notebook o una netbook, que son más que nada los componentes que dejaron de importarse. (Video 11:49)

 

La capacidad de la planta está siendo revisada todos los días en función de los nuevos negocios. Pero es una capacidad importante que nos ha permitido, en el caso de notebooks, netbooks y celulares, aportar la cantidad necesaria de productos que se requerían para casos como el plan Conectar Igualdad o para el consumo interno.

Tené en cuenta que en celulares tenemos un mercado que ronda las 11 millones de unidades, y las plantas de Tierra del Fuego van a estar produciendo unos 8 millones de equipos en el año, lo que significa una fuerte decisión y compromiso de cumplir con el abastecimiento interno.

Para esto se evalúan todos los días las inversiones que hay que hacer. De hecho, hoy estamos evaluando una nueva inversión en máquinas de inserción automática, para justamente poder sostener las nuevas producciones que se vienen, como son más monitores de Samsung, más decodificadores y más notebooks.

Eso ha sido sostenido desde que empezamos la planta nueva, pero obviamente con una escala mucho mayor desde que empezamos con esta explosión del polo tecnológico.

 

Pero en este momento, ¿en qué etapa están en cuanto al abastecimiento? ¿Ya pueden cubrir todas las necesidades? (Video 14:17)

 

Estamos cumpliendo muy bien los planes comerciales y la planta está entregando lo que comercial ha definido en ventas. Las capacidades están en la planta y estamos cubriendo los pedidos.

Pero hay planes que van más allá y sobre eso estamos trabajando para nuevas inversiones.

 

Dos preguntas en una: ¿es la calidad de sus productos la misma de los que venían importados? Y por otro lado, ¿es el hecho que se fabrique nacional sinónimo de que deba ser más barato el producto? (Video 15:17)

 

Para la primera la respuesta es taxativa: SI. Nosotros tenemos niveles de aprobación a nivel mundial de Sony Ericsson, Motorola y Samsung. Y es destacable comentar que cada una de estas empresas, que son muy exigentes en cuando a la calidad de sus productos, le hacen muy bien no sólo a la Tierra del Fuego, sino también a la Argentina, porque hacen también una transferencia de conocimiento que le permite a la planta incorporar mucho know-how. Nosotros estamos siguiendo los lineamientos de empresas con un alto nivel de calidad en el mundo, y los estamos cumpliendo.

En cuanto a los precios nunca me puse a pensar por qué debería ser más barato. Lo que creo sí es que se habló y se hicieron muchos comentarios de que iban a ser mucho más caros, y eso es una realidad que no es cierta.

La realidad dice que estamos en precios competitivos a nivel internacional, en el caso de celulares y notebooks.

Por otro lado, la mano de obra en Tierra del Fuego tiene un valor importante. Los traslados por tierra, aire y mar, considerando que estamos en la parte más austral del mundo, tienen mayores costos que en la parte continental.

La realidad es que no han aumentado de valor los productos, y eso ha echado por tierra muchos comentarios que decían ser ciertos con estudios que la verdad no sé de dónde salieron.

En la entrada de la planta se puede apreciar una pizarra con los precios finales de cada producto que ahí se fabrica.

En lo que tiene que ver a los servicios post-venta y el abastecimiento de repuestos, ¿cómo se manejan? (Video 18:10)

 

Eso no es algo que maneje la planta, pero te aclaro que BGH tiene más de 100 años de actividad en el rubro y tiene una política de servicio de post-venta y una red de servicios enorme.

Entiendo, por la política de la compañía, que ese servicio post-venta está debidamente asegurado con repuestos y mano de obra, como corresponde.

 

La entrevista completa con Jorge Mendez

Galería de Imágenes

 Do NOT follow this link or you will be banned from the site!