LUN, 5 / JUL / 2021

Branson se suma a la carrera espacial de los billonarios

Bezos había anunciado su participación en un vuelo de prueba el 20 de julio, Brason participará de una aventura similar el 11 del mismo mes. Mientras tanto, Elon Musk sueña con vivir en Marte.

A mitad del siglo XX el mundo fue testigo de la carrera espacial entre las dos superpotencias, Estados Unidos y la Unión Soviética.

Estamos en las primeras décadas del siglo XXI y las ansias por la exploración espacial parecen haber mermado un poco. Quizás porque no existe el mismo nivel de tensión política, la NASA y la Roscosmos han mantenido un acuerdo de cooperación durante años a pesar de los gobiernos.

El siglo XXI se caracteriza por la aparición de las compañías aeroespaciales privadas.

El primero en el espacio

Space X, de Elon Musk, le sacó ventaja a la empresa Blue Origin, de Jeff Bezos, al obtener preferencia en los contratos para la siguiente misión tripulada de la NASA a la luna. Sin embargo Bezos obtuvo una victoria simbólica muy importante al anunciar que sería parte de uno de los vuelos de prueba de la aeronave de su empresa.

Bezos será parte del primer viaje tripulado de Blue Origin

Algunas personas han señalado que es una buena oportunidad para que Bezos se quede en el espacio de forma indefinida, pero esa es otra historia.

Más doloroso para Bezos puede ser el hecho de que otro billonario, Richard Branson, dueño de Virgin Galactics, ha anunciado que será parte de un buelo de prueba el 11 de Julio. Unos nueve días antes que el vuelo planificado por Bezos.

Branson señaló sobre el vuelo: “Como fundador de Virgin Galactic estoy muy orgulloso de la tripulación de la misión, los especialistas y los pilotos a mi lado para este vuelo al espacio. Siempre he sido un soñador. Mi madre me enseño a no rendirme y alcanzar las estrellas”.

Definiciones y egos

Virgin Galactics utililza la demarcación de la Agencia Federal de Aviación de los Estados Unidos para señalar que una altura de 80 kilometros supone un vuelo espacial. Blu Origin se basa en la determinación internacional que señala que el punto de inicio son los 100 kilómetros.

Por dicha razón el CEO de Blue Origin ha apuntado que se trata de experiencias muy diferentes.

¡Comparte esta noticia!
 RedUSERS