Martes, 6 de Febrero de 2018

SpaceX lanzó por primera vez el Falcon Heavy, el cohete más poderoso del mundo

El misión de prueba logró aterrizar con éxito los dos cohetes aceleradores y poner en órbita un Tesla Roadster.

Este martes, SpaceX logró un nuevo hito al lanzar con éxito su cohete Falcon Heavy al espacio. La firma de Elon Musk, que planea ser la primera en llegar a Marte, transportó hasta una órbita cercana al planea rojo un Tesla Roadster en lo que fue su primer vuelo de ensayo, luego de meses de ardua preparación.

El bólido de 70 metros de alto y 64 toneladas (el más poderoso fabricado hasta la fecha) despegó desde el Centro Espacial Kennedy ante la mirada de cientos  de personas que se acercaron para ver de cerca el que ya es considerado el lanzamiento más importante del siglo XXI. Para dar cuenta de su envergadura, solo basta con ver su plataforma de eyección 39A, la misma desde la que fueron lanzados los cohetes del programa Apolo y el primer transbordador de la NASA en 1981. Al respecto, el Falcon Heavy es el cohete con mayor capacidad de carga desde el Saturn V, que se hizo en las misiones del programa Apolo, incluido el Apolo 11.

La nave de SpaceX consta de tres cohetes Falcon; los dos ubicados en los laterales funcionan como aceleradores y, al igual que el Saturn V, se separan durante el trayecto para que el cohete central siga su camino. En el lanzamiento efectuado en la tarde del martes, ambas unidades se despegaron a los dos minutos y medio del despegue, tal como había sido planeado, para luego regresar intactos a una plataforma en Cabo Cañaveral.

Respecto al cohete central, Elon Musk confirmó que no aterrizó donde estaba planeado y aclaró que todavía están estudiando el problema. Aparentemente, la unidad se quedó sin propelente, lo que impidió que se ralentizara lo necesario para el aterrizaje. Debido a eso, habría golpeado el océano a más de 450Km/h, a unos 100 metros del barco encargado de recibirla.

Aun con este traspié, la misión fue considerada un verdadero éxito, ya que los dos cohetes aceleradores retornaron sin problemas a Tierra para poder ser reutilizados y el Tesla Roadster equipado con un maniquí una grabación de Starman de David Bowie fue posado con éxito en la órbita programada.

Musk había adelantado que se consideraría satisfecho si el Falcon Heavy despegaba con éxito de la plataforma de lanzamiento “y no la hace estallar en mil pedazos”. Afortunadamente, el cohete con el que buscar ser el pionero en la conquista del espacio, cumplió con creces.

Vía: ElPaís, TheVerge, Engagdet

Últimos lanzamientos Ver más