MAR, 6 / JUL / 2021

El autopiloto es un dolor de cabeza para Tesla

Hace poco Elon Musk tuvo que admitir que desarrollar un sistema de manejo automatizado era una tarea compleja. Los accidentes en los que estuvo involucrado la tecnología de autopiloto de la compañía han producido varias investigaciones y demandas legales.

Tesla enfrenta problemas cada vez más grandes a nivel judicial. En el centro de todos está su sistema de automatización para el manejo de sus vehículos.

Las autoridades de la Administración Nacional para la Seguridad en el Tráfico en las Carreteras tiene más de 20 investigaciones activas relacionadas con el autopiloto de Tesla.

Desde 2016 se han registrado por lo menos tres muertes de conductores relacionadas con un fallo del sistema de autopiloto para detectar obstáculos en el camino. Esta cifra llega a 10, en 8 accidentes, cuando se considera todas las personas involucradas en los mismos.

Tesla sin conductor choca contra un árbol y se prende fuego

Un problema de términos

Ya en otra ocasión hemos comentado que Tesla tiene un problema de seguridad y uno de lenguaje. El término autopiloto es reservado por la mayoría de las empresas para un sistema desarrollado a tal punto en que un vehículo puede manejarse de una forma autónoma, sin asistencia humana.

Tesla utiliza el término para un nivel de automatización mucho menor que puede catalogarse como de asistencia al conductor.

Respuestas

Ante los señalamientos y críticas, los ejecutivos de Tesla han descargado la responsabilidad sobre los conductores. Hay algo de razón en esto, los conductores de los accidentes a menudo han actuado de forma irresponsable.

Aún los que no se han accidentado a menudo demuestran comportamientos temerarios.

Según Tesla los conductores deberían mantener las manos sobre el volante y estar atentos para tomar el control en caso de que el sistema tenga problemas.

Sin embargo las autoridades han apuntado que el sistema implementado por Tesla carece de los resguardos necesarios para prevenir el mal uso por parte de los conductores. En comparación, los sistema de General Motors y Ford registran el comportamiento de los conductores y si estos apartan la mirada del camino ofrecen advertencias y se apagan.

Uno de los ingenieros de Consumer Reports fue capaz de encender el autopiloto en su Tesla y sentarse luego en el asiento trasera mientras el automovil seguía su curso. Sabemos que esto es posible también gracias a la imprudencia de ciertos aficionados a esta tecnología.

Arrestan a un hombre por conducir su Tesla desde el asiento trasero

En Junio las autoridades comenzaron a exigir a las empresas que reporten los accidentes vinculados a sus sistemas de automatización. Tesla ha presentado sus propias estadísticas como defensa, ahora está obligada a realizarlo y con mayor detalle.

Mientras tanto las demandas contra la empresa ha comenzado a acumularse.

¡Comparte esta noticia!
 RedUSERS